Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Director de Asociación de Gendarmes: “Hay que cerrar Punta Peuco y tomarla como unidad de cuarentena”

Luego del motín en Colina 1, Carlos Fernández criticó duramente las decisiones tomadas por el Ministerio de Justicia en cuanto al manejo de la crisis sanitaria en los recintos penales. "Hoy como gremio, pedimos la salida de Hernán Larraín del Ministerio de Justicia, porque no esta en sintonía con los gendarmes".

Diario UChile

  Viernes 15 de mayo 2020 17:55 hrs. 
presos_chile_ong_leasur_enterate.jpg_1718483347



Este jueves en la cárcel de Colina 1, un motín dejó a 38 internos y 32 funcionarios lesionados. Siete presos y 15 gendarmes debieron ser trasladados a recintos asistenciales, según el reporte entregado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Las razones de los desórdenes, según explicó el director regional metropolitano, coronel Víctor Provoste, habría sido la negativa de los reos a un registro de allanamiento en la torre 4A luego de riñas ocurridas el miércoles por la noche.

La situación de Colina se suma a la de otros recintos penitenciarios a nivel nacional, que  en medio de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus, han visto acentuadas sus carencias en medio del hacinamiento de las cárceles.

Este viernes, en la primera edición de Radioanálisis, el director nacional de la Asociación de Suboficiales y Gendarmes (ANSOG), Carlos Fernández,  se refirió al estado actual de los penales en nuestro país y criticó duramente las decisiones emanadas del Ministerio de Justicia.

“Se repite el abandono sistemático del Gobierno para con Gendarmería. Hay una mala asesoría porque los problemas que tenemos son gracias a la mala comunicación entre el Ministerio de Justicia y Gendarmería de Chile. Nosotros, oficiales y gendarmes seguimos haciendo la labor en las cárceles pero el Ministerio da órdenes como las libertades por los indultos, que generaron problemas dentro de la población penal. Ahora con los teléfonos hay otro tema muy delicado, y mientras el Ministro hace sus declaraciones, nos deja en jaque porque los problemas que se generan son debido a los errores comunicacionales que debemos enfrentar quienes trabajamos en trato directo con la población penal”.

Fernandez ansog

Carlos Fernández

Consultado sobre los dichos del Director General de Gendarmería, Cristian Alveal, respecto de los 381 presos y 243 funcionarios contagiados y su positivo balance respecto del manejo penitenciario, Fernández señaló que la Dirección Nacional ha desempeñado un buen rol durante esta crisis.

“A las unidades penales han llegado algunos insumos, y la planta de gendarmes, suboficiales y oficiales hemos sacado la labor adelante. Hoy quien no está en sintonía con el personal de Gendarmería es la gente del Ministerio porque entiendo que quienes asesoran al Ministro nunca han pisado una cárcel. Nosotros pedimos que exista sintonía con el personal, porque de otra forma habrá más lesionados, más muertos tanto entre los funcionarios como internos y no queremos llegar a esas instancias. Esas odiosidades las ha creado la mala comunicación y la toma de decisiones del Ministro. Hoy como gremio, pedimos la salida de Hernán Larraín del Ministerio de Justicia, porque no esta en sintonía con los gendarmes. Le tenemos respeto porque lo conocemos desde su época de senador, pero hoy día con las acciones en Colina y las medidas que se están tomando, además de la liviandad con la que se aplican las sanciones a los internos por golpear funcionarios o por tomarlos como rehenes, no llegaremos a ninguna parte. Los internos ya no están siendo castigados y les da la mismo. Por eso, con toda nuestra fuerza pedimos la salida del ministro de Justicia porque esta situación ya no resiste análisis, no queremos muertos, sea internos o gendarmes por la negligencia del Ministerio”.

Respecto de las medidas futuras para evitar un recrudecimiento de la violencia y una ampliación de la cantidad de contagios, Fernández afirmó que, luego de la salida del ministro,  la primera decisión debería ser relativa a la cárcel de Punta Peuco. “Hay que cerrar la cárcel de Punta Peuco y tomarla como unidad de cuarentena. Si queremos igualar la justicia social, tenemos que empezar haciendo gestos políticos y ese es el mejor gesto y así nos evitamos el cierre de Puente Alto, que ya se anunció. Yo creo que la transformación de Punta Peuco en una unidad  para que vaya la gente a cuarentena, permitirá despejar el panorama penitenciario. Eso, unido que los gendarmes volvamos a tomar el control de las cárceles, porque hoy lo estamos perdiendo gracias a la mala toma de decisiones del Ministerio”.

Punta-Peuco

En cuanto al arrastre de problemas de los gendarmes sea por el hacinamiento y por las propias dificultades laborales de la institución, que en contexto de emergencia se hacen más patentes, el director de la ANSOG aseguró que la autoridad se resiste a tomar las medidas adecuadas por miedo a que sean impopulares. “Hoy hay instituciones que se preocupan de comprar indumentaria logística para dotaciones de 20 o 30 mil funcionarios y en Gendarmería recibimos una vez al año nuevos gendarmes y ahora, con la nueva ley, llegarán cada dos años. No tenemos recurso humano y el poco que tenemos está hoy con problemas, tenemos muchos funcionarios haciendo cuarentena y ese personal no se reemplaza, sino que se carga a los que siguen en funciones”.

“Francamente ningún gobierno se ha hecho cargo del problema penitenciario. Vivimos en la misma miseria humana y los problemas actuales se deben a que ningún gobierno ha querido tomar las riendas del problema penitenciario, de la deuda que hay con Gendarmería y todo su personal. Para gastar dos millones de dólares en instituciones chatarras hay recursos, pero para invertir en las cárceles, en indumentaria, en logística no hay”, finalizó el dirigente de los gendarmes.

Salida de Larraín, ¿solución o nuevo problema?

Luego de la solicitud de renuncia al Ministro Larraín por parte de la ANSOG, Radio Universidad de Chile  se comunicó con la presidenta de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, diputada Emilia Nuyado, quien hizo un llamado al diálogo entre la autoridad y los funcionarios.

“Justamente la ANSOG expuso en la comisión de DD.HH. su preocupación estando presente el ministro de Justicia y plantearon que están muy expuestos debido a la autorización de los celulares al interior de los recintos carcelarios. Por otro lado, también escuchamos a la Agrupación de Familiares de Personas Privadas de Libertad quienes se manifestaron conformes con la decisión del Ministerio y valoraron el poder tener una forma para comunicarse. La situación es compleja, los gendarmes están expuestos y hay que buscar una forma de diálogo que pueda avanzar en los derechos de los funcionarios y funcionarias, pero con respeto  a los derechos humanos de quienes están privados de libertad. El punto importante es que el señor Ministro pueda generar mayor apoyo, mayor dotación de personal y evitar que sucedan situaciones como la de Colina 1″.

Las declaraciones del Director de la ANSOG son respaldadas por otros dirigentes de Gendarmería. Así, Joe González se manifestó de acuerdo con la solicitud de renuncia de Hernán Larraín y además criticó a quienes asesoran al Ministerio de Justicia en materia penitenciaria por su ignorancia y falta de preparación.

“Creo que la falta de conocimiento, esa ignorancia y esa irresponsabilidad de parte del Ministro obviamente nos llama la atención y también debería llamarle la atención al Presidente de la República, y que entienda que su ministro no está haciendo la pega como corresponde”.

La situación en Colina generó la acción del Instituto Nacional de Derechos Humanos y fue el propio Sergio Micco , Director del organismo, quien se hizo presente en el recinto penal para para constatar el estado de internos y funcionarios de Gendarmería. En la oportunidad hizo un llamado de atención a las autoridades de Justicia respecto de las condiciones internas de los centros penitenciarios en Chile.

Micco Colina 1

Chile se tiene que preocupar de lo que está ocurriendo en los centros penitenciarios, las condiciones en las que viven los internos es tremendamente difícil y se debe hacer un esfuerzo de pensar más en los centros penitenciarios para evitar tragedias”, aseguró el abogado.

Emilia Nuyado, si bien solidariza con el sentir de los gendarmes, también hace un llamado a los autoridades a poner atención en los problemas de fondo que se han expuesto con la pandemia. Además,  pone el acento en que de producirse la salida de Hernán Larraín, habrá que preocuparse de quien asumirá entonces la cartera en medio de esta crisis sanitaria nunca antes vista.

“Es difícil que actualmente, dada la crisis, se pueda afirmar que esta autoridad no está desarrollando el trabajo que debiera realizarse, porque hay que equilibrar las peticiones de los funcionarios y de los detenidos. Tienen que haber cambios estructurales con respecto de cómo se deben cumplir las condenas en este contexto, esta es una situación de Estado, del país y hay que estar a la altura de esa discusión. La crisis debe servir para abordar temas de carácter estructural y el Ministro debe avanzar en eso y dialogar con los representantes de Gendarmería y con los representantes de los familiares de quienes están privados de libertad”.

Nuyado, sin embargo, es clara en que quien debe renunciar, sin lugar a dudas es el director nacional de gendarmería, Christian Alveal, quien  fue respaldado por los funcionarios. Para la parlamentaria, Alveal ha demostrado un muy mal manejo de la crisis, y es él  quien está directamente involucrado en los problemas de comunicación que acusan los funcionarios. De acuerdo a lo señalado diputada del distrito 25, la precariedad que atraviesa actualmente Gendarmería se debe principalmente a la falta de gestión de esa jefatura.