Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Desde calificaciones de terrorismo hasta una petición de perdón: la postura de los senadores frente a la situación de La Araucanía

Este jueves, la Sala del Senado realizó una sesión especial para analizar los hechos ocurridos durante las últimas semanas en La Araucanía, así como también el rol del Ejecutivo en la resolución de los problemas.

Diario UChile

  Jueves 6 de agosto 2020 17:23 hrs. 
senado


En la misma jornada en que se han vivido nuevos hechos de violencia contra el pueblo mapuche como ocurrió esta mañana en el desalojo de la Municipalidad de Tirúa, donde Carabineros maltrató a varios manifestantes, el Senado analizó el tema en una sesión especial de Sala.

La instancia fue solicitada por el PPD y también por los comités de Chile Vamos. Su objetivo principal era “conocer un detalle de los hechos de violencia ocurridos este fin de semana recién pasado en la Región de La Araucanía, principalmente en la Provincia de Malleco y la Provincia de Arauco, y la estrategia del nuevo ministro del Interior y Seguridad Pública para enfrentarlos; y, a su vez, enterar los avances legislativos necesarios para enfrentar la violencia en la región y en la macrozona”.

En la sesión especial los senadores y senadoras condenaron la violencia, solicitaron resolver la huelga de hambre y hubo peticiones de perdón por no haber realizado avances en materia de garantías y derechos de los pueblos indígenas.

Así por ejemplo ocurrió con el senador por el Bío Bío, Felipe Harboe, quien hizo un mea culpa sobre su rol político: “En mi caso particular habiendo sido parte de gobiernos, quiero humildemente pedir perdón, pedir perdón por los errores que cometí en el ejercicio de mis funciones y por la incapacidad como dirigente político y como servidor público de no haber logrado y no haber aportado definitivamente a una inclusión real de los pueblos originarios. Pido perdón y lo pido de verdad“, dijo.

“Más allá de los enormes esfuerzos y algunos avances que se han hecho en materia de tierra y otros, Chile sigue siendo un país racista y clasista, y eso debería provocarnos, debería agredirnos como funcionarios públicos, como servidores”, añadió.

En su mayoría, las intervenciones estuvieron marcadas por llamados no solo a condenar la violencia, sino también a avanzar en políticas públicas que garanticen respeto e inclusión de los pueblos indígenas, como lo son el reconocimiento constitucional y los escaños para el proceso constituyente, también se hizo un constante llamado a dialogar por el fin de la huelga de hambre de 27 comuneros mapuche.

Harboe

En tanto, la senadora UDI Jacqueline Van Rysselberghe comentó en su intervención que ante lo sucedido se debe tener “una actitud absolutamente firme, con firmeza para resolver los problemas de los pueblos originarios pero también con firmeza para no justificar, bajo ninguna circunstancia, la violencia que estamos viviendo en La Araucanía”.

Además, la legisladora dijo que “cuando estos grupos violentistas, de terroristas, de terroristas que usan la violencia para avanzar en sus temas la verdad, y se sabe en la zona, parte de su financiamiento viene del robo de la madera, tenemos que aislarlos, tenemos que quitarles la fuente de financiamiento, tenemos que lograr que se hagan responsables de sus actos. Sin embargo, cuando se intenta caminar hacia allá lo que vemos es una conducta que no se ajusta a esa decisión que uno debiera esperar en un país como Chile donde tenemos Estado de derecho, y donde los derechos de las personas tienen que respetarse, y no solo de algunos, de todos“.

Por otra parte, en las intervenciones también se ha cuestionado el rol que ha tenido el Gobierno de Sebastián Piñera en esta situación, no solo durante los últimos días, sino en los años que van de su Gobierno.

En representación del Ejecutivo fue invitado el ministro del Interior, Víctor Pérez, quien asistió a la sesión vía telemática. En su espacio de debate el secretario de Estado agradeció que se haya realizado esta instancia en el Senado y reiteró que el problema con el pueblo mapuche es un conflicto político que requiere el esfuerzo de todos para una solución definitiva.

Sin embargo, también destacó que no se puede dejar de lado el orden público, dado que este es una obligación del Gobierno.

Victor Pérez

Sobre lo sucedido en los últimos días, el ministro Pérez dijo que el Gobierno está interesado en proteger la vida de quienes hoy se encuentran en huelga de hambre, pero comentó también que esta medida no puede cambiar o alterar una resolución de los Tribunales de Justicia.

Asimismo, sobre los ataques a comuneros de carácter racista, el ministro del Interior aseguró que la autoridad policial sí logró proteger a los afectados, y que de lo contrario el resultado pudo ser mucho peor.

“Muchos han sufrido, indudablemente también comuneros mapuche que pueden haber sufrido la discriminación, esa es una realidad de la que nosotros estamos absolutamente conscientes que tenemos. Por lo tanto hay que reestablecer el orden público, velar por la tranquilidad para poder conjuntamente dialogar y conversar para resolver el problema de fondo que sin duda es político, no hay duda de que es político, y este ministro del Interior y este Gobierno es el primero que verdaderamente comprende eso”, comentó.

Por otra parte, sobre el diálogo el secretario de Estado dijo que al gobierno del Presidente Piñera le toca en los próximos 20 meses un gran desafío en el que se buscará la paz para Chile.

“Queremos que esto se desarrolle adecuadamente, pero no confundamos eso con el hecho de tener una actitud permisiva para quienes cometen hechos delictuales, porque aquí algunos de ustedes plantean que había que conversar con todos. No tenemos ninguna intención de no conversar con alguien en específico, el único límite es que no sea una persona condenada por delitos graves por los Tribunales de Justicia, nadie puede exigirle a este gobierno que converse de temas políticos con personas que han sido condenadas por los Tribunales de Justicia, eso no lo podemos hacer y lo quiero decir con la mayor franqueza”, aseveró en la instancia el ministro Víctor Pérez.