Diario y Radio U Chile

Año XII, 22 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Diputados autores del proyecto de retiro del 10%: “El Gobierno está en una soledad política, moral y ética absoluta”

Los diputados de la Federación Regionalista Verde Social llamaron a los senadores a tramitar con agilidad el proyecto de reforma constitucional. "Espero puedan entender que este proyecto tiene sentido humanitario, de justicia territorial", señaló el diputado Esteban Velásquez.

Claudia Carvajal G.

  Domingo 19 de julio 2020 17:51 hrs. 
FRVS





En una conferencia organizada por la Federación Regionalista Verde Social a través de la plataforma Zoom, este domingo los diputados autores del proyecto que ha concentrado la atención ciudadana y que plantea una reforma constitucional que permita el retiro del 10 por ciento de los ahorros previsionales hicieron un llamado a los senadores a agilizar la tramitación de modo que las personas puedan acceder cuanto antes a esos recursos para paliar los apremios provocados por la crisis social y sanitaria originada por el COVID-19.

“Queremos pedir que el proyecto salga lo más rápido posible desde el Senado y por eso queremos emplazar a todos los senadores a hacer una tramitación rápida y no poner en riesgo este proyecto que permite a todos los afiliados del sistema de AFP poder retirar el 10% con los márgenes que señala el propio proyecto: un mínimo de 30 y UF y un tope de 150 UF.

Pedimos a los senadores que no pongan indicaciones sin sustento o que pretendan podar o poner requisitos extraordinarios para sacar estos recursos. Nos interesa que se mantenga la universalidad que fue lo que aprobamos en la Cámara de Diputados”, expresó el diputado Jaime Mulet.

mulet

En ese mismo sentido se expresó la diputada Alejandra Sepúlveda, quien hizo énfasis en la celeridad que este proyecto requiere para entregar soluciones a todos quienes las necesitan, pero además, para dar un empuje a la economía nacional.

“Sería una lástima que los senadores pudieran enredar este proyecto y la sensación que existe es que se quiere poner letra chica, que el proyecto se transforme en muchas barreras para que solo sean algunos los que puedan retirar y no todos.  Una de las cosas que hemos aprendido de la experiencia de otros países es el carácter universal de los instrumentos y el 20 de abril, cuando presentamos el proyecto, señalamos que uno de los principios de éste era su carácter universal ya que al mismo tiempo de permitir acceder a recursos, ayuda a la reactivación económica. Les decimos a los senadores que no se pongan creativos, porque necesitamos que esto se haga rápido y que la próxima semana ojalá ya esté de vuelta en la Cámara de Diputados para su tramitación”.

Por su parte, el congresista de la región de Antogafasta, Esteban Velásquez, apuntó al sentido de empatía que inunda la idea de este proyecto de ley. “Hemos escuchado a los economistas y es responsable hacerlo, pero después de 40 años estamos escuchando a la ciudadanía en un periodo de crisis pandémica. Yo diría que los economistas siguen tan errados como en tiempo de normalidad cuando nos decían que nada se podía cambiar. Espero que los senadores puedan entender que este proyecto tiene sentido humanitario, de justicia territorial y en la medida que se pongan más condiciones al proyecto, se da más argumentos a aquellos dueños de las AFP para que esto se caiga. Esperamos empatía y sentido humanitario”.

Cegazón y falta de empatía: las razones de la derrota del Gobierno

El avance del proyecto de reforma constitucional para el retiro de fondos previsionales se transformó en el corolario de una larga crisis al interior de la coalición de Gobierno. En las últimas horas cuatro senadores oficialistas han comprometido su voto favorable aludiendo todos a una necesidad de dar respuestas apropiadas ante la escasa propuesta de soluciones por parte del Ejecutivo.

Jaime Mulet señaló a nuestro medio que la administración Piñera ya no tiene margen para detener esta reforma y criticó lo que llamó la realidad kafkiana  en la que se desenvuelve el ministro Briones debido a desconexión con la realidad social de nuestro país. “El Gobierno, en este proyecto, está absolutamente derrotado, de manera que tenemos ser muy capaces como oposición de llevar adelante esta reforma. Depende de la oposición que se apruebe rápido y que la plata llegue a la gente porque el Presidente hizo todo un esfuerzo por detener este proyecto, pero ha sido como tapar el sol con un dedo y están absolutamente equivocados”.

Hay una  miopía, una cegazón que no había visto en muchos años y no hay una empatía con la ciudadanía”, agregó uno de los autores de la moción de reforma constitucional.

Por su parte el diputado Velásquez criticó duramente al ministro de Hacienda, Ignacio Briones, por el cambio de su actitud en inicio más conciliadora hacia una mucho más confrontacional a medida que fue avanzando la crisis.

“Se le representó en su momento al ministro Sichel y luego al ministro Monckeberg que los planes de ayuda del Gobierno para las familias vulnerables y luego para  la clase media, eran insuficientes, pero se volvió una trinchera política y se produjo un cambio de tono. El ministro de Hacienda pasó de ser dialogante a prepotente, con diputados que le decían al Gobierno que por ningún motivo se debían subir el monto de los 65 mil pesos del IFE, es decir, comenzaron a traslucir lo que piensa un sector político, que puede ser legítimo, pero muestra una lejanía con el Chile real”.

frevs 1

El diagnóstico de la diputada Sepúlveda es aún más lapidario ya que asegura que el Ejecutivo fue abandonado por su coalición y criticó también el proceder de la UDI al decidir pasar a su Tribunal Supremo a los congresistas que optaron por aprobar la idea de legislar la reforma constitucional.

El Gobierno se quedó solo. Está en una soledad política, moral y ética absoluta, porque además los propios diputados oficialistas están votando por la ciudadanía, porque la conexión que tiene con la realidad hace que este proyecto que tenga el éxito que tuvo mientras el Gobierno se aísla con una tozudez que nadie entiende. Sería muy distinto que el Gobierno se uniera y pusiera las fuerzas por el bien común. Por su parte la UDI ha actuado con una prepotencia política que no corresponde ya que los diputados podemos votar con la independencia y la valoración que cada proyecto de ley impone”.

Veto y Tribunal Constitucional

Consultados ante la posibilidad de un veto presidencial que impida que la reforma constitucional se transforme en realidad, el Presidente de la FRVS expresó que según su parecer ello no podría suceder dado el alto novel de aprobación tanto en el Congreso como en la sociedad que ha concitado.

“Creo que el Presidente no se atreverá a vetar un proyecto de esta naturaleza porque sería prácticamente incendiar la pradera considerando el nivel de aprobación que ha concitado el proyecto a nivel de los congresistas. No me pongo en el caso que el Presidente le falte el respeto de esa manera a la ciudadanía y al pueblo de Chile que está apoyando esto y que necesita los recursos. Sería irresponsable, una locura que Piñera vete este proyecto”.

La diputada Sepúlveda, sin embargo, fue más allá y manifestó que de darse un veto presidencial al retiro de los fondos previsionales ello implicaría que el jefe de Gobierno está tan desconectado con las necesidades de su país que debería renunciar a dirigirlo.

“Si el Presidente quiere enviar un veto a este proyecto que tiene 85% de aprobación, ante el que la ciudadanía completa está expectante y alegre por lo que está ocurriendo, pero principalmente por la necesidad que esto se apruebe urgente. Si eso ocurre, creo que el Presidente debe renunciar porque no es posible que no sea capaz de entender, en medio de esta pandemia, que un proyecto que ha pasado todos los filtros y con un mayor porcentaje de votos, es tan necesario. Si el Presidente lo veta, todos vamos a tener que pedirle la renuncia porque no da el ancho para dirigir el país en esta pandemia”.

Piñera 19072020

Consultada por Radio Universidad de Chile sobre cómo podría llegar a darse una enevtual dimisión del Jefe de Estado, toda vez que la Constitución no reconoce la renuncia, la representante del distrito 16 señaló que desde el Congreso tendría que evaluarse una nueva reforma a la Carta Fundamental en orden a habilitar esa opción.

“Creo que podemos hacer una reforma constitucional rápidamente con la posibilidad de que él renuncie. Creo que por el bien de Chile, si el Presidente decide vetar este proyecto, debería dar un paso al costado, porque el gran problema que tenemos y que puede aumentar la violencia es que el Presidente no se ponga a la altura de lo que ocurre en el país, de lo que el Congreso está diciendo y la ciudadanía está diciendo“, concluyó la legisladora.

La iniciativa legal será votada en el Senado este martes 21 de julio y requiere de 26 votos, es decir un quórum de 3/5, para permitir que el trámite avance según la tramitación constitucional.