Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Coronavirus: Otro golpe al mundo de la música clásica

Decenas de miles de espectadores asistirían durante las próximas semanas a conciertos que han sido suspendidos por la emergencia del Covid-19. Las plataformas digitales aparecen como alternativa para un sector ya afectado por las postergaciones desde el año pasado.  

Rodrigo Alarcón L.

  Miércoles 18 de marzo 2020 16:58 hrs. 
orquesta Caupolicán_2



Dos conciertos tenía la Orquesta Sinfónica Nacional para marzo e inicios de abril en el Teatro Caupolicán, además de presentaciones en el Parque Araucano, el teatro Corpartes y la Universidad Santa María, en Valparaíso. Según las estimaciones del Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile (CEAC), del cual depende la agrupación, unas 20 mil personas asistirían a esos eventos, todos cancelados debido a la emergencia que el coronavirus ha provocado en Chile.

Esos espectadores ahora deben pedir el reembolso de las entradas que habían adquirido, a quienes se suman los que pretendían asistir a las funciones que el Ballet Nacional Chileno (Banch) haría en el Teatro Municipal de Las Condes, también suspendidas. Y por si fuera poco, el Teatro Universidad de Chile, la casa de ambos elencos, lleva meses cerrado: primero fue sometido a una remodelación y luego no ha reabierto sus puertas, ante las manifestaciones que se han producido desde octubre de 2019 en el sector de Plaza Baquedano.

El caso refleja las dificultades que el Covid-19 ha planteado al mundo de la música clásica, ya golpeado por suspensiones y postergaciones desde el año pasado. “Vamos a ir evaluando cómo se desarrolla el tema”, admite Diego Matte, director del CEAC, ante un contexto en el que domina la incertidumbre. “La idea es retomar en la medida de lo posible aquellos conciertos que ya salieron a la venta y evaluar el resto de la temporada, porque esto también impacta a los artistas extranjeros que teníamos invitados. Si no pueden venir, hay que replantear los conciertos”, explica.

Matte va más allá: “Quiero hacer un llamado al ministerio de las Culturas, para que tengan presente que llevamos casi un año con el teatro cerrado, sin generar ingresos, y hemos tratado de sobrevivir por nuestros propios medios, pero en este punto ya se hace algo crítico”.

“Es importante que se entienda que esta es la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile. No es de un grupo o de la universidad, es del país, igual que el Ballet Nacional, por lo que sería importante tener algún contacto. Vamos a iniciar gestiones para solicitar apoyo”, anticipa.

La Sinfónica interpretaría la Novena Sinfonía de Beethoven y el Réquiem de Mozart en el Caupolicán. Foto: Patricio Melo / CEAC.

La Sinfónica interpretaría la Novena Sinfonía de Beethoven y el Réquiem de Mozart en el Caupolicán. Foto: Patricio Melo / CEAC.

Por ahora, el CEAC ha apuntado sus esfuerzos a las plataformas digitales, reforzando su canal de televisión en línea, en la que se exhiben conciertos, entrevistas y documentales en torno a las actividades de sus elencos. 

El streaming, de hecho, se ha convertido en la gran respuesta ante la crisis. En ciudades como Berlín, Viena y Nueva York las casas de ópera han liberado sus transmisiones -habitualmente bajo suscripción-, una dirección que el Teatro Municipal de Santiago ha seguido con la nueva plataforma Municipal Delivery, que se abrirá este viernes con la transmisión de Cascanueces

“Nuestra preocupación es mantener el teatro vivo”, señala Carmen Gloria Larenas, directora del recinto, quien añade que el objetivo es “compartir de manera gratuita tanto producciones de ballet como de ópera y de Pequeño Municipal. Además, vamos a tener actividades para niños también y una sección en la que nuestros propios artistas harán recomendaciones de música y libros”. 

El Municipal es uno de los escenarios más afectados: se cancelaron funciones de ocho espectáculos en su sala principal. Los ballet Carmen y Giselle, la ópera La flauta mágica y la visita de los históricos Dead Can Dance figuran entre las suspensiones, a las que se suman las visitas guiadas y las actividades programadas en la Sala Arrau. En total, eventos que congregarían a unas diez mil personas, de acuerdo a sus estimaciones.

Larenas, sin embargo, cree que las transmisiones en línea pueden llegar a una nueva audiencia: “Pensamos que la cultura es un factor de unión y conexión entre las personas en estos momentos y vamos a aprovechar todas las posibilidades tecnológicas que nos permitan estar en contacto con nuestro público y también con uno que no pudo venir antes”, señala.

"Cascanueces" es uno de los espectáculos que el Municipal emitirá a través de su nueva plataforma. Foto: TMS.

“Cascanueces” es uno de los espectáculos que el Municipal emitirá a través de su nueva plataforma. Foto: TMS.

Sin complicaciones por la venta de entradas, la pandemia también ha impactado a la variada oferta de conciertos gratuitos. Bajo la dirección de la británica Catherine Larsen-Maguire, la Orquesta de Cámara de Chile esperaba recibir un promedio de casi 500 personas en los cuatro conciertos que haría a fines de marzo, en Las Condes, San Joaquín, Ñuñoa y La Reina.

Del mismo modo, la Orquesta Clásica Usach estimaba en casi dos mil los espectadores que sumarían sus cuatro presentaciones suspendidas, dos en el Aula Magna, una en Lo Prado y otra en Buin. El conjunto Syntagma Musicum, que depende de la misma institución, abría este martes su temporada con un programa dedicado a Johann Sebastian Bach que antes ha convocado a unos 500 auditores. 

Dirigido por Paolo Bortolameolli, el Solístico de Santiago iba a tocar a puerta cerrada en el Teatro Oriente, con transmisión por streaming, pero la prohibición de reunir a más de 50 personas abortó el plan.

Una alternativa encontró el Instituto de Música de la Universidad Católica (IMUC) para algunos programas de su Encuentro de Música Sacra: “Hemos buscado soluciones y solo vamos a hacer los conciertos de agrupaciones pequeñas, en el Templo Mayor del Campus Oriente, sin público y por streaming. Los programas corales se reprogramaron para noviembre”, dice Gerardo Salazar, subdirector de extensión del IMUC, quien precisa que la temporada oficial -de mayo a octubre- se mantiene en pie.

El percusionista fue parte del limitado grupo que dio vida a la emisión: solo cuatro personas, incluyendo al organista y profesor Alejandro Reyes, quien hizo una completa disertación sobre Bach. La experiencia se repetirá el martes 31 de marzo con un repertorio dedicado al siglo XVII.

La emergencia, por supuesto, ha tenido efectos mucho más allá de Santiago. Orquestas como Marga Marga, Sinfónica de la Universidad de Concepción y de Cámara de Valdivia paralizaron sus conciertos, igual que la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles, incluyendo clases y ensayos. 

Foto principal: Patricio Melo / CEAC.