Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Cultura en alerta: Trabajadores no descartan movilizaciones si el Gobierno no entrega soluciones concretas

A mediados de marzo, los trabajadores de las artes denunciaron que, producto de la pandemia, enfrentarían una crisis sin precedentes. Actualmente, esas inquietudes se han multiplicado, revelando sus primeras consecuencias: “Hay quienes no van a poder pagar los servicios básicos de este mes o del próximo”, dicen.

Abril Becerra

  Viernes 1 de mayo 2020 15:48 hrs. 
aritstas





Teatros vacíos. Centros culturales sin exposiciones. Publicaciones en suspenso. Festivales recalendarizados. A mediados de marzo, la programación cultural contemplada para este año debió suspenderse producto de las exigencias que acarreó el brote de coronavirus en el país. 

Así, sin remuneraciones ni posibilidades de convocar a actividades masivas, los trabajadores de las artes y la cultura plantearon sus inquietudes respecto de una crisis que lentamente comenzaban a sentir. Hoy, no obstante, las evaluaciones son mucho más dramáticas. Los testimonios hablan de una precarización sin precedente, donde el apoyo estatal ha sido escaso y donde la organización sindical se ha fortalecido para ir en ayuda del sector.

“Esto viene a reafirmar lo que sabíamos, es decir, que el sector está muy precarizado en términos laborales, con sueldos que bordean los 300 y 500 mil pesos. A ello se suma el tema del estallido. Hoy podemos decir que la mayoría de los artistas visuales están en una crisis total”, comenta Claudia Adriazola, vicepresidenta de la Asociación de Pintores y Escultores de Chile (Apech). 

“Todo se ha postergado. Charlas, exposiciones, ventas, itinerancias, talleres, clases. Probablemente, hay quienes no van a poder pagar los servicios básicos de este mes o del próximo. Hay dificultades impensadas”, añade la artista. 

apech

En el sector de las artes, la crisis acarreada por la pandemia ha sido abismante. Según un estudio levantado por el Ministerio de las Culturas frente a la crisis, el 85,1 por ciento de los encuestados, de un universo de más de 15 mil formularios analizados, son trabajadores independientes. De ese porcentaje, el 79,4 por ciento declaró no tener un ingreso estable, lo que frente a la crisis, podría profundizarse. 

“Hoy se ve que los afectados se han triplicado. Los testimonios que más me sorprenden son del arte callejero, porque ellos tienen menos posibilidades que los artistas que apenas cumplen con los requisitos para optar a los beneficios existentes. Están invisibilizados en todo sentido. Ni siquiera las propuestas actuales abarcan ese sector”, señala Débora Weibel, presidenta del Sindicato de Actores de Chile ( Sidarte).

“En algún minuto, nos vimos haciendo fondos solidarios y canastas familiares, pero esto no nos sustenta si se considera la cantidad de meses que llevamos con esta crisis. Tampoco tenemos muchas alternativas”, sostiene.  

Críticas al Ministerio

El viernes 17 de abril el Ministerio de las Culturas convocó a los gremios de las artes a una primera mesa de trabajo interministerial para abordar la crisis. La medida fue observada de forma positiva por los gremios, ya que ésta era una de las demandas del sector. Sin embargo, durante el desarrollo de la actividad, los ánimos se fueron debilitando lentamente. ¿Las razones? Desorganización, desinformación entre las autoridades y falta de un cronograma de trabajo.  

En total, la conversación se prolongó por cerca de tres horas, pero las incertidumbres siguieron siendo las mismas: no se respondió a la pregunta respecto del origen de los 15 mil millones de pesos que serían reasignados al interior de la cartera en el marco de la crisis. Tampoco existió una propuesta concreta para ir en ayuda de los artistas afectados, sino, más bien, se planteó un debate a largo plazo. Al final, la reunión fue percibida como “un saludo a la bandera”.

“Actualmente, un mes y medio después, se sigue repitiendo la misma metodología. Es como si no nos estuviesen escuchando. En un inicio nuestros comunicados eran ‘agradecemos la medida’, pero hoy no agradezco nada, porque no hay voluntad política. Las medidas que lanzan no están respondiendo a la realidad que estamos evidenciando”, enfatiza Weibel. 

ministerio de las culturas

Hasta ahora, el Ministerio ha planteado la reasignación de fondos y la puesta en marcha de tres nuevas líneas de incentivos, es decir, adquisición de contenido cultural, financiamiento de creación y circulación, y formación. Pese a ello, para las organizaciones, los anuncios no dejan de ser insuficientes. A esta crítica se suma el rol que ha jugado la Ministra Consuelo Valdés en el marco de la crisis.     

“Lo que nosotros pedimos es un empoderamiento de la Ministra, que tome las riendas, que hable con Hacienda. Somos un sector productivo que mueve el 2,2 por ciento del PIB. Entonces, necesitamos que asuma ese liderazgo para que se nos aborde desde ese lugar”, recalca Daniela Espinoza, presidenta del Sindicato Nacional Interempresa de Profesionales y Técnicos del Cine y Audiovisual (Sinteci). 

“Hay una cadena de acciones que se pueden liderar desde el Ministerio, pero eso hoy no existe. No calificamos en ninguno de los proyectos COVID. En el fondo, lo que vemos es una mirada casi de reactivación económica para el futuro, pero en ningún caso es un beneficio que pueda repercutir en los trabajadores en un corto o mediano plazo y es ahí donde sentimos que el Ministerio y la Ministra están en deuda con los trabajadores”, recalca la dirigenta. 

Crisis y movilización 

La segunda mesa de trabajo entre artistas y autoridades estaba programada para este viernes 1 de mayo, sin embargo, fue postergada para la próxima semana. Aún así, desde los gremios advierten que si las reuniones continúan desarrollándose bajo el mismo espíritu consultivo y sin una línea de trabajo a corto plazo, no habrá acuerdos. De hecho, hay quienes señalan que, una de las posibilidades, sería bajarse de la conversación que, en su opinión, no tiene otro objetivo más que el comunicacional. 

Del mismo modo, no se desechan otro tipo de acciones: “Entendemos que no se puedan hacer manifestaciones públicas, pero tampoco lo descartamos. No descartamos ninguna medida de fuerza que pueda permitir que nos visibilicemos, porque lo que sentimos es que con estas mesas de trabajo se gana tiempo y se invisibiliza a un sector que está tremendamente afectado”, dice Daniela Espinoza. 

sinteci

La crisis en el sector de las artes es una situación que apenas comienza. Por lo mismo, los gremios señalan que es preciso trabajar en una agenda concreta, en la que se aborden incentivos inmediatos: “Es importante contar con ayudas que nos permitan mantenernos en este momento”, recalca Daniela Espinoza. 

De esa manera, desde las organizaciones de trabajadores de la cultura y las artes elucubran varios caminos. Uno de ellos tiene que ver con plantear un calendario que especifique objetivos de corto, mediano y largo plazo. 

El emplazamiento es abordar la crisis, pero desde su presente. Dirigir los esfuerzos para que los artistas no comiencen a vender sus equipos para sobrevivir. Plantear un programa que promueva la estabilidad del sector, más que la incertidumbre. Al final del día, la demanda también habla sobre un modelo de creación que debe replantearse de forma urgente.