Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Población migrante, un grupo humano que no se debe olvidar durante la pandemia

Situaciones de precarización laboral o escaso acceso a la salud son factores que dificultan la forma en que la población extranjera puede enfrentar el COVID-19 y sus medidas de prevención en nuestro país.

Andrea Bustos C.

  Jueves 19 de marzo 2020 17:41 hrs. 
chile-inmigrantes



Quienes se encuentran especialmente vulnerables ante la pandemia son los migrantes, esto no porque enfrenten problemas de salud que los hagan más fácilmente receptores del virus, sino por las condiciones de vida que muchos llevan en nuestro país.

Precarización laboral, escaso acceso a la salud, o falta de grupos sociales y familiares de apoyo son parte de las condiciones que pueden dificultar no solo el enfrentar la enfermedad, sino también el llevar a cabo una cuarentena.

Desde el Servicio Jesuita Migrante, Michelle Viquez, directora social de la institución, comentó que “mucha de la población migrante actualmente está en su proceso de regularización, formalización de documentos para poder residir en Chile, para poder trabajar en Chile y muchos de estos servicios se han visto afectados, así que hay una mayor incertidumbre de cómo poder acceder al trabajo”.

“Además que claramente el mercado de trabajo no está en su mejor momento afectando no solo a la población que ya está trabajando quizás en trabajos precarios, sino también en el mercado informal. Muchas personas tienen que verse obligadas a trabajar de manera informal para llevar sustento a su casa y muchos de estos trabajos están siendo super afectados en esta contingencia”, añadió.

Por otra parte, Michelle Viquez dijo que “también sabemos de personas migrantes y refugiadas que han llegado a Chile en situación de alta vulnerabilidad huyendo de ciertas crisis en sus países, así que varios de ellos hoy se encuentran en situación de calle, prácticamente con poco que comer, sin trabajo así que igual tenemos preocupación por toda esta población que está en una mayor posición de vulnerabilidad“.

Ante tal situación, desde la Coordinadora Nacional de Inmigrantes solicitaron al gobierno tomar medidas, entre ellas atención de salud garantizada para todas las personas extranjeras indistintamente de su situación migratoria, garantizando así lo que debería ser un derecho.

migrar

Además, piden la elaboración y difusión de material informativo de prevención en los principales idiomas de las personas extranjeras en Chile, renovación automática de visas de residencia temporaria, así como el estampado electrónico de las prórrogas y de las visas.

Junto a ello regularización migratoria extraordinaria partiendo por el registro y cedulación a efectos de tener actualizada la información del Registro Civil, permitir que todos los residentes extranjeros que estuvieran fuera del país puedan retornar y no limitar esto a los que tienen permanencia definitiva, la incorporación como personal de atención de salud a las personas extranjeras residentes en Chile que tengan titulación en el área, entre otras solicitudes.

“En un sistema que es subsidiario de la salud, que no es que garantice la salud como derecho sino que la subsidia, lo pagan todos los trabajadores en Fonasa, significa que las personas que no tienen el rut o ni siquiera la inscripción provisoria en Fonasa no puede atenderse, y cómo se puede establecer medidas de control, barreras para que no se propague una enfermedad como esta si es que tu tienes sin acceso a la población, a cierto sector de la población, a este servicio”, comentó el secretario general de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, Rodolfo Noriega.

Por otra parte, Noriega señaló que esta emergencia sanitaria ha derribado prejuicios que históricamente han recaído sobre las naciones más pobres o menos desarrolladas.

“Creo que no se pueden seguir sosteniendo los patrones de vida que hemos mantenido, los sistemas que han permitido y que permiten eso, la exclusión de las grandes mayorías de los servicios sanitarios, del acceso en calidad a los medios de subsistencia. Esta xenofobia que alienta la segregación, que alienta los racismos, la separación de los pueblos se cae. En el caso del COVID-19 es patético como han quedado en ridículo, el país que no tiene infectados en el continente aún es Haití, el país más pobre el país, más relegado ¿será porque no van los europeos a Haití?”.

En este contexto es de suma importancia, según comentaron desde la Coordinadora, que las medidas de gobierno que se vayan tomando en función de esta emergencia de salud los incluyan y garanticen su atención.

Una forma de que las personas extranjeras puedan estar atentos a qué acciones tomar es utilizar la aplicación MigrApp del Servicio Jesuita Migrante, a través de la cual se entrega ayuda, ya que las oficinas no estarán atendiendo por prevención.