Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Artistas callejeros exigen medidas concretas para frenar los efectos de la crisis en el sector

Desde la Asociación de Artistas Callejeros Unidos proponen la creación de un sueldo de emergencia por seis meses para el sector y la suspensión del pago de cuentas de consumo básico como luz, agua y gas.

Abril Becerra

  Domingo 14 de junio 2020 12:15 hrs. 
teatro callejero





El jueves 11 de junio, la Asociación de Artistas Callejeros Unidos  (ACU) llegó hasta la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados para exponer cómo la crisis sanitaria repercutió en el sector. 

Así, la sesión, que fue vista como histórica por el gremio, ya que nunca antes habían tenido la oportunidad de dialogar con el Congreso, develó cómo los trabajadores y trabajadoras fueron perjudicados en este contexto. 

“Estamos en una situación crítica y dramática, porque durante los últimos tres meses tuvimos cero ingreso, pero este problema también nos ha dado la oportunidad de juntarnos por primera vez. Eso ha hecho que se visibilice la precariedad de nuestro sector”, dice Mauricio Orellana, representante de la Asociación de Artistas Callejeros Unidos.

“Nosotros no tenemos seguro social, salud, derecho a vivienda, acceso a créditos bancarios. Muchos no están en el registro social de hogares, no figuran como trabajadores independientes. Por las características socioculturales del sector, existe casi nula relación con las municipalidades, el Gobierno, los fondos de cultura”, añade el dirigente.

 acu

La Asociación de Artistas Callejeros Unidos se constituyó en marzo con el objetivo de aunar esfuerzos frente a la crisis sanitaria. Desde entonces, la organización ha convocado a más de 400 trabajadores y trabajadoras de las artes, quienes representan a más de 5 mil familias en todo el país.

Pese a ello, desde la agrupación señalan que ha sido difícil poder concretar campañas solidarias. Esto, ya que el sector no cuenta con los recursos como para generar este tipo de incentivos: “Nos hemos visto sobrepasados, porque ha sido difícil ayudarnos entre nosotros, porque no tenemos nada. Nos hemos vinculado a ollas comunes, hemos asociado a las personas que no estaban en el registro social de hogares. Hemos hecho todo lo posible”, indica Orellana. 

En esa línea, el dirigente sostiene que, desde la organización, han instado a las autoridades para que se apruebe un sueldo de emergencia por seis meses para el sector. En el petitorio también destaca la suspensión del pago de cuentas de consumo básico como luz, agua y gas. El objetivo es dar solución a un gremio que no fue considerado en el plan de Emergencia levantado desde el Ministerio de las Culturas. 

“Nosotros enviamos una carta a la Ministra y nos respondió diciendo que no habían recursos, pero que estaban los bonos, pero para eso hay que estar constituidos legalmente. Ese plan está enfocado en un sector particular, por lo que nosotros quedamos fuera de todo”, comenta Mauricio Orellana.

“Los artistas callejeros estamos completamente al margen de esta ayuda. Ese plan es un sorteo que beneficia a un porcentaje, pero el Estado tiene el deber de proteger a todos los ciudadanos”, agrega. 

chinchinero

Para el dirigente esta situación es lamentable y revela cómo el arte callejero ha sido invisibilizado a lo largo de los años. Esto, pese a la relevancia de las múltiples disciplinas que se desarrollan en el espacio público: “El arte callejero es una de las primeras cosas que ve el espectador, es como la punta del iceberg de la cultura popular. Es de acceso libre y tiene un aporte voluntario de menor cuantía”, indica.   

“También, es una actividad que tiene 4 mil años de historia. Existen acróbatas, malabaristas, en la Edad Media estaban los saltimbanquis, los juglares.  Esto es algo que siempre ha existido, pero en Chile se ve denostado, como si la gente del arte callejero estuviera pidiendo limosna, pero no, esta es una actividad que es parte de la cultura popular”, recalca.  

El arte callejero no es el único que se ha visto perjudicado en este contexto. Por el contrario, la crisis ha afectado a más de 8 mil exponentes de las artes en todo el territorio. En ese sentido, los cuestionamientos apuntan a que el Ministerio de las Culturas debe ejecutar medidas concretas que vayan más allá del plan de emergencia que se basa en la concursabilidad de los fondos. De no ser así, los artistas advierten que la situación podría complejizarse aún más.