Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Extravío, desunión oficialista y cortoplacismo: los impedimentos para que Piñera lidere un acuerdo nacional

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, diversos analistas se refirieron al fracaso del eventual llamado que el mandatario haría el 1 de junio. Para ellos, actualmente el Gobierno carece de una estrategia política que lo haga proyectarse a largo plazo y querer tomar acción en este sentido.

Tomás González F.

  Miércoles 20 de mayo 2020 7:28 hrs. 
Foto: Presidencia.





Una vez más, el ya reiterado concepto de “gran acuerdo nacional” ha vuelto a estar en la palestra ante la evidente crisis política, económica y social gatillada, esta vez, por la pandemia del coronavirus. Y con la Cuenta Pública Presidencial del 1 de junio a la vuelta de la esquina, la posibilidad de un eventual llamado por parte del presidente Sebastián Piñera a un entendimiento de este tipo ronda en el ambiente, aunque con escepticismos que parten desde el propio jefe de Estado.

En este contexto, la propuesta ideada por el diputado y presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, junto al senador socialista y ex ministro, José Miguel Insulza, entre otros actores políticos, surgió con el objetivo de encaminar en una dirección diferente el que, para muchos, ha sido un mal manejo tanto comunicacional como político por parte del Ejecutivo, en donde ha primado la improvisación sin lograr comunicar a la ciudadanía una dirección clara para enfrentar las crisis venideras.

Ante este escenario, hay quienes dudan de que el Presidente sea capaz de liderar un acuerdo como éste, de más largo plazo, cuando justamente el accionar del Gobierno pareciera ir en el sentido contrario y estar enfocado en generar respuestas lo más rápido posible a medida que las situaciones se van desencadenando.

 

La idea del eventual acuerdo nacional fue planteada este lunes en el Comité Político ampliado, del que participó Piñera, con una respuesta tajante por parte del Presidente. “Pónganse de acuerdo primero al interior de Chile Vamos”, pidió según presentes el mandatario, aclarando que pese a haber disposición para acuerdos, el Gobierno está dedicado “a gobernar”. Foto: Presidencia.

La idea del eventual acuerdo nacional fue planteada este lunes en el Comité Político ampliado, del que participó Piñera, con una respuesta tajante por parte del Presidente. “Pónganse de acuerdo primero al interior de Chile Vamos”, pidió según presentes el mandatario, aclarando que pese a haber disposición para acuerdos, el Gobierno está dedicado “a gobernar”. Foto: Presidencia.

Hay quienes dicen que lo lógico sería trabajar en dos planos: uno en torno a los desafíos derivados de la contingencia y otro en términos de una estrategia política de largo plazo. En el primer caso surgen como prioridad el solucionar tanto los problemas que se evidenciaron en octubre pasado con el estallido social, como los que han quedado en evidencia hoy en día en los distintos segmentos de la población que se han visto afectados por la pandemia.

Así lo expuso el analista político RN y ex director del Instituto Libertad, Aldo Cassinelli, quien sostuvo que para el primer plano existen soluciones inmediatas, pero para el largo plazo no ha existido una estrategia clara del Ejecutivo.

En ese sentido, respecto de las posibilidades que tiene el presidente Sebastián Piñera de liderar un eventual “Acuerdo Nacional” como el que se ha planteado desde distintos sectores, Cassinelli sostuvo que eso sólo sería posible en la medida en que, primero, se hagan parte de éste todos los actores de la sociedad y los distintos sectores políticos.

“Sólo desde ahí el Presidente le puede dar una orgánica a esa dinámica. Pero sólo pretender que desde la cúpula va a haber una orden o un plan para diseñar esto, creo que sería un error”, sostuvo el ex miembro de la Comisión Bravo en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile.

Es difícil pensar que va a ser un asunto de arriba hacia abajo, yo creo que la política cambió hace rato. Si los líderes políticos, quienes tienen que tener esta conducción política, no se dan cuenta de eso y no asumen, más bien, que el asunto es de abajo hacia arriba, creo que corremos el riesgo de tener muy buenas intenciones pero que son incapaces de tener anclaje en la sociedad”, agregó.

 

El analista político ligado a Renovación Nacional y ex director del Instituto Libertad, Aldo Cassinelli, también fue integrante de la desaparecida Comisión Bravo. Foto: Instituto Libertad.

El analista político ligado a Renovación Nacional y ex director del Instituto Libertad, Aldo Cassinelli, también fue integrante de la desaparecida Comisión Bravo. Foto: Instituto Libertad.

En cuanto a una estrategia para el largo plazo, por su parte, el analista y director de la Escuela de Gobierno de la Universidad Central, Marco Moreno, aseguró que el programa político del gobierno de Sebastián Piñera perdió su rumbo junto con el estallido social de octubre pasado y que no ha logrado retomarlo, quedándose en medidas tácticas que responden sólo a la contingencia.

En esa línea, el doctor en Ciencia Política manifestó sus dudas respecto del interés real que tiene el Ejecutivo de formar parte de un acuerdo de estas características, considerando que los esfuerzos están puestos en terminar de la mejor forma posible el actual mandato.

El Ejecutivo perdió su proyecto político el 18 de octubre cuando se inició el estallido social en Chile, a partir de ese minuto La Moneda carece de un proyecto político. Por lo tanto, tú no puedes articular una estrategia de comunicación de gobierno cuando no tienes claro un proyecto, y ése es el problema”, sostuvo el académico de la Universidad Central en conversación con nuestro medio.

“Yo creo que el Gobierno y especialmente el Presidente, no están convencidos totalmente de esta apuesta más estratégica porque ellos siguen pensando en lo táctico. Y lo táctico es el corto plazo, eso es lo que le preocupa al Gobierno”, aseguró Moreno.

Pero para el investigador del Instituto de Estudios de la Sociedad (IES), Rodrigo Pérez de Arce, de todos los escenarios posibles en que podríamos haber enfrentado el peak de la pandemia del coronavirus, el actual es uno “relativamente razonable, a pesar de los errores del Gobierno en la conducción política del problema”.

La propuesta de acuerdo nacional ideada por el diputado y presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, junto al senador socialista y ex ministro, José Miguel Insulza, busca encaminar en una dirección diferente el que, para muchos, ha sido un mal manejo tanto comunicacional como político por parte del Ejecutivo. Foto: Agencia UNO.

La propuesta de acuerdo nacional ideada por el diputado y presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, junto al senador socialista y ex ministro, José Miguel Insulza, busca encaminar en una dirección diferente el que, para muchos, ha sido un mal manejo tanto comunicacional como político por parte del Ejecutivo. Foto: Agencia UNO.

En ese sentido, en conversación con Radioanálisis, el abogado y magíster en sociología de la Pontificia Universidad Católica enfatizó en que más allá de que, para él, el Gobierno ha sabido enfrentar los aspectos técnicos del problema, ha existido una conducción errática, sobre todo, en el manejo comunicacional.

El Gobierno ha cambiado su relato aproximadamente cada tres meses en este período, entonces claramente hay un zigzagueo que es muy extraño y que a todos nos deja perplejos”, comentó el investigador del IES.

“Porque, y esto es un problema más o menos endémico en la derecha, se han enfrentado las distintas crisis como si fueran solamente un problema técnico. Y la crisis sanitaria, a pesar de que tiene un componente técnico muy relevante y que no se puede desconocer, también tiene una dimensión política sumamente relevante de conducción que, yo creo, se podría hacer mejor”, concluyó Pérez de Arce.

La idea del eventual acuerdo nacional fue planteada este lunes en el Comité Político ampliado, del que participó Piñera, con una respuesta tajante por parte del Presidente. “Pónganse de acuerdo primero al interior de Chile Vamos”, pidió según presentes el mandatario, aclarando que pese a haber disposición para acuerdos, el Gobierno está dedicado “a gobernar”. Pero es justamente en ese aspecto donde radican las principales críticas al Ejecutivo, es decir, el enfrentar desde un punto de vista técnico y cortoplacista aquellos problemas que tienen una raíz mucho más profunda.