Diario y Radio U Chile

Año XII, 19 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Coronavirus y protestas en Chile: ¿excusa del Gobierno para nuevas restricciones?

La alerta sanitaria entrega la facultad de suspender clases y reuniones masivas de ser necesario, lo que podría sepultar las diversas convocatorias organizadas para marzo. Los gremios del sector pidieron al Gobierno "no caer en la tentación" de resolver, a través de un problema de salud pública, otro que es meramente político.

Tomás González F.

  Martes 11 de febrero 2020 18:26 hrs. 
CORONAVIRUS DE CHINA





El sábado recién pasado, y ante la amenaza de una posible entrada al país del coronavirus de China, el Gobierno decretó una alerta sanitaria a lo largo de todo Chile entregándole facultades especiales a los seremis de Salud de cada región para que, en conjunto con otros organismos estatales, coordinen acciones en pos de dar una respuesta pronta ante un eventual caso confirmado de contagio en el territorio nacional.

Una alerta sanitaria que podría prolongarse hasta por 12 meses y que la ministra (s) de Salud, Paula Daza, detalló en profundidad este lunes, generando reacciones divididas entre los gremios y organizaciones de la Salud Pública. Y es que entre las facultades que otorga la medida, está la de, en caso de ser necesario, suspender clases en establecimientos educacionales o prohibir eventos en donde pueda haber altas concentraciones de personas, como lo son las marchas y manifestaciones en la vía pública.

En conversación con CNN Chile, Daza explicó que, debido a la gravedad de una epidemia que ya generó la declaración de emergencia sanitaria por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una medida que, como Ministerio, estarían dispuestos a tomar, pese a las diversas convocatorias organizadas para marzo.

“Esperamos que no nos llegue una situación crítica, pero si así fuera necesario y vemos que esta situación puede producir un riesgo para la salud de las personas, (…) todas esas medidas, en caso de que sea necesario, se van a tomar”, aseguró la ministra (s) de Salud.

El Gobierno, a través del Ministerio de Salud, emitió este sábado el decreto con el que entra en vigencia la alerta sanitaria que entrega facultades a los Seremis para coordinar acciones de prevención en torno al nuevo coronavirus de China. Foto: Ministerio de Salud.

El Gobierno, a través del Ministerio de Salud, emitió este sábado el decreto con el que entra en vigencia la alerta sanitaria que entrega facultades a los Seremis para coordinar acciones de prevención en torno al nuevo coronavirus de China. Foto: Ministerio de Salud.

“Porque aquí es muy importante decir que el Ministerio de Salud tiene que velar por la salud pública de las personas y tiene que, de alguna manera, garantizar, tomar las medidas preventivas y de controles, para que una epidemia no se propague”, agregó Daza.

Esta situación no dejó indiferentes a las organizaciones y gremios de la salud, desde donde valoraron la decisión del Gobierno de decretar la alerta sanitaria como medida de prevención, pero se manifestaron preocupados por un eventual aprovechamiento político del pánico causado por la enfermedad.

Fue el caso de la Confederación Nacional de Salud Municipal (CONFUSAM), desde donde hicieron un llamado al Gobierno a evitar caer en esa tentación, sobre todo ante la posibilidad que deslizó la subsecretaria Daza. Fue su vicepresidente nacional, Esteban Maturana, quien manifestó la preocupación de la agrupación frente a un intento del Ejecutivo por resolver un problema político, a través de la salud pública.

“Obviamente que el Gobierno, que no ha tenido la capacidad de responder políticamente a un problema político, podría fácilmente caer en la tentación de argumentar el problema de salud pública para que se genere un Estado de Sitio virtual, evitando las manifestaciones”, sostuvo Maturana.

Desde los gremios y organizaciones de la Salud Pública han manifestado su preocupación frente a las facultades que le otorga el decreto a las autoridades sanitarias, pudiendo incluso suspender clases y manifestaciones masivas. Foto: Sitio FENPRUSS.

Desde los gremios y organizaciones de la Salud Pública han manifestado su preocupación frente a las facultades que le otorga el decreto a las autoridades sanitarias, pudiendo incluso suspender clases y manifestaciones masivas. Foto: Sitio FENPRUSS.

“Queremos llamar al Gobierno a no ceder a esa tentación. Están dadas todas las condiciones para que nuevamente la movilización social, que no ha bajado, se siga manteniendo durante marzo”, añadió el vicepresidente de la CONFUSAM.

Y así también lo manifestaron desde la Confederación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (FENPRUSS), desde donde enfatizaron en que lo principal hoy es llamar a la calma y seguir los canales oficiales de información para generar un clima de prevención más que de agitación.

Sobre los dichos de la ministra (s) respecto de la posibilidad de prohibir manifestaciones, el presidente de la FENPRUSS, Aldo Santibáñez, señaló que debiesen ser otras las prioridades y que, de ser necesario, son otras las medidas que se deberían tomar.

Me parece que no corresponde hacer un llamado de esa naturaleza, puesto que otras actividades siguen desarrollándose normalmente. Por ejemplo, si seguimos las orientaciones de la subsecretaria (Daza), el aeropuerto hoy día debiéramos cerrarlo o suspender los eventos musicales y deportivos”, aseguró Santibáñez.

“Lo que aquí hay que hacer es redoblar los esfuerzos por llamar a la población a mantener la calma, a seguir la información que emana desde el Ministerio en materia de prevención y decirle a la ciudadanía que la red de salud pública está preparada para enfrentar estos eventos”, indicó el dirigente de la FENPRUSS.

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, de los más de 43 mil contagios que se han registrado a la fecha, 1.018 han terminado en fallecimientos. Es decir, tiene una tasa de letalidad del 2,36 por ciento. Foto referencial: Agencia UNO.

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, de los más de 43 mil contagios que se han registrado a la fecha, 1.018 han terminado en fallecimientos. Es decir, tiene una tasa de letalidad del 2,36 por ciento. Foto referencial: Agencia UNO.

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, de los más de 43 mil contagios que se han registrado a la fecha, 1.018 han terminado en fallecimientos. Es decir, tiene una tasa de letalidad del 2,36 por ciento. Por otra parte, hasta el momento se han registrado 4.190 casos de personas contagiadas que han superado la enfermedad, por lo que la tasa de recuperación casi alcanza el diez por ciento.

Es por esto que, para algunos expertos, el mayor problema no solo tiene que ver con la propagación del virus propiamente tal, sino que también con la propagación de un clima de histeria colectiva que poco aporta a la prevención de éste. En ese sentido, el llamado ha sido claro: no caer en el pánico y mantenerse informado a través de los canales oficiales que ha dispuesto tanto la OMS como el Ministerio de Salud.

En tanto, a nivel internacional, los ministros de Salud europeos se reunirán este jueves para coordinar medidas en torno a los casos confirmados en ese continente, mientras que la OMS reunirá este martes y miércoles en Ginebra a un grupo de más de 400 científicos expertos que evaluarán diversos medios para luchar contra la epidemia, concentrándose sobre todo en su transmisión y en los tratamientos posibles.

Además, un grupo de investigadores del Imperial College de Londres ya se encuentra haciendo pruebas con ratones para crear una vacuna contra el nuevo coronavirus, antídoto que, según se confirmó este martes, podría estar disponible en un plazo de 18 meses.

* Foto en portada: RFI.