Diario y Radio U Chile

Año XIII, 17 de abril de 2021

Escritorio MENÚ

Jaime Mulet y cierre de Espacio Riesco: “Queda en evidencia que éste fue un contrato de favor”

El diputado FRVS y presidente de la comisión que investiga los actos del gobierno ante la pandemia del COVID-19 argumentó que, en el contexto del Estado de Excepción, el Gobierno pudo haberse hecho con el inmueble y después haber pagado lo que correspondía. "Quiero ser muy cuidadoso en esto: no era necesario arrendarlo, pero a lo mejor sí ocuparlo", precisó el parlamentario.

Tomás González F.

  Jueves 30 de julio 2020 17:59 hrs. 
El 7 de mayo el Centro Hospitalario Huechuraba comenzó a operar con 280 camas distribuidas en dos módulos. Sin embargo, según el contrato, el lugar estaba arrendado desde el 1 de abril. Foto: Agencia UNO.


El recinto denominado por la autoridad sanitaria como Centro Hospitalario Huechuraba y conocido por todos como Espacio Riesco, cerrará sus puertas en el mes de agosto. Así lo expuso Diario y Radio Universidad de Chile con la confirmación de quien es, a fin de cuentas, el mandamás del recinto: el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga. Con esto terminan tres meses de funcionamiento en que siempre estuvo en medio de la polémica, ya sea por el arriendo del lugar  o por la baja ocupación. Pero las repercusiones de la contratación del Centro de Convenciones Santiago S.A. para la habilitación del hospital transitorio están lejos de terminar.

En entrevista con Diario y Radio Universidad de Chile, el diputado de la Federación Regionalista Verde Social y presidente de la Comisión Investigadora de los actos del Gobierno ante la pandemia de COVID-19, Jaime Mulet, se refirió al cierre del Centro Hospitalario Huechuraba y sostuvo que ésta era una “buena noticia” por dos razones: una sanitaria y otra económica. Sin embargo, el parlamentario señaló que “queda en evidencia que éste -el con Espacio Riesco- fue un contrato de favor“.

“Lo más relevante en esta materia más que con el arriendo mismo de un lugar, tiene que ver con las condiciones del arriendo. Una de las cosas que nos llamó la atención siempre y que, por lo demás, es parte de la investigación de la comisión, tiene que ver con los montos involucrados y las formas en que se hicieron estas contrataciones”.

¿Qué es lo más preocupante que ha evidenciado la investigación?

“Particularmente en el Espacio Riesco estimamos, sin perjuicio de que sigue la investigación en curso, que es un lugar que se contrató a una cifra muy elevada. Considerando que la autoridad ya había decretado el Estado de Catástrofe, que había una serie de restricciones para la Región Metropolitana para hacer cualquier tipo de convención o reunión, y que ese lugar, llamado Espacio Riesco, obviamente no tenía ninguna utilidad para sus propietarios mientras duraba la pandemia. Y eso con mayor razón en un Estado de Excepción Constitucional y las restricciones a las libertades de movimiento y de agrupamiento.

Entonces, nos pareció que el valor pagado como un espacio normal, en una situación normal, de 0.2 UF el metro cuadrado, era absolutamente excesivo. Considerando incluso el 0.2 UF en espacios en que son varios miles de metros cuadrados son estacionamientos. De manera que lo consideramos excesivo, por esa razón le pedimos toda

Así que es una buena noticia, da la impresión que se pagó dinero de más ahí”.

El diputado de la Federación Regionalista Verde Social y presidente de la Comisión Investigadora de los actos del Gobierno ante la pandemia de COVID-19, Jaime Mulet, conversó con Diario y Radio Universidad de Chile sobre el cierre del Centro Hospitalario Huechuraba, o Espacio Riesco. Foto: Agencia UNO.

El diputado de la FRVS y presidente de la Comisión Investigadora de los actos del Gobierno ante la pandemia de COVID-19, Jaime Mulet, conversó con Diario y Radio Universidad de Chile sobre el cierre del Centro Hospitalario Huechuraba, o Espacio Riesco. Foto: Agencia UNO.

¿Cuál es la buena noticia?

“La buena noticia es que yo creo que con la presión ciudadana, la presión que han ejercido algunos parlamentarios ha quedado en evidencia que ese lugar era extremadamente caro. En buena hora no se ha utilizado desde el punto de vista sanitario, ese es otro camino. Pero además de ello es extremadamente caro. Si más adelante el Estado requiere espacios de similar naturaleza, yo creo que puede encontrar otros a un valor menor.

Además la autoridad no usó las facultades que tenía, dadas las facultades que se entregan con el Estado de Excepción, incluso haber fijado el precio y buscado una manera mucho más directa y mucho económica para el Estado para usarlo. Pero yo creo que es bueno que se vaya cerrando, por razones sanitarias y bueno, por que es un gran ahorro. Ese elefante blanco ahí desocupado es un costo altísimo”.

¿No se justifica para usted el arriendo y uso de este espacio?

“Yo creo que está quedando en evidencia que no era necesario arrendarlo, en primer lugar. Quiero ser muy cuidadoso en esto: no era necesario arrendarlo pero a lo mejor sí ocuparlo. Y con las facultades que tenía la autoridad podrían haber hecho un desarrollo más o menos similar al que hicieron, pero haber pagado en función de la ocupación, ya que la autoridad tenía facultades por el Estado de Catástrofe de tomar bienes raíces. Lo puede hacer, un país en una situación de emergencia lo puede hacer. Y después pagar, pero pagar el valor real de lo efectivamente usado, ocupado, consumido. Entonces yo creo que queda en evidencia que este era un contrato de favor”.

Desde el Minsal argumentan que nadie sabía cómo iba a evolucionar la pandemia en el país…

“Obviamente tengo claro que había incertidumbre de si se iba a ocupar el 100% o el 50%, nadie podía saber eso, eso lo entiendo. Por lo mismo se le dan en Estado de Emergencia al Gobierno facultades extraordinarias, de poder ir y tomar bienes de los privados, y después pagar, obviamente, ese uso o consumo de bienes y servicio. Eso hubiese sido lo lógico, pagar en función de la ocupación, en función del uso, de los metros cuadrados efectivamente ocupados. En función de la alternativa de ingresos que tenía el dueño del bien raíz, que en este caso era cero, o sea, la alternativa de ingresos era cero porque no podía realizar un evento, una feria o lo que se hace ahí.

La decisión fue errónea, queda en evidencia que fue errónea la de haber arrendado, no de haber ocupado, de haber hecho un contrato de arrendamiento a un precio excesivo en ese momento, pudiendo la autoridad haber usado otra facultad”.

El 7 de mayo el Centro Hospitalario Huechuraba comenzó a operar con 280 camas distribuidas en dos módulos. Sin embargo, según el contrato, el lugar estaba arrendado desde el 1 de abril. Foto: Agencia UNO.

El 7 de mayo el Centro Hospitalario Huechuraba comenzó a operar con 280 camas distribuidas en dos módulos. Sin embargo, según el contrato, el lugar estaba arrendado desde el 1 de abril. Foto: Agencia UNO.

Usted dice que “queda en evidencia que este era un contrato de favor”…

“Es que da la impresión, porque es una muy mala decisión, que se hace además… nos enteramos por la prensa, digamos. No hubo ninguna licitación previa, no hubo un proceso abierto, si otra persona tenía un espacio similar podría haber postulado. Parece que fue un contrato de favor, porque se hizo todo muy rápidamente.

Después el ministro Mañalich dijo que costaba 17 millones, menos que un parlamentario al mes, terminaron pagando $86 millones al mes. Ahí hay una mentira del ministro, al decir que eran 17 millones, terminó el Estado de Chile pagando $86 al mes.

¿Cree que puede haber algún conflicto de interés?

Es que fue una mala decisión, se hizo de manera oculta, no abierta, y yo creo que no se usaron las facultades que la autoridad tenía. Entonces ahí tiene que haber habido un interés directo de alguien, no sé de quién. Pero hay algo que no se hizo bien, está claro eso”.

Yendo al trabajo de la comisión, ¿se han establecido responsabilidades de algún tipo?

“Nosotros buscamos responsabilidades políticas. Vamos a tener que determinar si los ministros a cargo, fundamentalmente, tuvieron o no tuvieron responsabilidad política en las decisiones que se tomaron con ocasión de la pandemia. En este aspecto, por ejemplo, en el arrendamiento, utilización de recursos, licitaciones, de todo tipo de insumos, y también en las medidas, también partimos investigando las medidas como a cuántas personas llegó en Bono COVID o el IFE, porque todo lo que ofrecía el Estado tampoco llegaba. Dicho sea de paso, por eso fue que presenté el proyecto del retiro del 10% de la AFP.

En este caso en particular, una vez que lleguemos al final vamos a tener que determinar si hubo o no una responsabilidad política. ¿Fue negligente el ministro? ¿Fue negligente el subsecretario? ¿Se equivocaron? ¿Lo hicieron intencionadamente?”

¿Piensa que en esto hubo negligencia?

“A mi no me gusta el contrato, no me gusta la forma en que el ministro Mañalich respondió, se hizo entre gallos y medianoche. Obviamente todavía no hay conclusiones, pero yo tengo mis sospechas de que este fue un contrato de favor. Pero debo decirlo, son sospechas, no puedo prejuzgar”.

Foto en portada: Agencia UNO.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.