Diario y Radio U Chile

Año XII, 7 de julio de 2020

Escritorio MENÚ

Giovanna Tafilo, vocera de Celestino Córdova: “La cárcel es tortura para el machi”

Con casi 50 días en huelga de hambre, el machi pide al Estado de Chile que se respeten sus derechos como autoridad espiritual del pueblo mapuche. Su vocera afirma que, especialmente en el contexto de pandemia, su comunidad necesita al machi. "Nosotros en el mundo mapuche necesitamos de nuestros propios agentes de medicina ", dice.

Claudia Carvajal G.

  Sábado 20 de junio 2020 15:59 hrs. 
Celestino-Córdova-672x372





48 días en huelga de hambre cumplió este sábado en la cárcel de Temuco Celestino Córdova, quien se encuentra condenado a 18 años de cárcel por el incendio con resultado de muerte del matrimonio Luchsinger Mackay.

Es la única persona que fue condenada luego del largo juicio. Sentenciado a una pena de 18 años sin beneficios, en la justicia nacional ya no quedan recursos que la defensa de la autoridad ancestral mapuche pueda intentar para anular o rebajar la condena.

Giovanna Tafilo, vocera del machi, conversó con Diario y Radio Universidad de Chile respecto de la situación que atraviesa Córdova y las razones que hay detrás de la nueva huelga de hambre a la que se sometió.

¿Cuál es el estado de salud actual del machi Celestino Córdova?

Está muy debilitado, ha perdido ya 16 kilos, su corazón late muy lento, está con una arritmia y tiene una herida en su pierna porque según los médicos que lo atendieron, tanto el del penal como el que entró posteriormente a verlo, que es alópata, no es un médico mapuche, dicen que él está con una baja de defensas y que es solo un ente. Le han aplicado todos los medicamentos habidos y por haber, incluso estuvo tomando antibióticos y nada ha resultado”.

Este viernes, Gendarmería permitió el ingreso de la doctora Leonor Olate para practicar un examen de salud al machi. En una breve declaración, explicó que existe gran inquietud de parte de su entorno cercano. “Su estado es bastante frágil, nos preocupa su salud producto de las huelgas anteriores. Sus signos vitales están alterados y su corazón late lento. Estamos preocupados por la nula respuesta del Estado para que el machi prontamente salga de la huelga y lo veamos bien”.

Giovana tafilo

Giovanna Tafilo Jara

En la justicia chilena ya no quedan recursos procesales que puedan llevar a cambiar la condena del machi. ¿En qué está trabajando hoy su defensa?

El Machi lleva casi siete años y medio preso y esta semana se realizó un peritaje antropológico para que se pueda entender de qué se trata e intentar que él pueda volver a su rewe. Al momento de ser condenado, nosotros interpusimos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una denuncia contra el Estado de Chile por la condena injusta a la que fue sometida nuestra autoridad espiritual. A casi un año de requerido por la CIDH, el Estado de Chile no ha dado respuestas.

La médica de confianza del machi Celestino, doctora Leonor Olate, fue amedrentada en Temuco por tres desconocidos y distintas comunidades han denunciado nuevamente represión policial al interior de ellas ¿Las medidas sanitarias no han mermado entonces el conflicto en La Araucanía?

Existe la violencia y ahora está solapada. Mataron a Alejandro Trauquil en su comunidad y se supone que fueron personas de civil. Acá atacan a  nuestra doctora Olate también personas de civil, y antes ya había sido amenazada en redes sociales porque ella también es parte de la Cruz Roja que atendió mucha gente en la época del estallido social. Incluso entonces se interpuso un recurso de amparo.

Ahora hay una denuncia en Fiscalía por el ataque, porque hay grupos que se están movilizando, que violan los derechos humanos y que saben perfectamente quiénes somos y dónde estamos. Ellos están dispuestos a matar, así como mataron a Alejandro Trauquil y la investigación sobre esos hechos es difícil.

La doctora Olate quedó bastante asustada por el tema. Amenazaron con desaparecerla y además sufrió abusos sexuales y amenazas de violación si es que se mantiene defendiendo los intereses mapuche. Sin embargo, ella sigue a disposición y cuando salga el permiso de ingreso, poder ingresar a ver al machi. Uno de los problemas que hemos tenido con Gendarmería es que nos exigen que los médicos que ingresen a las cárceles pertenezcan al Colegio Médico y ése es un problema que tratamos de resolver, porque no es posible que lo exijan. Eso es de una discriminación y racismo absolutos y nosotros no confiamos en el médico de Gendermería, porque en la huelga de hambre anterior él fue capaz de hacer que lo amarraran y le pusieran suero a la fuerza, lo que provocó una reacción muy fuerte en el cuerpo del Machi y casi lo mata.

 

Machi Celestino vuelve a su rewe

Foto @werken noticias

¿Por qué la cárcel de una autoridad ancestral como un machi es atentoria contra sus derechos?

Para él ha sido un tema de tortura permanente y para nosotros la cárcel es tortura para el Machi, es matarlo lentamente. La gente no ve que esto es así porque él es un machi, no es como cualquier preso, ni siquiera como otro lamgien que haya peleado por recuperación territorial. Es una autoridad espiritual mapuche, distinta a todas las otras realidades, ni siquiera comparable a  un sacerdote, porque la necesidad de relación del espacio, de los espíritus ancestrales con el machi, es vital tanto para él como para su territorio.

Según el informe antropológico conducido por José Quidel, Jimena Pichinao, Héctor Nahuelpán, Rosamel Millaman y Herson Huincaman, la calidad de machi de celestino Córdova pudo ser comprobada a través de las pericias realizadas por estos expertos. El hecho de ser una autoridad espiritual implica, según explica  Jimena Jerez, autora de Perjuicios y contraindicaciones del encarcelamiento de autoridades espirituales mapuche, que la privación de libertad física “representa un serio peligro para su integridad, separada de su entorno y de sus asistentes espirituales, el o la machi puede entrar accidentalmente en kompapüllü y küymün,  un trance o estado espiritual que normalmente tiene lugar bajo condiciones altamente reguladas, ya que encierra mucho peligro, especialmente en la fase de salida”. Al no contar con sus asistentes espirituales, el machi podría morir.

¿Cuál es la solicitud concreta del machi?

Que se cambie la medida de presidio para que el machi vuelva a su rewe. El encarcelamiento de un machi lesiona la integridad de él y de su territorio, porque debe estar en contacto directo con los elementos del mundo natural. Lo que pedimos es que el cumplimiento de lo que resta de su injusta condena, sea en su espacio territorial, en su lof, con su gente y familia a partir del nuevo Wiñol Tripantu. De no ser posible, que por lo menos durante el tiempo que dure el COVID-19 vuelva a su comunidad, la gente necesita ser atendida por su machi, porque recordemos que es un puente entre el mundo natural y el sobrenatural. Pero además es como un médico, necesita sanar a su comunidad y a su gente, no se entiende que nosotros en el mundo mapuche necesitamos de nuestros propios agentes de medicina que tienen una directa relación con la naturaleza, con la Madre Tierra y con lo que no se ve.

Eso es lo que señala Jimena Jerez en su publicación, pues otro perjuicio que acarrea el encarcelamiento de las autoridades espirituales mapuche es su repercusión en la salud de sus pacientes, quienes deben seguir tratamientos conducidos y supervisados por los o las machi, y eventualmente pernoctar en su espacio ceremonial. La ausencia de dicho contacto representa un serio impedimento para la mejoría de las personas atendidas, ocasionando recaídas o complicaciones que el o la machi no están en condiciones de contrarrestar, debido a la privación de su libertad física o a la imposibilidad de operar espiritualmente sobre el paciente.

Es a esto a lo que apuntado la defensa del machi: que las autoridades y la justicia chilena comprendan que el encarcelamiento de Córdova vulnera el Convenio 169 de la sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes y cuyo fin es promover el respeto a las culturas y las formas de vida de los pueblos indígenas. Las observaciones tanto del informe antropológico específico de Celestino Córdova, como las recomendaciones generales respecto de las autoridades espirituales mapuche, es que la justicia chilena considere cursos de acción acordes al Convenio 169 de la OIT, salvaguardando la integridad física y psicológica de las y los machi, sus pacientes y sus comunidades, como también la protección de los espacios sagrados que son representativos de la espiritualidad de los pueblos originarios.

Movilizacion machi

Foto @Araucanía diario

Este viernes en Temuco, Angol y Puerto Montt se registraron varias manifestaciones solicitando la libertad a los presos políticos mapuche. Giovanna Tafilo reflexiona sobre las razones detrás de las movilizaciones que incluso pueden contrariar las directrices sanitarias. “El pueblo mapuche se está manifestando porque hay algo concreto: el Estado no nos está escuchando y la gente se empezó a desesperar. Nosotros hemos pedido que se manden cartas y que usemos nuestra imaginación para dar a conocer la situación del machi y de los otros lamgienes en huelga de hambre. Son 47 días  de deterioro físico, que es muy fuerte y que será con secuelas irreversibles, por lo tanto, es entendible  que nuestro pueblo se desespere y empiece a hacer cosas. Cuando el Estado no nos escucha, la violencia viene desde el Estado”, afirma.