Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ
Gloria García V. Patricia Grau M. Ricardo Pérez-Abarca

Ciencia y arte del cuidado: enfermería sigue construyendo su legado

Gloria García V. Patricia Grau M. Ricardo Pérez-Abarca | Viernes 15 de mayo 2020 19:45 hrs.


El actual escenario en que estamos iniciando la tercera década del siglo XXI, desafía a comprender con mayor profundidad la esencia del Cuidado, cualidad inherente de los seres humanos, en que el sentido de cooperación y solidaridad ha sido fundamental para preservar la vida: trascendiendo, inclusive, a enseñanzas desde los mundos ancestrales que establecen paradigmáticas relaciones con la Madre Tierra – Ñuque Mapu o Naturaleza.

Qué vigente Florence Nightingale en sus postulados y enigmáticos mensajes de la relaciones entre salud-enfermedad y Naturaleza: “Pero cuando haya suprimido todo aquel dolor y sufrimiento que en los pacientes son los síntomas, no de su enfermedad, sino de la ausencia de los ya mencionados elementos esenciales para que se realice el proceso reparador de la Naturaleza, entonces sabremos cuáles son los síntomas de la enfermedad”.

El año 2020 fue declarado por la Organización Mundial de la salud, como el año de la Enfermería, destacando el bicentenario del nacimiento de su fundadora. Esto se enmarca dentro de la campaña global Nursing Now, con el propósito de mejorar la salud de la población, al elevar el estado y el perfil de la Enfermería. Es un programa del Burdett Trust for Nursing que se lleva a cabo en colaboración con la Organización Mundial de la Salud y el Consejo Internacional de Enfermeras lanzado en 2018 y que finaliza a fines de este año. Esto surge debido a que para las organizaciones convocantes “las enfermeras están en el corazón de la mayoría de los equipos de salud, desempeñando un papel crucial en la promoción de la salud, la prevención y el tratamiento de enfermedades. Como profesionales de la salud más cercanos a la comunidad, al desarrollar la enfermería y la partería, los países pueden lograr el triple impacto de mejorar la salud, promover la igualdad de género y apoyar el crecimiento económico”

Este año comienza con complejos desafíos en Chile: Una crisis social-institucional arrastrando intensas jornadas de movilización y protesta de ciudadanos en que sus consigna fue: “Hasta que la Dignidad sea costumbre”, donde el Derecho a la Salud y las condiciones en que la vida se desarrolla fueron puesto en debate público. Durante estas jornadas de protesta se vivieron vulneraciones de Derechos Humanos: miles de heridos, fallecidos/as, mutilaciones, violaciones y abusos sexuales, entre otras acciones, provocadas por agentes del Estado y de las fuerzas de represión que hizo cuestionarnos el valor de la vida y seres de dignidad; y que motivó a una gran cantidad de estudiantes y profesionales de enfermería a las calles y debate político pidiendo justicia y dignidad.

Al complejo escenario para la Enfermería en Chile producto de la crisis social- política, se suma un desafío también, global. Por primera vez en la historia de la humanidad, una  Pandemia, causada por un Coronavirus de alto contagio. A las grandes necesidades de salud en todos los niveles de atención, se suman preocupaciones de los desafíos sociales debida a la rápida caída de las economías, dejando en evidencia y agudizando, también, las desigualdades sociales que existen en Chile.

 

Este 2020, se convirtió en el año de la Enfermería, se convirtió en el año en que somos protagonistas, junto al equipo de salud, de cuidar la salud a miles de hombres y mujeres de nuestro país. Esta Pandemia, ha comprometido al mundo entero, nos encontró sin imaginar que sería de esta forma: cuidando infatigablemente día a día, horas tras horas, segundo a segundo a las personas, familias  y comunidades.

Este 2020 nos invita a ser tenaces y perseverantes, críticos y constructivas, en palabras de Florence: “Prefiero diez veces morir en el mar, nadando hacia un nuevo mundo que  quedarme quieta en la playa con los brazos cruzados”.

Este 2020 nos motiva a entregar el Cuidado como herramienta fundamental de desarrollo de sociedades y ecosistemas, llevando a la Humanidad a nuevos horizontes, donde el sentido fraternal, solidario y de cooperación mutua sea para liberar almas y espíritus, como decía Florence: “Lo que importa que nos haga el destino, sino lo que nosotros hagamos de él”.

Por sobretodo, contribuir a hacer más justa y equitativa esta sociedad, donde derecho a la Salud y al Cuidado sea garantizado para todos y todas, siendo un imperativo ético, en esta década de transformaciones.

Invitamos a escribir un nuevo proceso de la Enfermería y la Salud de Chile, en contexto de crisis social-política y sanitaria:

¡A transformar la Enfermería, hacia las Sociedades del Cuidado!!!