Diario y Radio U Chile

Año XIII, 20 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Comisión Chilena de DD.HH. por plan Paso a Paso: “Constituye una inaceptable política de ensayo y error”

La organización rechazó la implementación de la estrategia de desconfinamiento. A su juicio, esta es "éticamente reprochable, constitutiva de un actuar doloso y abiertamente contraria a las recomendaciones de Naciones Unidas y del Sistema Interamericano".

Claudia Carvajal G.

  Martes 28 de julio 2020 10:12 hrs. 
plan-paso-a-paso-minsal-gob-chile


Hace ocho días, el Gobierno dio a conocer su llamado Plan Paso a Paso, que establece etapas para el desconfinamiento en Chile en el marco de la pandemia de coronavirus.

Así, el Ejecutivo planteó cinco etapas progresivas en la medida que se cumplan con ciertos parámetros sanitarios o indicadores epidemiológicos, capacidad de la red asistencial y la trazabilidad. Los pasos o etapas se denominan Cuarentena, Transición, Preparación, Apertura Inicial y Apertura Avanzada.

El anuncio no ha estado exento de críticas principalmente debido al apresuramiento del Gobierno en avanzar hacia un desconfinamiento, pese a que los contagios no han llegado a la tasa recomendada por la OMS. Así, la Comisión Chilena de Derechos Humanos también rechazó la estrategia gubernamental apelando a las resoluciones dictadas por Naciones Unidas en materia de los estándares que deben cumplir los Estados miembros al enfrentar la pandemia de COVID-19.

En el texto difundido por la organización se pone especial atención a lo señalado en las resoluciones en cuanto a  “que las medidas adoptadas por los Estados en la atención y contención de la pandemia, deben tener como centro el pleno respeto de los derechos humanos al mismo tiempo que convocaron a los Estados a no olvidar que los problemas y desafíos, deben ser abordados ‘respetando las obligaciones internacionales”.

Por otra parte, las directrices internacionales señalan que en las actuales circunstancias “los Estados deben adoptar medidas de forma inmediata y de manera diligente para prevenir la ocurrencia de afectaciones al derecho a la salud, la integridad personal y la vida. Tales medidas deben estar enfocadas de manera prioritaria a prevenir los contagios y brindar un tratamiento médico adecuado a las personas que lo requieran”.

comision derechos-humanos

Según el análisis realizado por la CCDH, el mencionado Plan de Desconfinamiento que inicia este martes  “desoye las recomendaciones de los organismos internacionales, al carecer de fundamentos médicos y científicos que avalen la decisión del Gobierno y garanticen que el derecho humano y a la Salud está debidamente resguardado. En efecto, la estrategia de desconfinamiento anunciada por el Ministro de Salud, Enrique Paris, mediante la implementación del Plan ‘Paso a Paso’, constituye una inaceptable política de ensayo y error, éticamente reprochable, constitutiva de un actuar doloso y abiertamente contraria a las recomendaciones de Naciones Unidas y del Sistema Interamericano, al exponer la Vida y la Salud de todos los chilenos y chilenas a la posibilidad cierta de un rebrote de la pandemia. Así lo reconoció el propio Ministro de Salud, quien junto con afirmar que está consciente que se pueden producir rebrotes, señaló que si es necesario retroceder, vamos a hacerlo, no descartando una nueva cuarentena”.

En razón de lo anterior, la organización señala que existe un reproche ético y jurídico al mencionado Plan,  ya que éste se funda en la falta de evidencias científicas y médicas que lo justifiquen. “Aunque efectivamente se haya evidenciado una disminución importante en la cantidad de contagios, la baja en la realización de los test, podría estar incidiendo en una interpretación errónea de los datos, correspondiendo a un 10% de la baja tasa de contagio; además, el número de exámenes ha bajado desde un máximo de 21 mil a 3 mil – 4 mil. Los criterios mediante los cuales se adoptan medidas en el Plan ‘Paso a Paso’ dependen del número de exámenes y del número de casos, como el de la tasa de positividad que actualmente se eleva en la Región Metropolitana a un 11%. Por lo tanto, antes de implementar un desconfinamiento, lo que corresponde es aumentar el número de exámenes, a efectos de verificar empíricamente una real baja en la tasa de positividad, que garantice que la pandemia está controlada”, se lee en el texto.

Finalmente, la Comisión hace mención a la falta de transparencia en los datos públicos que sustenten los criterios de las medidas de desconfinamiento, a objeto que el mencionado Plan, dé confianza a la ciudadanía. “Tal como lo ha señalado el Colegio Médico y las sociedades científicas, la estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento (TTA), es la única manera de mantener la epidemia controlada (casos aislados o clusters). Sin embargo el Ministerio de Salud no ha mostrado disposición para acordar junto al Consejo Asesor y las sociedades médicas, la preparación y publicación de un informe de TTA, donde se presenten las métricas relevantes para la evaluación de la estrategia. Si a lo anterior, agregamos la alta tasa de movilidad autorizada (más de un millón de permisos), sumada a la falta de medidas de resguardo ante el inminente uso masivo del transporte público, reconocido por la Ministra del ramo, y la repetición de las fracasadas cuarentenas parciales por comunas, el Plan augura una grave aumento en las tasas de contagios y fallecidos”.

La organización de Derechos Humanos concluye que el mencionado Plan “Paso a Paso” constituye una “nueva versión de la fallida estrategia de Nueva Normalidad y Retorno Seguro, cuyos efectos negativos se tradujeron en miles de contagios y muertes lo que nos obligó institucionalmente a presentar una querella criminal en contra de las autoridades responsables”. Además aseguran que seguirán exigiendo del Estado y sus autoridades el debido cumplimiento de su obligación de respetar y garantizar los derechos humanos de los chilenos y chilenos, especialmente el derecho a la vida y a la salud.