Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

En Italia, un pueblo del norte deja ver una luz de esperanza

Confinados desde hace casi un mes, los habitantes de Vo'Euganeo, primer brote infeccioso detectado en la provincia de Padua en el Véneto, han sido sometidos a pruebas de Covid-19. Los resultados representan una esperanza para Italia.

RFI

  Viernes 20 de marzo 2020 13:46 hrs. 
italia





La primera víctima italiana del coronavirus murió el 21 de febrero, dos días antes de la implementación de la cuarentena de los 3.300 habitantes de Vo’Euganeo y de los residentes de las diez comunas lombardas en el corazón de otro brote infeccioso. Con el acuerdo de las autoridades del Véneto, todos los aldeanos fueron sometidos a los tests.

Los resultados mostraron que más de la mitad de ellos estaban infectados, incluyendo muchos jóvenes, pero no mostraban ningún síntoma de la enfermedad. Sin embargo, las personas asintomáticas representan una de las mayores fuentes de contagio. En esta aldea, la epidemia se frenó rápidamente gracias a las pruebas y al confinamiento.

Ningún caso en seis días

Desde hace seis días, ningún caso de contagio se ha registrado en Vo’ Euganeo. Además, de los 88 pacientes hospitalizados, sólo quedan siete. El tiempo de recuperación ha sido rápido, diez días en promedio, según las declaraciones del profesor Sergio Romagnani.

Entre la primera muerte, a finales de febrero, y el 15 de marzo, dos personas más murieron a causa del virus. Pero comparado con el dramático número de muertes diarias, esta cifra es insignificante.

Aislar a la gente

Según los expertos italianos, aislar a las personas en la medida de lo posible y mantener una distancia segura para los que salen de sus casas es esencial para detener la propagación del virus. Pero no es suficiente.

Con el fin de controlar la pandemia, habría que realizar los tests al menos a todos aquellos que muestren aunque sea uno de los síntomas que sugieren una infección por coronavirus. Algo difícil de lograr en el contexto actual. Aumentar las pruebas, como desea hacer la región del Véneto, tiene un costo significativo: 12 millones de euros para 800.000 personas.

Además, el sistema de salud en el norte está agotado, en particular en Bérgamo, Brescia, Crema, Cremona y Milán, donde un hospital de campaña de 500 camas debería entrar en funcionamiento el 23 de marzo.