Diario y Radio U Chile

Año XII, 12 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Giovanna Tabilo: “El Machi Celestino necesita volver a su Rehue, de no ser así, se va a morir en la cárcel”

Así lo manifestó la vocera de los reclusos mapuches en huelga de hambre, luego de reunirse con el director regional de Gendarmería en la Araucanía

Maria Luisa Cisternas

  Lunes 8 de junio 2020 17:57 hrs. 
InShot_20200608_170242528





Durante este lunes, la vocera del machi Celestino Córdova, Giovanna Tabilo y el lonko Alberto Curamil, se reunieron con el director regional de Gendarmería en la Araucanía, Leonardo Barrientos, para presentar una carta firmada por seis reclusos mapuche del penal de Temuco.

La misiva daba cuenta del crítico estado de salud que presenta el Machi Celestino Córdova, quien lleva realizando una huelga de hambre liquida desde el 4 de mayo. Una protesta a la que también se sumaron otros nueve comuneros del penal de Angol, con la finalidad de  que les permitan cumplir las penas en sus comunidades, en el marco de la emergencia sanitaria.

Esta manifestación ha implicado un importante deterioro en la salud de los reclusos y, particularmente, de la autoridad espiritual, que presenta secuelas producto de las prolongadas huelgas de hambre realizadas con anterioridad.

El Machi Celestino está en un estado bastante grave, se ha desmayado tres veces la semana pasada, ayer estaba con un problema de inflamación en las piernas, lo que da cuenta de un problema que debe estar pasando al nivel del riñón, pero mientras no tenga un médico que evalúe el tema, no podemos saber mayormente qué es lo que está pasando. Lo que sí sabemos es que su corazón late muy lento y que ya no se puede poner de pie solo, hay que ayudarlo para que pueda ir al baño. Está muy compleja su situación de salud y creemos que en cualquier momento esto puede derivar a algo mucho más terrible”, señaló Giovanna Tabilo.

Pese a lo urgente de esta situación, Tabilo aseguró que la reunión con el Director Regional de Gendarmería no resultó sumamente fructífera, en cuanto la autoridad carcelaria aseguró no tener la potestad de resolver el petitorio de la huelga de hambre y, tampoco, la facultad de permitir el ingreso de un médico que brinde servicios al Machi.  Lo que si acogió Barrientos fue resolver los problemas de la acotada comunicación de los presos, que solo tienen acceso a una llamada de 20 minutos por semana, a través de un teléfono celular que fue ingresado por sus familiares.

Pese a eso, y teniendo en consideración la cadena de mando del Estado, los reclusos solicitaron a la institución el gestionar ante sus superiores la implementación de políticas penitenciarias acordes a la condición cultural y política del pueblo mapuche.

Así, insistieron en que esta movilización tiene por finalidad el que se aplique un cambio en las medidas cautelares de los presos políticos mapuche -además de los privados de libertad en el transcurso del estallido social- para efectos de que se les permita cumplir sus condenas al interior de sus comunidades, teniendo en vista la aplicación del Convenio 169 de la OIT al que Chile suscribe y que dice relación con estas garantías.

Esta situación está siendo revisada por la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara, desde las 17 horas y contará con la participación de Giovanna Tabilo y Rodrigo Curipan, en representación de los prisioneros de Angol.