Diario y Radio U Chile

Año XII, 22 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

María Emilia Tijoux por racismo en Estados Unidos: “Nosotros somos capaces de hacer lo mismo”

Para la socióloga, iniciativas como el #BlackOutTuesday debiesen hacernos pensar en muertes como la de Joane Florvil o Camilo Catrillanca, casos relacionadas con el abuso policial en Chile.

Diario UChile

  Miércoles 3 de junio 2020 20:07 hrs. 
María Emilia Tijoux.





Un viral apagón virtual de redes sociales es lo que se realizó este martes a través de la iniciativa denomina #BlackOutTuesday, y que intentó generar conciencia respecto del problema del racismo en el mundo, esto a propósito de las revueltas en los Estados Unidos por el asesinato de George Floyd.

La medida, sin embargo, aunque replicada incluso por reconocidas marcas y personajes de todo rubro, no ha estado exenta de críticas relacionadas con su ligereza, su poca profundidad e incluso la invisibilización de información relevante sobre lo que estaba ocurriendo en los Estados Unidos, que ya vive su novena noche de protestas masivas y que tiene al propio jefe del Pentágono, Mark Esper, en desacuerdo con el presidente Trump por la posibilidad de sacar los militares a la calle para contener el estallido .

1

Pero, ¿por qué este tipo de incidentes, de larga data también en los países de nuestra región, parecen calar mucho más en las sensibilidades de la gente?

Para entender el fenómeno, nuestro medio conversó con la coordinadora de la Cátedra de Racismo y Migraciones Contemporáneas de nuestra universidad, María Emilia Tijoux, quien pese a valorar el repudio masivo hacia el racismo puso énfasis en casos ocurridos en Chile que son de la misma envergadura.

“Lamentablemente hoy tenemos que pensar al racismo como una construcción política y económica. Creo que esa reflexión parece que se abre y se descubre el racismo encontrando terrible a lo que está ocurriendo en Estados Unidos. Obviamente es brutal, lo que le hicieron a George Floyd no tiene nombre, pero no puedo dejar de pensar en Joane Florvil, no puedo dejar de pensar en Camilo Catrillanca. Eso también es racismo”, resaltó.

Ambas personas a las que recuerda Tijoux probablemente encarnan las dos grandes aristas que el racismo tiene en nuestro país y que se expresa en contra de los migrantes y de los pueblos originarios. Para la socióloga, además, esta construcción tiene un componente histórico sustentado en diversas ciencias que respaldaron al racismo y que hoy es necesario cuestionar.

1

“Hablar de racismo es muy fácil, saber lo que es no es tan fácil y preocuparse por buscarlo y conocerlo, implica ir a la historia, a las ciencias, a la estética, a las canciones, a las poesías, a los cuentos de hadas, ir a buscar la diferencia blanco y negro y todo lo que eso significa. Ir a buscar en el sufrimiento de migrantes que no solamente son de ahora, sino que se remonta al colonialismo y en la esclavitud como un sistema económico”, explicó.

En la actualidad, para la académica de la Universidad de Chile, el rechazo a la migración está marcado principalmente por los discursos gubernamentales que avalan la existencia de una ley de migraciones sin enfoque de derechos humanos. Esto, finalmente, termina expresándose en actos que van desde las palabras hacia crímenes como asesinatos, una situación muy similar, según Tijoux, a la que vive el pueblo mapuche.

“Es el mismo racismo, lo que pasa es que cuando llega un ‘extranjero para odiar’, la ferocidad es mayor porque se considera que viene de afuera, pero resulta que nunca se ha considerado que la persona mapuche seamos nosotros. Por otro lado, la lucha en el Wallmapu exige su autodenominación y ahí hay un trabajo de años, pero el racismo se engancha del mismo modo. Si a usted lo castigan por los rasgos que tiene y a otros por el color de piel, cuál es la diferencia”, señaló Tijoux.

2

Ante esto, la coordinadora de la Cátedra de Racismo y Migraciones Contemporáneas de nuestra universidad exhortó hacia una reflexión más profunda del racismo, que abarque nuestra cotidianidad y la forma en la cual nosotros mismos podemos ser parte del problema.

“Reflexionemos sobre el racismo pensándonos, pensándonos nosotros en él y no por fuera de él, no diciendo que terrible lo que les hicieron a otros, sino esto también lo hacemos nosotros. Somos capaces de hacer exactamente lo mismo”, sentenció.

Finalmente, la socióloga recordó que en la actualidad no existen políticas en contra del racismo en Chile, y que la vigente Ley Zamudio, aunque puede aplicarse a estos casos, fue la respuesta inmediata ante un asesinato y hoy no da abasto para todos los tipos de discriminación que existen.