Diario y Radio U Chile

Año XII, 7 de julio de 2020

Escritorio MENÚ
Nguyen Ngoc Son

¿Qué debe hacer Viet Nam para la recuperación económica post Covid-19?

Nguyen Ngoc Son | Jueves 25 de junio 2020 20:59 hrs.


Hasta el 20 de junio de 2020, Viet Nam ha registrado 349 personas infectadas por corona virus, de la cuales 327 se han recuperado, ningún fallecimiento y en los últimos dos meses no ha registrado ningún caso de transmisión comunitaria. Con una población de 96 millones, la tasa de infección de Covid-19 en Viet Nam se encuentra en el grupo más bajo del mundo. Hasta este momento, se puede decir que Viet Nam básicamente a repelido el Covid-19 y la vida del pueblo está volviendo gradualmente a la normalidad.

Últimamente, medios internacionales han dedicado muchos elogios a Viet Nam, un país que comparte fronteras con China, con un sistema de salud y potencial financiero con limitaciones, ha podido controlar con éxito la pandemia del Covid-19. Las razones de este éxito son varias, pero se puede simplificar en los tres siguientes factores: 1) Las autoridades aplicaron de forma temprana y energica  las medidas de prevención y lucha contra la pandemia; 2) La movilización de todo el sistema político para luchar contra la pandemia, con el lema “combatir la epidemia como combatir el enemigo”, haciendo del objetivo de proteger la salud de la población la primera prioridad, “no dejar a nadie atrás”, y 3) las dos medidas anteriores lograron la aprobación y el apoyo de todo el pueblo.  Desde entonces la población ha cumplido con seriedad las medidas propuestas por el gobierno para la prevención y lucha contra la pandemia.

Desde el 23 de abril, el Gobierno de Viet Nam ha decidido levantar gradualmente las medidas de confinamiento social y la vida está volviendo a la normalidad. De esa forma, Viet Nam es uno de los primeros países del mundo en abrir sus puertas post pandemia.

Como la mayoría de los países en el mundo, la pandemia Covid-19 ha dejado serias consecuencias en la economía vietnamita. Según estima la Cámara de Comercio e Industria de Viet Nam (VCCI), en los 3 primeros meses de 2020, más de 35.000 empresas se han declarado en bancarrota y a más del 60% de los empresarios les falta capital. Las actividades de exportación, consideradas el punto fuerte de Viet Nam (representan el 70% del PIB) se ven afectadas considerablemente ya que la exportación a los grandes mercados como China, Estados Unidos, la Unión Europea, Japón… enfrentan dificultades por la pandemia.  Específicamente, el valor de exportación en el primer trimestre de 2020 de los productos agrícolas-forestales disminuyeron 4,5%, los productos de acuicultura disminuyeron 11,2%, de los cuales muchos artículos cayeron drásticamente como el caucho (-26%), las verduras (-12%), y el café (-4%). El turismo, los servicios, la aviación… y otros estan gravemente afectados (en los primeros cinco meses del año, el número de visitantes internacionales a Viet Nam disminuyó hasta un 49%).

Hasta mediados de mayo de 2020, al menos 10 millones de trabajadores perderieron su empleo o redujeron sus ingresos. El Fondo Monetario Internacional pronostica que el crecimiento de Viet Nam en 2020 será 2,7%, con lo cual sigue siendo la tasa más alta en el Sudeste Asiático, pero mucho más baja que el 7% logrado por Viet Nam en 2019.

Debido a la pronta salida de la pandemia, los expertos creen que Viet Nam posee factores favorables para aprovechar al máximo las ventajas económicas del período post Covid-19.  La gran pregunta es si Viet Nam puede aprovechar  esta oportunidad para la recuperación económica o no.

Para responder a esta pregunta, el gobierno de Viet Nam, con el lema de “convertir riesgo en oportunidad”, ha decidido mantener la estabilidad macroeconómica, los precios de los alimentos y los productos esenciales para estabilizar la vida de la población. El Gobierno ha implementado un paquete de ayuda para unos 20 millones de personas vulnerables.

A fin de crear condiciones para la producción y comercialización en las nuevas condiciones de normalidad, además de otorgar paquetes de ayuda a los empresarios, el gobierno identificó cinco líneas de avances que son: 1) Atraer inversiones de los sectores económicos nacionales, en primer lugar de la inversión privada; 2) Atraer la inversión extranjera directa (IED); 3) Impulsar enérgicamente la exportación; 4) Promover la inversión pública y 5) Fomentar el consumo interno.

Al mismo tiempo, el gobierno también implementó muchas medidas para reducir los gastos administrativos, por ejemplo, reducir un 30% el presupuesto para reuniones, reducir un 50% el presupuesto para viajes al exterior de las instituciones estatales…y muchas otras.

Según los expertos económicos, en el escenario más optimista, con el supuesto de que los países en el mundo flexibilizaran las medidas de confinamiento desde junio, se espera que el crecimiento de Viet Nam sea alrededor de 5,5%.  En un escenario más moderado y pesimista, suponiendo  un nuevo brote del Covid-19 en muchos centros económicos y financieros importantes del mundo, el crecimiento de Viet Nam será de 3,9% y 1,7% respectivamente.

En un primer paso después de haber controlado el Covid-19, Viet Nam está esforzándose para cumplir su doble objetivo de este año, que es responder con éxito a la pandemia y garantizar un fuerte desarrollo socioeconómicos post pandemia. Con el espíritu de “combatir la epidemia como combatir el enemigo”, Viet Nam en un inicio ha podido controlar el Covid-19. Ahora con la determinación de “combatir el estancamiento como combatir la pandemia”, esperamos que la economía de Vietnam prospere rápidamente.

 

El autor es embajador de la República Socialista de Viet Nam en la República de Chile