Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

¿Una televisión de emergencia?: la apuesta de los canales para enfrentar la educación a distancia

Las críticas a esta iniciativa apuntan a que no existe una transformación de fondo y que lo ideal habría sido avanzar hacia una oferta permanente.

Abril Becerra

  Martes 14 de abril 2020 19:58 hrs. 
televisión


Este martes, el Presidente Sebastián Piñera junto al ministro de Educación, Raúl Figueroa, y a las principales organizaciones vinculadas a la televisión, anunció la creación de una señal educativa orientada, principalmente, a niños, niñas y adolescentes.  

Bajo el nombre “Tv Educa Chile”, el proyecto será transmitido por medio de una segunda frecuencia digital, entre 7:00 y 23:00 horas, hasta que concluya la crisis sanitaria por el brote de coronavirus. Asimismo, considera a Canal 13, TVN, CHV y TV+, por lo que los usuarios podrán acceder a este contenido de forma gratuita y sólo a través de una antena.  

Esta señal, que comenzará a operar el próximo 27 de abril, promueve la difusión de material pedagógico creado al alero del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), contenido que abarca temas relacionados con la Historia, Geografía, Lenguaje, Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente, entre otros. Del mismo modo, el proyecto contempla programas elaborados directamente por las casas televisivas.

“En los próximos días daremos a conocer otra buena noticia y es que los canales de cable, en su gran mayoría se van a sumar a la transmisión de esta misma señal. Eso significará que al menos, el 80 por ciento de la población en Chile va a poder tener un acceso a esta señal”, sostuvo Catalina Parot, presidenta del CNTV.   

Por su parte, el ministro de Educación, Raúl Figueroa, manifestó que el canal busca entregar entretención educativa y cápsulas dirigidas, específicamente, al desenvolvimiento del currículum escolar: “Es muy importante apoyar a la familia y a los alumnos para que puedan durante este periodo seguir su desarrollo”.  

televisión jóvenes 2

¿Una televisión de emergencia? 

El anuncio se da luego de que el CNTV manifestara su preocupación respecto de la falta de contenido existente en la pantalla abierta para este segmento: de acuerdo a las cifras, solo un 0,9 por ciento de la producción emitida por los canales está orientada a este público

De acuerdo a ello,  Lorena Antezana, académica del Instituto de Comunicación e Imagen (ICEI) de la Universidad de Chile, señaló que el anuncio es positivo, ya que permite saldar una deuda importante respecto del público infantil y adolescente. No obstante, alertó que, a la hora de pensar en esta iniciativa, deben considerarse diferentes aspectos. 

“La televisión es algo que tiene que ver con la formación de hábitos y los hábitos se construyen en el tiempo, en general, guiados por otros. Entonces, los adultos responsables o quienes tienen más poder dentro de sus mismas casas, van a tener que ampliar las posibilidades que tienen los niños de acceder a contenidos”, dijo la especialista.

“Cada etapa de desarrollo cognitivo requiere un tipo de estímulo distinto, por lo tanto, hay que ir evaluando eso. Hay mucho material pensado para distintos tramos etarios que están disponibles y una buena programación, que es el desafío que viene ahora, debiese hacerse cargo de eso”, añadió la investigadora. 

Para la académica también es relevante el mecanismo de evaluación que va a implicar este proceso. En ese sentido, manifestó que si los telespectadores dan una respuesta positiva, podría avanzarse en un proyecto que fuera más allá de una televisión de emergencia: “Con estos datos y antecedentes se puede hacer una propuesta de mediano y largo plazo”.  

televisión niños

Por su parte, Manuela Gumucio, directora del Observatorio de Medios Fucatel, indicó que el proyecto debe apostar por un contenido de calidad, es decir, una programación que no subestime a su audiencia.  

“Lo importante es que los estudiantes reciban una ayuda precisa, ya que en el marco de la educación a distancia, la televisión puede ser un gran aporte. Entones, hay que organizarla en función de ello para que no sólo se ponga material desechado de forma desorganizada y desestructuradamente”, dijo la experta.

“Incluso, se podrían obtener materiales de otros países y hacer una pequeña inversión para traducirlos. Esa debería ser la preocupación, tomárselo en serio y no sólo un anuncio vistoso como este que han hecho sin estar preparados para ponerlo en práctica”, añadió Gumucio.

Pese a las observaciones, los análisis coinciden en que esta es una buena oportunidad para promover una señal permanente en el tiempo. En otras palabras, un canal orientado especialmente a este grupo. En ese sentido, más allá de las críticas, el anuncio surge como un reto, pero también, como una oportunidad respecto de la educación a distancia.