Diario y Radio U Chile

Año XII, 4 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Líderes de la DC y el PS se cuadran con el Acuerdo Nacional: “El país requiere respuestas contundentes”

Fuad Chahín y Álvaro Elizalde manifestaron toda la disposición para dialogar con el Ejecutivo y relevaron la necesidad de apurar las decisiones para resolver las urgencias más acuciantes. "Hay gente que se está muriendo", dicen para luego asegurar que el acuerdo es un tema obligatorio para la política en el contexto actual.

Claudia Carvajal G.

  Domingo 31 de mayo 2020 11:32 hrs. 
Elizalde Chahin





El viernes recién pasado, de manera remota, el Ministro del Interior, Gonzalo Blumel, junto a los titulares de Hacienda , Ignacio Briones,  y de Desarrollo Soaical, Sebastián Sichel, inciaron una serie de conversaciones con los líderes de los partidos políticos en orden a llegar a una acuerdo transversal para tartar la crisis sanitaria y económica que traviesa a nuestro país producto del COVID-19.

Este domingo Fuad Chahin, Presidente de la Democracia Cristiana, otorgó una entrevista a El Mercurio en la que analizó la situación y entregó toda su diposición a trabajar con el Gobierno para en el diálogo cuyos tres ejes centrales son  la protección social, la reactivación económica y un marco fiscal por los efectos que está teniendo la crisis sanitaria en Chile.

El ex congresista manifestó que sus sensaciones luego de la primera reunión con el Gobierno son positivas. “En las palabras estamos totalmente de acuerdo en que hay que actuar con urgencia y que el país require respuestas contundentes. Esta buena disposición y el sentido de urgencia nos hace pensar que es posible que en estas dos semanas de plazo que nos fijamos podamos tener un buen paquete de medidas que realmente sean una respuesta adecuada”, aseguró el timonel democratcristiano.

“Estamos obligados a llegar a un acuerdo. Sinceramente, creo que no hay otra opción y que el Gobierno también está obligado a concordar un paquete de medidas que permitan enfrentar lo que hoy es una crisis humanitaria”.

Chahin

Chahin manifestó entender las críticas que ha generado en el público este llamado del Ejecutivo en razón de la ausencia de las organizaciones sociales y también de otras fuerzas políticas. “Hay legítimas dudas para tener desconfianza, pero sinceramente, cuando hay miles de trabajadores que arriesgan la vida para salvar la de otros, lo mínimo que podemos hacer los dirigentes políticos es arriesgar nuestro capital político e intentar un acuerdo”.

Por su parte, el presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, señaló a La Tercera que su conglomerado entiende que la crítica situación que vive nuestro país hace imperativo el actuar con rapidez, pues de lo contrario, “las consecuencias sociales van a ser dramáticas”, sin embargo, el senador manifestó ciertas reticencias respecto de la forma en el la adminsitración Piñera ha manejado la emergencia provocada por la pandemia.

“No obstante obviamente lo hacemos con escepticismo, porque hasta ahora el Gobierno no nos ha escuchado, pero ante un desafío como este, obviamente no podemos restarnos y esperamos contribuir. Y lo hemos dicho con claridad: la primera responsabilidad le corresponde al Gobierno, porque la mayoría de las iniciativas requieren de su sola voluntad”.

Elizalde también se refirió a las consecuencias y resultados que puede acarrear el probable acuerdo transversal y aseguró que no es importante poner el acento en las ganancias políticas que éste podría general. “Hay gente que se está muriendo. El PS es un partido con una tradición histórica de servicio a Chile, que tiene en su ADN la salud pública, con el ejemplo de Salvador Allende y Michelle Bachelet, y nuestra obligación es contribuir a una solución. Si finalmente un sector político que no es el nuestro saca dividendos de esto, qué importa si salvamos vidas y, más importante, si logramos salir de esta crisis tan profunda”.

alvaro-elizalde

La máxima autoridad del PS también se expresó respecto de las críticas de falta de participación de organizaciones sociales, gremios y otros partidos políticos, desestimando la relavancia d tales voces que alegan la falta de transversalidad.  “El diagnóstico del Gobierno era errado y por eso es necesario que rectifique. Estamos llegando atrasados tanto en materia sanitaria como en materia social. y como es una carrera contra el tiempo, el diálogo tiene que estar acotado a la emergencia y los tres aspectos que se abordarán son fundamentales. Si pretendemos un diálogo con un mayor alcance eso dilataría el proceso“, concluyó.