Diario y Radio U Chile

Año XII, 22 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Doris González: “Se empiezan a levantar teorías de que este relajo busca sabotear el cambio constitucional”

La dirigenta de Ukamau advierte la preocupación sobre este llamado al desconfinamiento progresivo, no solo por la repercusión sanitaria, sino política.

P. Campos y C. Medrano

  Martes 4 de agosto 2020 8:25 hrs. 
doris gonzález





En entrevista con nuestro medio la dirigenta de Ukamau Doris González, se refirió al proceso constituyente de este 25 de octubre.

Para la vocera del movimiento de pobladores y pobladoras, la crisis del hambre que hoy se vive en los territorios, es grave: “Luego de entender y tener un diagnóstico de esta crisis que parte como pandemia, se transforma en una crisis en los territorios, lo que produce una crisis política y una crisis del hambre”,relata insistiendo en que uno de los principales problemas que se han visto, tiene que ver con la profundización de precariedades develadas en octubre pasada, como que en los territorios “no existen las condiciones para la atención de salud, para un sistema que, previo a esto, ya estaba en crisis”.

Así, comenta, que “lo que se vivió durante los primeros meses fue crítico y doloroso. La cantidad de personas que empezaron a perder la vida fue alta, por la nula posibilidad de hacer cuarentena, por el hacinamiento, las condiciones de vida”, situaciones que acrecentaron la rabia, la frustración.

En este contexto, comentó, la gente se empezó a movilizar, a esperanzar con el retiro de 10 por ciento. “Lamentablemente, solo gracias a nuestros propios recursos”.

Pese a esta precaria situación, recalca que se han comenzado a reactivar las capacidades de diálogo en con la política, donde, desde los barrios, las poblaciones, las personas nuevamente sienten que la política importa y que, desde este ejercicio político, se pueden cambiar realidades.

Sin embargo, miran con especial preocupación este proceso de reactivación, de levantamiento de restricciones que se vive en la zona central y en otros puntos de Chile. “Vemos peligrosa la situación de relajo a la que invita el Gobierno. La cifras que ser nos entregan hablan de una baja en ella curva, pero no tenemos aún las condiciones para volver a la normalidad. Hoy no hay, tampoco en visualización de cura”, advierte.

Para la también militante del Partido Comunes, no solo hay un problema sanitario al acecho, sino, “que se empiezan a levantar teorías de que este relajo busca sabotear el cambio constitucional”.

En materia de participación, no es lo mismo, dice, un plebiscito con amplia participación que con escasa validación ciudadana, por lo mismo, es fundamental, agrega, buscar las formas de que los territorios puedan expresar su voto este 25 de octubre: “Queremos que la mayor cantidad de personas pueda participar para que podamos decir que fue el pueblo el que se manifestó. Nos preocupa el desconfinamiento porque se puede repetir la historia de los altos niveles de contagio y que eso sea una justificación para el Gobierno, un gibierno que no quiere cambio de Constitución”.

En esa misma línea, enfatiza: “Hoy, para ellos, no es una urgencia el cambio. Pero, para nosotros, es fundamental, más cuando no existe un Estado garante para las y los ciudadanos. Esto es una oportunidad de construir un Chile distinto, pero eso se hace con participación.

Entonces, hay que seguir liderando procesos de participación de los territorios y que la gente vaya y con el voto apruebe un cambio a la Constitución para pensar en una relación distinta con el Estado y las instituciones”

Sobre las ollas comunes, en las que participa, destaca que no solo se han convertido en el único plato de alimento para cientos de miles de familias, sino, también, el como han ido reviviendo, tejiendo territorios,  permitiendo volver al encuentro en un Estado ausente.

“Hoy estamos levantando ollas comunas en distintos territorios. Espacio para la toma de decisiones sobre el futuro, lo más relevante a pesar de lo dolorosa de esta crisis. Nos estamos reencontrando, dibujando juntas un Chile donde no tengamos que vivir las penas que nos ha hecho vivir este modelo económico”, agrega.

Así, insiste en que estos espacios han permitido “socializar que en octubre tenemos la posibilidad de pensar en un Chile distinto. Plantear el comienzo de un nuevo orden posible, la fundación de una nueva República donde tenemos que estar todas y todas, expresando nuestros acuerdos y desacuerdos. Algo que hoy ha sido prohibido y criminalizado por los actuales gobiernos”.