Diario y Radio U Chile

Año XII, 29 de marzo de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores de la Posta Central denuncian desabastecimiento crónico

Al contrario de los dichos del subdirector administrativo y del Ministro de Salud, funcionarios de la Posta Central afirman que la falta de insumos es un asunto permanente y no de eventuales hurtos.

Mª Luisa Cisternas

  Lunes 23 de marzo 2020 8:32 hrs. 
posta central





Luego que la urgenciologa, Fabiola Alzamora, denunciara por redes sociales la falta de elementos esenciales tal como alcohol gel y mascarillas para la atención de pacientes, el subdirector administrativo de la Posta Central, Fernando Benavente, entregó declaraciones a la prensa asegurado que el recinto se encontraba bien dotado para funcionar, y que, sin embargo, habían detectado un robo de insumos al interior del hospital.

“Lamentablemente pudimos detectar en los días pasados alguna sustracción de algunos elementos de la urgencia y de otros sectores del hospital (…) detectamos este hurto de mascarillas, alcohol gel, y por lo pronto se está realizando un sumario interno” afirmó.

Una realidad que salió a contrastar Óscar Crovadi, bodeguero del recinto hospitalario, que mantiene acceso al registro del inventario histórico de la posta y que asegura que la falta de insumos no tiene ninguna relación con supuestos robos.

“Hace mucho tiempo que están escaseando los insumos, en este caso el alcohol gel es mucho más importante dada la contingencia, pero hay otros que demoran mucho tiempo en llegar. La gente en los pisos se las arregla como puede, se facilitan cosas entre un servicio y otro: Urgencias le pide a la Unidad de Pacientes Críticos o el Pabellón le pide a Urgencias” afirmó.

El trabajador asevera que el alcohol gel es uno de los elementos que no habría llegado en el mes de marzo en la última intermediación de Cenabast y que el Hospital contaba actualmente con 75 unidades de 500 ml.

“Hay insumos que efectivamente están, que tienen un stock, pero la realidad es bastante lejana de las declaraciones de la autoridad cuando dice que aquí se trabaja de una manera planificada, seria y coordinada con Bodega. Hace dos días recién conocimos al señor Benavente, quien hizo posesión de su cargo el lunes pasado, en circunstancias que al subdirector administrativo anterior lo despidieron y al igual que al jefe de abastecimiento. Lo conocimos porque le solicitamos a través de un correo que diera solución a las demandas históricas de la gente de Bodega”, relató.

A partir de lo anterior, es que los funcionarios denuncian una manipulación de la verdad por parte de sus jefaturas, quienes habrían movilizado insumos de las Bodegas, no como una medida preventiva por robos, como lo consignó el subdirector administrativo, sino como una suerte de montaje para ocultar el déficit de insumos ante la prensa.

“Lo que sucedió nos súper indignó. Lo que salió en la televisión la noche del jueves estuvo montado. Esperaron a que nos fuéramos todos, rellenaron los pasillos a los que le faltaban insumos para que el plano de la televisión apareciera con mercadería. Esta mañana estuve haciendo videos y sacando fotos para respaldar esa realidad, además de hacer un catastro de la información del software que tenemos en la bodega para el control del inventario, donde se ve claramente que el flujo de los insumos viene escaseando hace tiempo, antes del COVID-19” constató Crovadi.

Un diagnóstico que comparte Fabiola Alzamora, integrante de la Sociedad Chilena de Medicina de Urgencia, urgencióloga de la Posta Central y autora del video viral que hoy pone al centro de salud pública en el ojo del huracán. La profesional, quien lleva diez años trabajando en el recinto hospitalario, asevera que la falta de insumos como el alcohol gel, es la punta del iceberg del problema.

“Es necesario que se transparente que las autoridades sanitarias, desde que estamos en esta crisis y se detectó el primer caso, le han mentido a la opinión publica de una forma criminal, porque efectivamente esto va a terminar en la muerte de mucha gente. Nosotros somos la primera línea del enfrentamiento de esta crisis y no tenemos los insumos para trabajar, por la causa que sea, porque se lo roban los funcionarios, porque no llego el camión, porque se atascó la caja que se debía subir, porque el ascensor no funcionaba, que básicamente son las justificaciones que dan las autoridades cuando hay un problema” relató.

El robo en el sistema público de salud es histórico, constató Alzamora, y lejos de justificar el delito, considera que la respuesta de las autoridades solo deja en evidencia su negligente gestión.

 

“Uno no puede justificar un crimen, un robo es malo y es parte de la idiosincrasia de nuestra sociedad, pero para eso existen entidades que tienen que fiscalizar eso y son las mismas autoridades las que salen denunciando a sus funcionarios que roban. Que cosa más ridícula que poner en evidencia tu paupérrima gestión porque siendo tú el que dirige, te roban las cosas y no puedes controlar. La respuesta de las autoridades es casi auto incriminatoria” estimó.

Respecto a la viralización de su denuncia, Fabiola lo atribuye a la contingencia del COVID-19, puesto que otras de sus publicaciones exhibiendo las condiciones precarias en las que se desenvuelve, no han tenido la misma repercusión mediática.

“Hago denuncias por redes sociales cuando no he tenido respuesta de las autoridades y empieza a haber un costo muy grande, como el año pasado cuando un paciente murió esperando ocho horas en una sala de espera porque no teníamos donde atender a la gente. O cuando una paciente que estaba hospitalizada para hacerse una hemorragia digestiva se tiró del sexto piso porque el personal de salud estaba durmiendo. No es una cosa de ahora, fue una cosa fortuita que se hiciera viral”, relató.