Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Germán Concha, director de la Academia Bafona: “Un desafío que tenemos es la multiculturalidad”

El músico e investigador, ex director musical del Ballet Folklórico Nacional, falleció en la madrugada del domingo. Acá rescatamos una entrevista que concedió a Radio Universidad de Chile a fines de 2019.

Rodrigo Alarcón L.

  Lunes 8 de junio 2020 14:06 hrs. 
gconcha





En la madrugada del domingo falleció Germán Concha Pardo, director musical del Ballet Folklórico Nacional (Bafona) entre 1981 y 1991 y actual director de la academia del mismo elenco.

El músico, compositor e investigador, que cumpliría 66 años el próximo 26 de junio, murió producto de un cáncer que se le había diagnosticado a fines del año pasado. 

Los funerales de Concha, que también había dirigido la orquesta del Festival del Huaso de Olmué y había sido jurado en numerosos concursos folclóricos a lo largo del país, fueron realizados de manera privada.

“Él marcó una etapa muy importante en la compañía, una etapa en la que comenzó la evolución que nos llevó hasta donde está el Bafona ahora”, dijo Jaime Hernández, director general del elenco. “Entró en la década del ‘80 y ya venía con ideas muy adelantadas para la época. Prueba de eso es que la mayoría de las obras más emblemáticas del Bafona cuentan con música compuesta por él y música tradicional que fue arreglada por él. Fue muy importante en ese campo y en el de la formación”.


El pasado 3 de diciembre, el músico habló en el programa Radiópolis de Radio Universidad de Chile, donde promocionaba la convocatoria a una nueva temporada de la Academia Bafona. 

“Estamos dando respuesta a una demanda desde los años ‘80”, dijo en esa ocasión. “Cuando llegué al Bafona nos solicitaban, tanto en la Región Metropolitana como en todas las regiones a las que viajábamos: ¿por qué no pueden darnos un curso, asesorarnos, capacitarnos?”.

En la entrevista, Concha explicó que la Academia Bafona fue creada en 1984 con el objetivo de formar a futuros integrantes de la compañía, pero luego derivó en un espacio de formación para profesores y músicos que quisieran capacitarse en torno a la cultura y música tradicional.

Además, planteó que una de las principales tareas de la academia y el ballet tenía relación con la llegada de inmigrantes de diferentes países: “Un desafío que vamos a tener es la multiculturalidad. Hace unos años, un ex alumno nuestro nos contó que trabajaba en un colegio en la comuna de Santiago y en uno de esos cursos no tenía ningún alumno chileno. Hay que dar cuenta de eso”, señaló.

En ese sentido, consideró que la academia debía apuntar a la integración y la valoración de las raíces de los inmigrantes: “Ambas cosas tenemos que hacer. También hay otras formas de inclusión, con alumnos que tienen dificultades auditivas, visuales, y hemos dado algunos pasos en ese sentido, porque creemos que esas dificultades no son limitantes”, concluyó.