Diario y Radio U Chile

Año XII, 4 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Confusam y anulación de decreto GES: “El Gobierno, desde su escritorio, no entiende la realidad local”

La dirigenta de la organización, Carolina Espinoza, advirtió que la derogación del decreto que restringía las atenciones AUGE/GES es un error del Minsal.

Maria Luisa Cisternas

  Viernes 1 de mayo 2020 15:25 hrs. 
confusam 3





Como una política criminal. Así calificó la dirigenta de la Organización Sindical Nacional de Trabajadores de la Atención Primaria de Salud Municipal (Confusam), Carolina Espinoza, la determinación del Ministerio de Salud de poner fin al decreto que suspendía las atenciones AUGE-GES  y a la restricción de realizar cirugías ambulatorias.

La anulación de este decreto surgió a raíz del diagnóstico que realizó este miércoles el ministro de Salud, Jaime Mañalich, en el que dio cuenta de la baja ocupación de pabellones quirúrgicos y de camas básicas, tanto en la red privada como pública.

“Existe un decreto presidencial que suspendió una cantidad relevante de garantías de oportunidad de enfermedades, de las 85 enfermedades incluidas en el régimen AUGE. Este decreto presidencial se va a anular, vale decir, un decreto nuevo le va a poner término”, planteó el jefe de cartera.

De este modo, se pondrá fin al marco jurídico que adoptaron los prestadores del sistema nacional de servicio de Salud, como hospitales y centros de nivel primario. Un decreto que venía a responder de mejor forma a la alta demanda que genera el COVID-19, afirmó el Dr. Oscar Arteaga, director de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

“La decisión del Ministerio de Salud respecto del GES no era suspender todas las garantías. Hay que recordar que el GES es un régimen que reconoce garantías desde distintas dimensiones para un conjunto de problemas de salud, que son acceso, calidad, oportunidad y protección financiera. El decreto lo que hacía era suspender la primera de estas garantías, la garantía de acceso. Además, se establecían excepciones para esta suspensión, como la entrega de medicamentos y todo tipo de atención que implique riesgo vital para las personas, lo que es determinado por el médico tratante”, explicó.

Al respecto y, en conversación con Radio Universidad de Chile, la representante de Confusam aseguró que este tipo de medidas, repercuten en el sobre estrés del sistema público de Salud y sus funcionarios. Una situación que ya ha significado el primer fallecimiento de una funcionaria producto del coronavirus.

Carolina Espinoza.

Carolina Espinoza.

Conocimos la lamentable noticia que se dio a conocer este jueves sobre el fallecimiento de una funcionaria en la región de Ña Araucanía a raíz del Covid-19. ¿Cómo recogen ustedes esa información?

Estamos muy tristes y acongojados como Confusam. Como un sindicato que es una familia grande de Arica a Magallanes, que está reunida por la defensa de la Salud pública y por condiciones laborales, pero también por el compromiso de la defensa de la Salud como un derecho humano. Tener el fallecimiento de Lorena Durán es súper impactante. Tiene una afectación muy importante en el estado anímico de Salud. Aquí hay una cuestión que, además del riesgo médico al contagio por el ejercicio de la profesión que desempeñamos, hay una cuestión emocional bien fuerte. Lamentamos además que una mujer joven deja a una familia con hijos pequeños. Es realmente doloroso. Sabemos que esta es una posibilidad, pero uno no quiere encontrarse con la muerte de esa manera, más aun cuando sabemos que hemos venido por un largo tiempo demandando cosas tan básicas como son los equipos de protección personal para desempeñar de manera adecuada nuestro rol y que hasta la fecha no ha sido resueltos.

Respecto del estado anímico del personal médico, ¿qué se está haciendo para la contención emocional de los trabajadores  y trabajadoras? ¿Existe algún lineamiento específico desde el ministerio?

Hemos venido demandando con mucha fuerza la necesidad de cuidar a los cuidadores. Es hasta pragmático, estratégico, si queremos mirarlo desde una perspectiva de eficacia del sistema y la verdad, es que eso no ha sido posible. Si llegó alguna tentativa del Ministerio de Salud hace una semana, pero es absolutamente inviable hoy implementar en algunos establecimientos, que hacen esfuerzos, pero en términos generales es una cuestión que no hemos podido abordar, porque son muchas las demandas y las exigencias que tenemos, y que siempre hemos tenido, dicho sea de paso. El sistema está permanentemente estresado por falta de recursos materiales y humanos para atender a la cantidad de población de la que estamos a cargo y, en esta contingencia, la situación es aún peor por la propia conducta de la política pública, de la falta de orientación técnica, oportuna y clara del Ministerio de Salud. Tenemos una incongruencia, una falta de orientación técnica e información contradictoria. El ejemplo de volver a levantar las garantías GES del sistema de salud para la atención primaria, en estos momentos es una situación que nos complejiza de una manera tremenda. Desde que partió la pandemia hubo descoordinación con el tema de las vacunas, se nos orienta una cosa y a los dos días se dice otra.

A propósito del contexto que nos cuenta, se dio a conocer una información por parte del Ministerio de Salud de que este decreto que anuló algunas garantías AUGE/GES se va a anular, reanudándose estas prestaciones. ¿Está el sistema preparado para volver a esta normalidad de las atenciones?

Lo digo bien responsablemente, estamos en manos de un Gobierno criminal. Hasta la fecha no ha llegado ni un solo peso de refuerzo a la Salud municipal en Chile. Nos llegaron unos datos en planilla con unos montos que entregarían, que hasta ahora no ha sido efectiva. Lo cierto es que los municipios, de acuerdo a sus propias definiciones locales, con la heterogeneidad de recursos gestacionales y técnicos que se tiene en cada comuna, han implementado nuevos sistemas para enfrentar esta pandemia. Hemos preparado espacios para atender la morbilidad respiratoria, hemos rediseñado una serie de atenciones para poder atender en esta coyuntura tan particular. Esto sin ningún apoyo, las comunas se han gastado los dineros que no tienen, las que pueden, en comprar mascarillas, escudos faciales, alcohol gel y todo lo que se requiere para atender porque del Ministerio nos han llegado cantidades que son irrisorias a efectos de lo que se necesita para entregar la atención.

confusam

La dirigenta aseguró que parte de esta iniciativa local de reingeniería, que busca garantizar la prevención y atención integral de Salud a la población, ha considerado la implementación de prestaciones a domicilio.

“Entendemos que detrás de esta indicación tan alocada está la ordenación sanitaria de dar resguardo a todas las patologías y controlar la situación sanitaria del país. En ese sentido, por supuesto que los sistemas de Salud y la atención primaria, en particular, tiene mucho que decir”, dijo.

“Lo que hemos logrado en las comunas es que esos controles sanos, la vacunación, la entrega del plan de alimentación complementario y la producción de los medicamentos de los pacientes crónicos, que es nuestra prioridad, se realicen pero con otro tipo de prestaciones que tiene que ver con atenciones a domicilio, con atenciones que vamos desarrollando en los territorios y no en el establecimiento de Salud que, por supuesto, es un foco de contagio”, añadió. 

Asimismo, Espinoza, hizo hincapié en lo crucial de la contingencia sanitaria, en la que el propio Gobierno pronosticó un peack del crecimiento de la curva de contagios. Esa proyección, sumada a las condiciones climáticas que se vaticinan con el invierno, provoca un aumento de la morbilidad respiratoria. “Es cuando más necesitamos medidas de resguardo sanitario público, como la cuarentena nacional y el testeo masivo real, que hasta la fecha este gobierno se ha negado a implementar”, puntualizó.

El Gobierno habla de un 20 por ciento de pacientes que no estarían acudiendo a sus controles ni retirando sus medicamentos, ¿hay una falta de conocimientos por parte de las autoridades de Salud sobre cómo están trabajando territorialmente los consultorios al interior de las comunas?

Claramente el Gobierno, desde un escritorio, no está atendiendo la realidad local. No conoce lo que se hace en los territorios, que si bien no es perfecto, porque siempre hemos tenido carencias y diversidad de implementaciones. Hay municipios con distinta cantidad de recursos materiales y humanos, pero lo que aquí se requiere es un apoyo y una orientación clara que sea consecuente y permanente en el tiempo, de manera de poder afrontar esta coyuntura tan dificultosa.

En esa línea, la dirigenta de Confusam reparó en el gran peligro que implica normalizar las atenciones de salud en hospitales y consultorios, en la medida que los funcionarios de salud pública no han sido testeados del virus, lo que puede implicar que un número importante de personal sanitario presente un COVID-19 positivo asintomático.  

Claramente, la prioridad de este gobierno no está con la salud de la gente, no está en los derechos humanos fundamentales, sino que está en el resguardo del desarrollo de la economía. Es importante que no nos olvidemos que si hay medidas sanitarias implementadas, ha sido por la presión de la base social. El cierre de establecimientos educacionales fue por la presión de los propios alcaldes y de los rectores de las universidades. Cuando se cerraron los centros comerciales, fueron los propios sindicatos de los trabajadores que empezaron a protestar y que luego fueron apoyados por los municipios. En esa medida, podemos decir que las principales medidas sanitarias, que son las más eficientes, han sido empujadas por la población.

coronavirus

El presidente nacional de la confederación Fenpruss, Aldo Santibañez, también fue crítico respecto de la eventual relación de la eliminación de este decreto GES con el mantenimiento de utilidades de la clínicas privadas.

“Creemos que no son medidas que correspondan. Más bien uno lee que, a propósito de las dificultades que el sistema privado tienen con su liquidez financiera, apuntan a entregarle elementos que permitan mantener el negocio de la Salud privada para efectos de sostener sus empresas. Si eso fuese así, nos parece un gran error. Es el momento de seguir estableciendo medidas sanitarias restrictivas, de distanciamiento social y no de abrir los hospitales a la atención normal que es lo que pretende el Gobierno con este tipo de medidas”, dijo.

Asimismo, Santibañez se sumó al llamado a no aflojar las políticas preventivas ante la afectación del virus, sobre todo considerando las imprecisiones que ha evidenciado el ministerio para detectar los casos de contagios.

“Hemos dicho que no es momento de relajar las medidas sanitarias para evitar una propagación masiva y esto se agrava con el contexto actual en que el Ministerio de Salud ha reconocido errores en la determinación de los contagios en sus informes diarios. La famosa meseta con la que se hablaba a comienzos de esta semana ya no es tal y, por tanto, se han incrementado considerablemente el número de contagios, lo que significa que puede que ocurra en los próximos días un estrés, una necesidad de respuesta del sistema público, de camas críticas y  de ventiladores que no va a ser posible que soporte, sobre todo considerando que van a ingresar en las próximas semanas otros virus que van a requerir una mayor exigencia al sistema como son la influenza y el virus sincicial”, aseveró.