Diario y Radio U Chile

Año XII, 14 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Arturo Zúñiga anuncia el fin de Espacio Riesco por baja demanda: “Durante agosto debiese terminar su uso”

La noche de este miércoles se le comunicó a los funcionarios del Centro Hospitalario Huechuraba que desde este jueves ya no recibirán más ingresos y que el próximo 10 de agosto terminará su labor en el recinto. "Si sigue la tendencia, así tiene que ocurrir. No vamos a mantener un espacio sin pacientes".

Tomás González F.

  Jueves 30 de julio 2020 8:30 hrs. 
Captura de pantalla 2020-07-29 a la(s) 17.40.18





Durante el mes de agosto debiésemos terminar el uso del Centro Hospitalario Huechuraba. Si sigue la tendencia, así tiene que ocurrir. No vamos a mantener un espacio sin pacientes“.

Con estas palabras el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, confirmó la información recabada por nuestro medio que daba cuenta de que ya se había iniciado el proceso de cierre del establecimiento denominado Centro Hospitalario Huechuraba, apostado en las inmediaciones del centro de eventos Espacio Riesco, y que culminaría el 10 de agosto con su desocupación definitiva.

Así terminará el funcionamiento de un recinto hospitalario que en sus tres meses de vida se abocó, principalmente, a atender a pacientes de mediana complejidad y que nunca tuvo camas críticas, pero sí una capacidad de atender 800 pacientes en los 12 módulos que se implementaron. De éstos, hoy sólo quedan tres, luego de que el martes se cerraran los otros tres que componían el último de los dos pisos que se estaban utilizando para alojar seis módulos cada uno, con capacidad para hasta 20 pacientes. Así también, este 29 de julio se creó una unidad especialmente diseñada para el cierre e inventario del activo fijo clínico, confirmando la información de la que daban cuenta distintos funcionarios de la salud que trabajan en el recinto.

Poco más de 250 pacientes al mismo tiempo. Esa fue la máxima ocupación que tuvo el Centro Hospitalario Huechuraba desde mayo a la fecha. Debido a la poca demanda y la baja cantidad de hospitalizaciones, hasta ayer eran sólo 56 pacientes en las 138 camas habilitadas; hoy, tras el cierre de tres módulos, son 69 los cupos disponibles. Ya no se están admitiendo más hospitalizados y los que quedan serán regresados a sus recintos base, hogares de ancianos o residencias sanitarias; por lo que el trabajo de los funcionarios del recinto está centrado principalmente en esa tarea.

A eso de las 20 horas de este miércoles se llevó a cabo una reunión virtual entre la dirección del complejo hospitalario y los funcionarios, en donde se les comunicó de manera oficial el cierre del recinto. Hasta este viernes se mantendrá el equipo médico completo y desde este sábado -1 de agosto- el personal se reducirá en casi la mitad. Sólo dos módulos se mantendrán en funcionamiento mientras los pacientes que van quedando reciban el alta o sean trasladados a otros centros.

En entrevista con Diario y Radio Universidad de Chile, Arturo Zúñiga, de quien emanó la instrucción de la desocupación del recinto, hizo un positivo balance de la ocupación del establecimiento y aseguró que de ser necesario se volverá a utilizar.

Lo que tiene que quedar claro es que si llegásemos a tener algún rebrote y a volver a necesitar de más camas, vamos a contar con la misma cantidad de camas que teníamos al inicio de este plan de coronavirus“, dice el subsecretario.

El 7 de mayo el Centro Hospitalario Huechuraba comenzó a operar con 280 camas distribuidas en dos módulos. Sin embargo, según el contrato, el lugar estaba arrendado desde el 1 de abril. Foto: Agencia UNO.

El 7 de mayo el Centro Hospitalario Huechuraba comenzó a operar con 280 camas distribuidas en dos módulos. Sin embargo, según el contrato, el lugar estaba arrendado desde el 1 de abril. Foto: Agencia UNO.

¿Cuál es el balance que se hace de la utilización de este espacio?

Nosotros tenemos, al día de hoy, un poco más de 600 pacientes que han pasado, que han egresado satisfactoriamente a sus domicilios. La evaluación obviamente es positiva, nosotros no teníamos una precisión exacta de cuántos pacientes se iban a enfermar de coronavirus en el peak, que era para lo cual habilitamos todos estos centros de forma extraordinaria -como son los hospitales modulares y como es el Centro Hospitalario Huechuraba-, y en ese sentido, la Región Metropolitana pudo dar cuenta, su red asistencial pudo responder a los requerimientos de los pacientes más graves a través del aumento de las Unidades de Cuidados Intensivos, pero también de los requerimientos de los pacientes más leves que son los que se hospitalizaban en este tipo de recintos, como los hospitales modulares o el Centro Hospitalario Huechuraba.

Por lo tanto, en términos generales hay una buena evaluación de lo que ha sido este proyecto y obviamente cada vez que sea necesario vamos a tener que volver a tener esa capacidad de reaccionar y habilitar un número importante de camas.

¿Los recursos que se utilizaron, tiene alguna idea de cuánto fue lo que se gastó en este centro hospitalario?

No tenemos aún cifras definitivas acerca del gasto, porque obviamente hay una diferencia temporal entre que se consume, por ejemplo, un servicio de alimentación y la facturación de éste, pero en su minuto vamos a poder entregar todas esas cifras de forma transparente y clara para que la ciudadanía tenga acceso a todo esto.

¿Había algún presupuesto pensado inicialmente para esto?

A ver, nosotros siempre contamos con todos los recursos disponibles para poder seguir creciendo. Inicialmente el plan de coronavirus contaba con un presupuesto de $320.000 millones, el cual fue suplementado posteriormente por el Ministerio de Hacienda con otros $400.000 millones de pesos. Es decir, $720.000 millones, y en la medida en que sea necesario vamos a ir aumentando.

Pero obviamente también tenemos que ser muy cuidadosos con el uso eficiente de los recursos, y es por eso que estas estrategias que tienen un costo adicional al funcionamiento normal de los hospitales, se van a ir reduciendo en la medida que los pacientes vayan egresando de estas unidades.

El 7 de mayo el Centro Hospitalario Huechuraba comenzó a operar con 280 camas distribuidas en dos módulos. Sin embargo, según el contrato, el lugar estaba arrendado desde el 1 de abril. Foto: Agencia UNO.

Poco más de 250 pacientes al mismo tiempo. Esa fue la máxima ocupación que tuvo el Centro Hospitalario Huechuraba desde mayo a la fecha. Debido a la poca demanda y la baja cantidad de hospitalizaciones, hasta ayer eran sólo 56 pacientes en las 136 las camas habilitadas. Foto: Agencia UNO.

¿Se decía que este Centro Hospitalario Huechuraba tenía capacidad para atender 800 pacientes, se llegó en algún momento a esa capacidad?

No, no llegamos a 800 pacientes. Afortunadamente pudimos atender dentro de los recintos hospitalarios a una cantidad importante de ellos y, junto con los hospitales modulares, el Centro Hospitalario Huechuraba atendió un máximo de 250 pacientes en su minuto. Obviamente nosotros teníamos que estar preparados para lo peor, pero afortunadamente solamente fue necesario ocupar 250 cupos de los 800 máximos que tenía disponible.

¿Sabe cuál fue el promedio de pacientes que hubo?

En el peak fue 250, tengo la cifra de egresados que son al día de hoy un poco más de 600 pacientes. No tengo una cifra promedio diario, pero sí obviamente, de que fue necesario, sí fue necesario. Si no hubiésemos tenido estas 250 camas, no hubiésemos tenido dónde poder atender a estos pacientes y obviamente eso hubiese complicado aún más el funcionamiento de los hospitales de la Región Metropolitana que, durante el mes de junio, vieron bastante presionados sus servicios, tanto Urgencias como Cuidados Intensivos.

¿De qué depende la reapertura del Centro Hospitalario Huechuraba?

Todos los días estamos mirando cada una de las cifras de contagios, de ocupación, de trazabilidad, que ocurre en distintas regiones del país. Obviamente de eso va a depender mucho que nosotros activemos cada uno de los establecimientos extraordinarios y volver a ocuparlos, ya sea los hospitales modulares, los containers que se han habilitado a un costado de los hospitales o también el Centro Hospitalario Huechuraba.

Pero teniendo ya un poco más de conocimiento de este virus, cómo se manifiesta, y teniendo también en consideración que ha tenido un comportamiento muy diferente entre las distintas regiones del país, uno obviamente ahora tiene mayores certezas en cómo poder accionarlos o cuándo accionarlos en caso de ser necesario.