Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Trump declara emergencia en Estados Unidos por pandemia del coronavirus

Estados Unidos superó este viernes los 1700 casos de infección con el nuevo coronavirus, que dejaba 40 muertos, según la Universidad Americana Johns Hopkins. Donald Trump anunció que declara el estado de emergencia. El presidente estadounidense estrechó la mano de varios asistentes al anuncio en la Casa Blanca, a pesar de las recomendaciones de no hacerlo como medida para evitar el contagio.

RFI

  Sábado 14 de marzo 2020 10:15 hrs. 
TRUMP EMERGENCIA





La emergencia nacional decretada por el presidente Trump desbloquea hasta 50.000 millones de dólares para que los gobiernos locales sean más efectivos en la lucha contra la pandemia. A la vez, Trump autoriza el levantamiento de las regulaciones federales existentes para proporcionar al personal médico alrededor del país la flexibilidad necesaria para tratar a los pacientes del Covid-19 de la manera que crean más oportuna.

Las medidas, drásticas y reservadas a periodos de excepción, incluyen la creación de una asociación público-privado para aumentar la capacidad de efectuar pruebas sobre pacientes y elevarla a entre 15.000 y 20.000 por día. Una medida encaminada a reducir las críticas recibidas por la Casa Blanca por su lentitud en promover pruebas médicas contra el virus semanas atrás.

Por cierto que Trump ha respondido con displicencia que más pronto que tarde se someterá a una prueba él mismo, después de menospreciar las preguntas que le recordaban que compartió espacio recientemente con un contaminado asesor del presidente brasileño Bolsonaro.

 Trump también ha anunciado el levantamiento temporal de los intereses aplicados sobre la multimillonaria deuda contraída por los universitarios del país. Y en el plano estratégico el presidente ha adelantado que Washington comprará grandes cantidades de petróleo para garantizar las reservas estratégicas de crudo.

“Nunca había visto este caos”

Horas antes del anuncio de Trump, ya los norteamericanos comenzaban a vivir una angustia general: cierre de lugares públicos, compras nerviosas y un ambiente de tensión.

“Han cerrado todos los lugares de entretenimiento: los teatros, Broadway, los eventos deportivos. El impacto más grandes es en los supermercados que no se dan abasto. A cualquier hora que vayas, incluso en los supermercados que funcionan las 24 horas, vas a las las 2 o a las 3 de la mañana y hay colas y más colas. Hoy fui al supermercado al que siempre voy y no se podía ni caminar, uno no se podía ni mover. La gente está desesperada comprando papel toilette y toallitas de cocina. Nunca había visto algo tan caótico”, dice a RFI Gladys Sandoval, venezolana-estadounidense habitante de Nueva York.

“En la calle se ve muchísima menos gente. Es increíble que, en Nueva York, con la temperatura que está haciendo…. se ve poquitica gente en la calle”, concluye.