Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Cristóbal Cuadrado y cifras del gobierno por el Covid-19: “Falta un uso más riguroso de la información”

El académico de la Escuela de Salud Pública considera que las estadísticas no permiten llegar a las conclusiones de las autoridades.

Camilo Villa J.

  Viernes 8 de mayo 2020 19:52 hrs. 
cuadrado uchile





El ministro de Salud, Jaime Mañalich, aseguró este viernes que Chile tiene una de las más bajas tasas de letalidad por el Covid-19 en comparación, nada menos, que con los países del OCDE.

En su alocución, el secretario de Estado afirmó que nuestro país cuenta, actualmente, con una tasa de letalidad correspondiente al 1,1 por ciento, cifra que lo posiciona en el penúltimo lugar de mortalidad por el Covid-19 entre las naciones OCDE. El ingrato primer lugar le corresponde a Reino Unido, con una tasa del 15,2 por ciento.

La favorable comparación con respecto de otros países fue celebrada como un éxito por Jaime Mañalich, sin embargo, este éxito ha sido cuestionado y criticado por especialistas sanitarios, entre ellos, el académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Cristóbal Cuadrado.

Para el médico cirujano de profesión, el Ministro hace un ejercicio que es incorrecto técnicamente, pues este tipo de comparaciones de tasa cruda no ha sido ajustada por las características de la población de cada país ni por el sub-reporte de casos que puede tener cada uno de los países.

Por lo mismo, Cuadrado ve en el exitismo del Gobierno, más que todo, una campaña política.

Cuando uno ve que la máxima autoridad sanitaria del país, en cadena nacional, hace ese tipo de comparaciones, la verdad es que deja a uno extremadamente preocupado, porque significa que hay una decisión por parte de la autoridad sanitaria de presentar, de manera mañosa, información para ocuparla con fines políticos, para demostrar que, en teoría Chile, lo estaría haciendo de lo mejor del mundo.

Según Cuadrado, detrás de las cifras y comparaciones que quiere hacer ver el Ejecutivo, se oculta el deseo de demostrar que el actual Gobierno es el mejor.

“Yo creo que aquí hay una necesidad del Gobierno de decir que son los mejores, y eso les hace dar pasos en falso y ser poco prudentes con respecto de las declaraciones. Ya lo vimos con lo que fue la idea de la nueva normalidad, del que Chile iba a ser el primer país del mundo que iba a tener un peak tan bajo de casos, que prácticamente se había vencido al coronavirus y con eso se llama muy tempranamente a volver a las actividades, y dos semanas después de esto vemos lo que está pasando con los casos”.

Hay un exceso de necesidad de mostrar un éxito en una crisis donde, al decir verdad, el éxito no existe. Vamos a tener que lamentar muchas muertes, la situación es difícil y lo seguirá siendo, y yo creo que esta manera de comunicar del Gobierno no hace bien a la crisis”, continuó Cuadrado.

coronavirus

En cuanto a su evaluación sobre cómo el Gobierno está sobrellevando la crisis sanitaria, el académico de nuestra casa de estudios afirmó que, probablemente, Chile lo está haciendo en la medianía del mundo, sin embargo, decir que Chile tiene las mejores cifras es una afirmación ficticia si no hay datos que lo sustenten.

Según explicó Cuadrado, si se quiere hacer comparaciones entre países, primero hay que ajustar las estructuras poblacionales de los estos, pues es distinto tener una población más envejecida, como Italia, ya que eso hace que la probabilidad de que alguien muera sea más alta.

El médico identificó también otros factores de riesgo de la población que deben ser considerados a la hora de comparar, por ejemplo, el porcentaje de la población con diabetes, o el número de quienes son afectados por alguna enfermedad pulmonar crónica. “Estos son factores que diferencian la probabilidad de muerte entre un país y otro, y se tiene que ajustar a eso y existen métodos para hacerlo”, recalcó Cuadrado.

Otro factor de vital importancia, según explicó el académico, tiene que ver con ajustar la cantidad de test que está haciendo cada uno de los países y la estrategia de testeo, pues la letalidad se construye con un numerador, que es el número de fallecidos, y el denominador, que es la cantidad de personas diagnosticadas.

Por lo mismo, el mecanismo y la estrategia de testeo es fundamental a la hora de compararse con otros países.

“Hay países, entre ellos muchos europeos, que el testeo lo han focalizado en los pacientes más graves, como Italia, España, Reino Unid, y, por lo tanto, los casos confirmados son una proporción mucho más baja, o sea, tienen una mayor proporción de sub-diagnósticos, entonces, cuando uno hace la relación de la letalidad en esos casos se está inflando artificialmente la letalidad, no es que ellos tengan una letalidad tan alta, solamente tienen un porcentaje mayor de casos no diagnosticados”.

“Esto es súper básico, evidente, cualquier epidemiólogo sabe que hay que hacer eso y, por esa razón, usted no va a encontrar ningún epidemiólogo serio haciendo ese tipo de comparaciones a la ligera, y yo creo que el Ministerio de Salud debiese tener mucha prudencia“, sostuvo el magister en Salud Pública.

Por último, Cuadrado aclaró que no está cuestionando las cifras entregadas por las autoridades, sino la comparación que con estas realizan ya que, según explicó, no se pueden llegar a reales conclusiones.

“No es que el Gobierno esté inventando un número, ellos están calculando un número que es una tasa de letalidad cruda, pero la forma en que se compara con otros países y la conclusión a la que se llega es incorrecta y, a esa conclusión, por ende, no se puede llegar. Con estos datos no se puede concluir que Chile lo hace mejor o peor que el resto y, en ese sentido, falta un uso más riguroso de la información y en la forma es que esta se comunica a la ciudadanía”.

El académico llamó al Gobierno a ser más prudente a la hora de comunicar la situación sanitaria del país.