Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de julio de 2022

Escritorio

“Siempre estuvimos expuestos”: recolectores de basura le plantan cara al Gobierno y a la pandemia

La tensión entre los gremios de trabajadores de este rubro y el Gobierno empieza a esfumarse, luego de un acuerdo realizado en el contexto de la pandemia. “No queremos aplausos”, recalcan algunos trabajadores.

Eduardo Andrade

  Sábado 18 de abril 2020 18:08 hrs. 
Basura

Compartir en

Si usted está confinado desde hace más o menos un mes y ha pasado por las recetas del YouTube, los auto sabotajes al pelo, y la sobrecarga de pedidos en su aplicación favorita, es casi seguro que también haya intentado matar el tiempo removiendo los escombros de sus últimas mudanzas o con esa limpieza profunda que postergó por años en su cocina.

Este último detalle; sin embargo, no ha pasado desapercibido principalmente para un grupo de trabajadores que, sin opción a cuarentena, resiste en la calle y ha notado que hoy, más que nunca, la gente limpia y se deshace de todo aquello que considera un peligro.

Juan Bustamante es uno ellos. Conduce un camión de recolección de basura en la comuna de el Bosque y ha pasado casi la mitad de su vida -25 años- trasladando los desechos producidos por más de 160 mil habitantes, que muy probablemente imaginen que la cadena de limpieza termina cuando presionamos a la fuerza la tapa del tacho para hacer entrar una bolsa extra.

No hay datos certeros al respecto, pero, si en un contexto normal un habitante en Chile solía producir 300 gramos de basura al día (según datos de la Fundación Aqua), esa cantidad hoy se ha incrementado con creces.

1

Así lo ha notado Bustamante, en sus rondas de madrugada a través de una comuna donde recién en la última semana se decretó cuarentena general. Mismos días que marcaron un acercamiento entre los gremios de recolección de basura con el Gobierno, y en los que dicha labor pareciera ir adquiriendo un impacto emocional en la gente similar al que también genera el personal médico integrante de la llamada “nueva primera línea”.

“En nuestro trabajo siempre convivimos con este tipo de cosas”, dice Bustamante refiriéndose a la pandemia del COVID-19. “Ya sea con posibles infecciones, accidentes con jeringas infectadas, vivimos el día a día expuestos a contagiarnos con diversas enfermedades. Para nosotros no ha sido tan complicado, pero lo tomamos con la seriedad que corresponde. Eso sí, que la gente te esté regalando cloro, mascarillas, guantes, y que no lo haga la empresa, deja mucho que decir”, agrega.

Ha pasado ya más de un mes desde la llegada del virus a Chile, y Bustamante asegura que las jornadas han sido “largas y cansadoras”, principalmente porque la limpieza, además de un imperativo, es también hoy, para algunos, un mecanismo de entretención ante el confinamiento. Pero, ¿lo ha entendido así el Gobierno?

Del acercamiento entre el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y los gremios que incluyen a casi 16 mil trabajadores de este rubro, el resultado fue un nuevo protocolo de acciones e iniciativas que pretenden mejorar las condiciones de trabajo de los recolectores, dado que, un paro similar al ocurrido en medio del estallido social, solo agravaría más la crisis sanitaria del país.

Reunión entre el ministro del Interior, Gonzálo Blumel, y los gremios de recolección de basura.

Reunión entre el ministro del Interior, Gonzálo Blumel, y los gremios de recolección de basura.

“El Gobierno está entendiendo que tiene que aplicar recursos, ya sea para remuneraciones, implementación, para que las licitaciones de las municipalidades con la empresa privada sean adecuadas para rubro, y también que se coloque una remuneración acorde al trabajo que hacemos nosotros porque aparte que involucra mucho sacrificio, no tenemos un descanso normal de cualquier trabajo”, comenta Bustamante.

Con esto coincide también Héctor Silva, recolector de basura de la comuna de La Florida desde hace 15 años. Para él, pese a que valora las mejoras que podrían haber respecto de las condiciones laborales y la higiene, es el incremento salarial lo que finalmente se traduciría en mayor tranquilidad para los pertenecientes a este rubro.

“Una mejora salarial es más importante que las condiciones laborales. La mascarilla y el lavado de manos no sirven en nuestro caso porque tendríamos que estar habitualmente lavándonos las manos y la mascarilla duraría cinco minutos en nuestra boca, por la transpiración y la suciedad. Estamos expuestos, somos un servicio esencial, pero merecemos respeto. No queremos aplausos y cosas así”, sentencia.

Desde la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores de Recolección Aseo y Medioambiente de Chile, su presidente, Miguel Sánchez, conversó con nuestro medio y valoró, del acercamiento con el Gobierno, las modificaciones propuestas para las licitaciones en las municipalidades, y que, al no tener carácter vinculante, otorgaban a las municipalidades autonomía respecto de decidir sobre los contratos y las condiciones del mismo.

Fernando Paredes, alcalde de Puerto Natales.

Fernando Paredes, alcalde de Puerto Natales.

“No es posible que un municipio -por ejemplo, Las Condes- tenga una condición económica y Cerro Navia tenga otra. Queremos que todos los que nos desempeñamos en esto tengamos un piso garantizado por ley. Las bases de licitaciones tienen que proteger al trabajador. Cuando se licite, queremos que una ponderación importante para la empresa sea ofrecer mejores condiciones de higiene, seguridad y remuneraciones”, destacó.

Sobre este tema también se ha pronunciado el alcalde de Puerto Natales y actual presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, Fernando Paredes, quien también valoró otros puntos del acuerdo que el Gobierno se comprometió a respetar entre los años 2020 y 2021.

“Se instauró también una mesa de trabajo para hacer un diseño de un proyecto de ley para acoger los pagos de los servicios de aseo a la ley de pronto pago. También valoramos la posibilidad de elaborar un estudio integral para el mejoramiento de la gestión de los procesos de recolección de residuos domiciliarios, financiado por la Subsecretaría de Desarrollo Regional, pero que permita a las comunas que lo requieran tener una pauta de metodología de trabajo”, señaló.

Aunque con prisa y casi entre las cuerdas, no cabe duda que el Gobierno sabe de las nefastas consecuencias que traería en los próximos meses no mejorar las condiciones de los recolectores de basura, un rubro que, plagado de empresas privadas ganando licitaciones, cumple hoy un rol público y trascendental para aquellos que ven a la limpieza ya sea como un juego o como un punto más en su rutina diaria.

Síguenos en