Diario y Radio U Chile

Año XII, 14 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

¿Educación democrática o de subordinación?: Presidente faculta al ministro de Defensa instruir educación premilitar

A través de la modificación de un Decreto Supremo, se extendió esta facultad exclusiva del Presidente al Ministerio de Defensa.

María L. Cisternas

  Jueves 11 de junio 2020 19:57 hrs. 
Piñera





Durante este martes se dio a conocer a través del Diario Oficial la modificación de un Decreto Supremo que faculta al ministro de Defensa autorizar a los establecimientos de educación el impartir una instrucción premilitar.

Esta modificación estipulada en el Acápite III del numeral 23 del Ministerio de Defensa,  le transfiere al jefe de esa cartera la potestad, antes exclusiva del Presidente de la República, de decretar este tipo de formación en los recintos educacionales.

Un decreto que data de mucho tiempo y cuya novedad se presenta con esta nueva facultad al Ministerio de Defensa, afirmó el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar. No obstante, cabe reflexionar sobre la pertinencia de ese tipo de formación en el contexto actual, señaló.

“El sentido originario de las escuelas premilitares es preparar a los jóvenes para que puedan ingresar a las ramas de las Fuerzas Armadas, tanto a las escuelas de oficiales como de suboficiales, son una suerte de preparatorios. Yo creo que no tiene mucho sentido en el contexto actual ese tipo de establecimientos y sobre todo hay que poner en cuestión su concepción ideológica, que es lo más delicado, es decir, se educará con una perspectiva militarista de la vida. Creo que es una situación que hay que poner en discusión”.

La deliberación por parte del Ejecutivo se circunscribe a una serie de políticas implementadas bajo un espíritu de militarización en el transcurso del periodo el mandatario, como lo fue el reforzamiento de la flota de vehículos de Carabineros, realizada por el ex subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, cuya adquisición alcanzó un gasto de $10.700 millones de pesos.

Así es como lo interpretó el diputado Jorge Brito, presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara, en cuanto este tipo de medidas facilita el levantamiento de escuelas premilitares en el país.

“Lamentamos las prioridades del Gobierno en medio de la pandemia. No solo parece que buscan militarizar los problemas sociales, negar el post natal y además la renta básica de emergencia, sino que además están construyendo un escenario futuro en el cual va a ser más fácil poder levantar escuelas premilitares para que nuestras niñas, niños, jóvenes y adolescentes se eduquen. Creo que eso va en la línea completamente opuesta a las recomendaciones internacionales y los países que tienen un sistema educativo más acordes a los desafíos de las sociedades democráticas”, sostuvo.

Una percepción sobre la ampliación de atribuciones que tributan al robustecimiento de las fuerzas de orden, en la que coincidió el doctor y académico de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes.

“Creo que acá hay un amplio set de políticas que van más allá de esto y generan sospecha. Por ejemplo el Ministerio de Defensa ha incluido a las Fuerzas Armadas en el tema de control de narcotráfico, mediante un decreto particularmente en la zona norte. Se ha incluido a la policía en el testeo de drogas, que antes solo dependía del Ministerio de Salud, entonces hay ámbitos donde ves una ampliación de los roles de las Fuerzas Armadas en la sociedad”, afirmó.

A eso agregó el cuestionamiento de depositar esta potestad a un cargo de confianza que se asigna por el Presidente, mas no a una autoridad democráticamente electa.

“¿Quién tiene la atribución para hacer este tipo de normas? Mañana se puede nombrar a un ministro de Defensa que es un militar, por ejemplo, entonces el punto ahí es, quién debe ser la autoridad encargada de establecer ciertos lineamientos a la educación premilitar. Yo creo que debería ser el Ministerio de Educación, no el Ministerio de Defensa, entonces creo que hay una necesidad de revisar esos elementos y compatibilizarlos con una educación democrática, que es lo que creo que está en el trasfondo de este debate”, afirmó Fuentes.

Respecto a los lineamientos que debe adoptar la educación impartida hacia a las niñas, niños y adolescentes del país, considerando el fuerte llamado que realizó buena de parte de la sociedad civil respecto a la vigorización de la democracia en el estallido social, Mario Aguilar sostuvo que los lineamientos formativos deberían perseguir  la autonomía del pensamiento.

“En una sociedad democrática, la educación debe tener lineamientos para resguardar la paz, una convivencia pacífica más que la educación militarista, ese debería ser el centro de una educación. La educación más avanzada pone al pensamiento crítico y a la creatividad como lo principal, lo que no podemos encontrar en la lógica militar, que está más basada en la línea de la obediencia, de la verticalidad, lo que entra en contradicción con lo que ha demandado la sociedad chilena en términos democráticos”, señaló.

Por su parte, el diputado Jorge Brito cuestionó el hecho que el Ejecutivo adoptara medidas para los establecimientos premilitares, mientras aún existe una precarización histórica de la educación municipal.

“Hay una contradicción evidente, los militares son por sobretodo obedientes y no deliberantes. Creemos que una niña, niño y adolescentes debe, por sobretodo, aprender a deliberar y no a obedecer. No podemos construir una sociedad a futuro que solo obedezca, que no se cuestione lo más mínimo, que la construcción y el desarrollo de la razón este en un contexto militar, eso no le hace bien a nuestros jóvenes. Lamentamos que las prioridades del Presidente Piñera y del ministro Espina sean hoy día hacer más fáciles levantar escuelas premilitares cuando ni siquiera se han podido hacer cargo de las niñas y niños que están hoy en las escuelas públicas normales”, aseveró.

Finalmente, el académico de la UDP, apuntó hacia el desconocimiento en torno a la educación premilitar y sus directrices, que son necesarias de socializar para abrir el debate sobre si es lo que la sociedad requiere.

“La pregunta que surge es qué es una educación premilitar. A mi parecer, es un debate que hay que dar esto que existan instituciones de educación que den formación premilitar ¿qué significa? ¿Qué tan diferentes es respecto a la educación civil? ¿Por qué a niños se le podría establecer este tipo de formación? ¿Bajo qué criterios se imparte, cómo se controla? Ahí surge una gran cantidad de preguntas sobre el significado de la educación premilitar. No estamos en el siglo XIX cuando se empezaron a formar las escuelas militares y se desarrolló toda una visión sobre la forma de enseñar en estas escuelas que hoy día ya está superada en el mundo”.