Diario y Radio U Chile

Año XII, 4 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Dirigentes de la salud pública responsabilizan al Gobierno por récord de contagios

En su declaración pública, los gremios llamaron a la autoridad central a no seguir manipulando las cifras de mortalidad

Diario UChile

  Jueves 14 de mayo 2020 18:38 hrs. 
Esteban Maturana.





Durante la mañana de este jueves, los dirigentes metropolitanos de consultorios y hospitales, se refirieron al crítico aumento de contagios de Covid-19 que se registra en el país, interpelando al Gobierno, por lo que denominaron un paupérrimo manejo comunicacional y de aplicación de las medidas sanitarias, como principales responsables de la crisis.

Las organizaciones de Confusam, Fenpruss y Confedeprus, entre otras dirigencias de la atención de salud pública, atribuyeron los récords de contagios que ha reportado el Minsal durante esta semana, a la enajenación del Gobierno hacia las evidencias internacionales sobre la gestión de la crisis.

Una situación que complica la capacidad de respuesta de los centros de salud, que se encuentran en niveles límite de sobre estrés respecto de la capacidad de camas críticas, funcionarios especializados en ese tipo de atenciones y de insumos de protección personal, como lo han manifestado desde mediados de marzo, en circunstancias que las autoridades hacían caso omiso a las recomendaciones epidemiológicas, denuncian.

“Estamos al inicio de la fase expansiva de la curva de contagios, lo que dice indicar que las próximas jornadas estas cifras puedan ir aumentando, generando una situación muy compleja para la que no estamos debidamente preparados, ni como atención primaria municipal, ni como atención hospitalaria, lo que va a significar un esfuerzo tremendo por parte de los trabajadores y trabajadoras de la salud”, afirmó Esteban Maturana, vicepresidente de Confusam.

Un hecho que constató la representante de Fenpruss, Selma Nuñez en cuanto a la saturación de los recintos hospitalarios de la región.

“La situación de colapso del hospital San José se está replicando en otros hospitales de la región Metropolitana, la Posta Central está a portas de asumir también una crisis bastante sería, el hospital del Carmen, entre otros más”.

Asimismo, el dirigente de Confusam advirtió una manipulación de las cifras de contagio por parte del Ministerio y, particularmente, de las tasas de mortalidad, que se mantienen muy por lo bajo de los fallecimientos registrados en países cuyo nivel de diseminación es similar al nuestro.

Es extraordinariamente curioso que países que tienen similares números de contagiados a estos días y que tienen sistemas de salud incluso superiores al nuestro y gente con condiciones de vida superiores a la nuestra, tengan una cantidad de muertos diez veces superior a la de Chile. Ello es antecedente de que se está ocultando información. A ello le sumamos las denuncias de las funerarias y las denuncias de familias de gente que se ha muerto en sus propios hogares con la certeza que ocurrieron por Covid-19, cuando los certificados de defunción registran una causa de muerte por paro respiratorio”, agregó.

Como una falta de respeto, valoraron además, la responsabilidad que se buscó atribuir a la ciudadanía por no acatar las medidas sanitarias en circunstancias que el llamado del Gobierno era de establecer la nueva normalidad.

Por su parte, el dirigente de los funcionarios de salud del Hospital San José, Mauricio Navarro aseguró una fatiga extrema del personal sanitario, quienes viven la angustia y el miedo de lo que se vaticina dentro del recinto.

“Es indignante porque uno como trabajador sabe que en estos momentos tenemos que ponernos a trabajar para cuidar la salud de la población y de nuestros compañeros, pero llegado al momento, vamos a cobrar todas esas responsabilidades políticas y administrativas de las cuales este gobierno tiene mucho que decir”.

Finalmente los dirigentes metropolitanos mostraron la disposición de seguir trabajando en conjunto para superar la pandemia, en la medida que el Ejecutivo cese con la manipulación de información respecto a sus informes diarios, entregue los elementos de seguridad personal que requieren los funcionarios de salud, y termine con la gestión vertical con la que ha hecho oídos sordos a quienes han adoptado la primera línea de la crisis.