Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Mandamás de la Dirección del Trabajo en la mira luego de polémico dictamen

Desde el Congreso han pedido la renuncia de la directora de la entidad, Camila Jordan, luego de que se publicara un dictamen en que establece la no obligación de los empleadores a pagar la remuneración a los empleados que no se presenten físicamente en el lugar de trabajo.

Camilo Villa J.

  Viernes 27 de marzo 2020 16:58 hrs. 
trabajo


Inmediata polémica causó el dictamen de la Dirección del Trabajo en que se estipula que el empleador no está obligado a pagar las remuneraciones a aquellos trabajadores que no se presenten físicamente en el lugar de trabajo producto de la crisis sanitaria que afecta a Chile, entre otras naciones.

De hecho, tanto el Frente Amplio como el Partido Radical presentaron recursos de protección. En ambos casos, apelaron a la vulneración  de los derechos constitucionales expresados en los números 16 y 18 del artículo 19 de la Carta Fundamental, que garantizan el derecho a la libertad de trabajo y su protección, junto con la garantía constitucional asociada a la seguridad social.

Por su parte, la ministra del Trabajo, María José Zaldivar, salió al paso de las críticas y sostuvo, en ADN Radio, que “debemos tener un instrumento jurídico que permita mantener y proteger el sueldo de los trabajadores”, pues la legislación actual “no da el ancho”.

Consultada por nuestro medio, la vicedecana de la Facultad de Derecho de la USACH y magíster en derecho laboral, Cecily Halpern, calificó el dictamen de la Dirección del Trabajo como “controvertido”, eso sí, aclaró que es este organismo el que, por ley, puede fijar interpretaciones de la Ley Laboral y, en ese sentido, pese a lo polémico, no sería ilegal.

Para la especialista, el dictamen no ayuda a calmar los ánimos en la presente situación de crisis, crisis que debiese sortearse -según Halpern y al menos en lo referido a lo laboral- con la cooperación del Estado, empleador y trabajador.

“Ambas partes de la relación laboral, trabajador y empleador, de alguna manera deben resolver el cómo continuar y el cómo el trabajador puede subsistir durante esta época. En ese sentido, el dictamen no va esta línea, sino que deja en el riesgo sólo al trabajador en cuanto a su mantención y, en mi opinión, lo que debiera hacerse es buscar una solución compartida entre trabajador, empleador y Estado para financiar las remuneraciones”.

Cecily

Cecily Halpern

Desde el Congreso hubo fuertes críticas al dictamen de la Dirección del Trabajo. Por ejemplo, la diputada regionalista, Alejandra Sepúlveda, calificó de “impresentable” la resolución.

“El dictamen que ha emitido la Dirección del Trabajo es absolutamente impresentable, hoy estamos en un minuto de crisis, de absoluta incertidumbre desde el punto de vista de la salud de los chilenos y chilenas que tienen que resguardarse, pues todas las instancias, desde el punto de vista sanitario, han planteado que tienen que quedarse en sus casas y más aun aquellos que tienen que guardar esta cuarentena total y obligatoria. Es imposible que las y los trabajadores chilenos estén tranquilos frente a lo que está ocurriendo, frente a la incertidumbre por su salud pero, además, se suma esta incertidumbre laboral. Me parece impresentable, es una tremenda irresponsabilidad de la Dirección del Trabajo”.

Su colega del Partido Socialista, Leonardo Soto, fue más lejos aún y exigió la renuncia de la directora de la Dirección del Trabajo, Camila Jordan.

“Es un crimen y un delito estar obligando a los trabajadores a quedarse en casa y a pasar hambre el tiempo que dure la crisis por el coronavirus, eso no se puede permitir. Por un lado el gobierno, la directora del trabajo, le dicen a los trabajadores que no van a perder el vínculo laboral y, por el otro, les dicen que van a perder su sueldo y remuneración. Es una total incongruencia y, por lo tanto, pedimos la renuncia indeclinable de la directora del trabajo”.

No solo fue el diputado Soto, sino que en horas de la tarde de este viernes, la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados también pidió la dimisión de Jordan. Segén la diputada Karol Cariola, esta se solicita tomando en cuenta la interpretación “miserable y antojadiza” de la Ley Laboral.