Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 24 de junio de 2022

Escritorio

ONG piden liberar a migrantes indocumentados para protegerlos del coronavirus

La llegada del nuevo coronavirus al continente americano ha suscitado una inquietud particular en las cárceles y los centros de detención para migrantes. El hacinamiento constituye un caldo de cultivo para la enfermedad.

RFI

  Jueves 16 de abril 2020 8:49 hrs. 
carceles-inmigrantes

En Colombia, Perú, Bolivia y México, cientos de presos se amotinaron para protestar contra la falta de medidas para evitar la propagación del coronavirus. A finales de marzo, un motín en una cárcel de Bogotá acabó con 23 muertos.

Para evitar el hacinamiento en los centros de detención, países como Colombia y Chile decidieron excarcelar a cientos de presos vulnerables. Perú podría tomar la misma decisión.

Sin embargo, las ONG de defensa de los Derechos Humanos alertan sobre la situación en los centros de detención de migrantes, en particular en México y en Estados Unidos.

 “Hay muchísima insalubridad”

La ONG Amnistía Internacional denunció en un reciente informe la situación de los miles de migrantes detenidos en Estados Unidos.

Carolina Giménez, directora adjunta de Amnistía Internacional para las Américas, explica que “en primer lugar estamos hablando de un país que tiene el sistema de detención migratoria más grande del mundo: el promedio es más o menos de 40.000 personas al día que pueden ser hospedadas en estos centros de detención. En segundo lugar, hay muchísima insalubridad y hay poco acceso tanto a medicinas como a atención médica. En tercer lugar, creo que es bastante sabido que en un centro de detención, ya sea una estación migratoria o una comisaría, una prisión o una cárcel federal, las recomendaciones básicas de distancia física que han emitido la Organización Mundial de la Salud son muy, muy difíciles de implementar”.

Esta semana, Colombia avaló la excarcelación temporal por seis meses de más de 4.000 presos para reducir el hacinamiento. La medida concierne a personas mayores, con enfermedades o que estén a punto de salir. Chile por su parte decidió otorgar cárcel domiciliaria a 1.300 reos con alto riesgo de contraer coronavirus.

Estas medidas son recomendadas por Amnistía Internacional. “Es una de nuestras principales recomendaciones en el informe que emitimos hace pocos días. Hay que recordar que en los centros de detención migratoria, las personas están detenidas por el simple hecho de haber cruzado una frontera internacional de manera irregular. En algunos centros ya hubo liberaciones de personas consideradas como vulnerables, con enfermedades crónicas o por su edad”, comenta Carolina Giménez.

En México, la ONG de defensa de los Derechos Humanos Human Rights Watch pidió también al gobierno de Andrés Manuel López Obrador liberar a cerca de 4.000 indocumentados que no pueden regresar a su país debido a la suspensión del tráfico aéreo.