Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Alemania suaviza las restricciones con la reapertura de tiendas en un contexto recesivo

La pandemia ha provocado en Alemania más de 127.000 contagios y casi 3.300 fallecimientos.

RFI

  Domingo 19 de abril 2020 10:59 hrs. 
Merkel





Afectado por la contracción de su economía a causa de la pandemia del coronavirus, el país europeo permitirá la reapertura de pequeños comercios el lunes y, partir del 4 de mayo, de sus escuelas y centros de secundaria.

Con la típica cautela de la canciller Angela Merkel, las medidas tratan de dar un respiro a los pequeños comerciantes y dejarán desde el próximo lunes que abran todas aquellas tiendas que tengan una superficie menor de 800 metros cuadrados.

El plan recomienda, pero no exige el uso de mascarillas en el transporte público y en los comercios.

Por otra parte, las escuelas comenzarán gradualmente a retomar las clases a partir del 4 de mayo, mientras que todos los grandes espectáculos permanecerán prohibidos hasta por lo menos finales de junio.

Al mismo tiempo, se mantendrá la prohibición de caminar por las calles más de dos personas que no vivan juntas y la manutención de una distancia de dos metros en los lugares públicos hasta por lo menos el 3 de mayo.

La estrategia ahora se basa en la detección temprana de los casos asintomáticos y se prevé aumentar los test hasta unos 600 mil por semana.

Los funcionarios de la administración de las ciudades serán entrenados para poder encontrar a las personas que hayan estado en contacto con los infectados por el virus. La estrategia tendrá una primera revisión a finales de este mes.

Entretanto, Alemania se mantiene como uno de los países con menos muertos por habitante de esta pandemia.

El éxito en la batalla contra el COVID-19 sigue siendo “frágil”, estimó Merkel en una conferencia de prensa telemática.

Desplome del PIB

Alemania se encuentra en recesión “desde marzo”, indicó el miércoles el Ministerio de Economía, que advirtió que esta situación podría durar “hasta mediados de año” y previó también un empeoramiento de la situación en abril.

Ya muy debilitada durante todo 2019 por las tensiones comerciales internacionales, la economía alemana padece ahora las consecuencias de la crisis del coronavirus.

Estudios de los principales institutos económicos pronosticaron la semana pasada que el PIB alemán se desplomará 10% en el segundo trimestre, un nivel sin precedentes en la historia reciente.

Según esas mismas fuentes, la tasa de desempleo aumentará hasta 5,9% de la población activa, es decir, 2,5 millones de personas.

La industria exportadora, pilar de la economía alemana, se ve particularmente afectada por la crisis.

Dentro de la industria, el sector automovilístico está sufriendo su peor caída en casi 30 años debido a la crisis del coronavirus que, según directivos de BMW, amenaza incluso la existencia de grandes grupos.

Varios fabricantes, como Daimler y Volkswagen, cerraron parte de sus plantas y la producción se redujo un 37% en marzo, mientras que la demanda nacional cayó 30%, según la federación de fabricantes alemanes.

El influyente dirigente de la región de Renania del Norte Westfalia, el conservador Armin Laschet, ha presionado recientemente a Angela Merkel pidiendo “una perspectiva de normalización” para salir de las drásticas restricciones.

Aunque las medidas de contención se suavicen, la situación sólo podrá mejorar progresivamente, advirtió el miércoles el ministerio de Economía.

La pandemia ha provocado en Alemania más de 127.000 contagios y casi 3.300 fallecimientos.