Diario y Radio U Chile

Año XII, 22 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Alondra Arellano, nueva presidenta de Convergencia Social: “Tenemos aspiración de ser gobierno”

La timonel más joven de un partido en Chile afirmó, respecto a una eventual política de pactos, que "ningún sector del partido ha impulsado alianzas tan amplias como para converger con la Democracia Cristiana”.

Camilo Villa J.

  Martes 11 de agosto 2020 20:58 hrs. 
Alondra Arellano





Fue este lunes que el Tribunal Supremo de Convergencia Social, partido político perteneciente al Frente Amplio, dio a conocer a su nueva presidenta: con un 51,9 por ciento de los votos, Alondra Arellano dirigirá las riendas de la colectividad, reemplazando, de esta manera, a la diputada Gael Yeomans.

Sus 22 años convierten a esta estudiante de Ciencia Política en la timonel más joven de un partido en Chile.

Semanas antes de la votación se hablaba de dos bandos al interior de la colectividad, uno liderado por Gabriel Boric, dispuesto a negociar con la totalidad de la oposición para elecciones venideras, y otra liderada por la diputada Yeomans, que no ve con buenos ojos pactar alianzas con el conjunto de la posición. Fue este último el bando que venció.

Para profundizar en el tema, Radio y Diario Universidad de Chile dialogó con la nueva presidenta de Convergencia Social, Alondra Arellano, quien, de entrada, desmitificó la idea de bandos liderados por diputados. “El Partido es mucho más que el Congreso”, señaló.

Con respecto de posibles alianzas con otros partidos políticos fuera el Frente Amplio, Arellano subrayó que, como colectividad, están dispuestos a pactos, pero deja en claro que cualquier negociación debe tener por base un programa antineoliberal, con cambios estructurales para Chile.

“Creemos que no podemos abandonar estos principios, estos cambios que Chile necesita, porque son fundamentales para que la ciudadanía confíe en este proyecto político. Entonces, lo primero y lo más importante es tener claro este programa antineoliberal, hay que construirlo y con esto podemos ir recién a conversar con las otras fuerzas, con los otros partidos y, a partir de esto, decidir la política de alianza, dependiendo también de a qué elecciones nos estamos refiriendo, pero el programa es fundamental”.

Convergencia

Consultada directamente sobre si la colectividad estaría dispuesta a concretar alianzas con la Democracia Cristiana para venideras elecciones, Arellano sostuvo que nadie al interior de la tienda ha propuesto algo tan diverso.

“Son discusiones que el partido va a tener que dar, pero ningún sector del partido ha impulsado alianzas tan amplias como para converger con la Democracia Cristiana”.

La cosa cambia cuando se le consulta por converger con partidos más de izquierda, como el Comunista o Humanista, pues señaló que, con colectividades con ideas similares, se hace necesario generar acuerdos.

Yo creo que es importante fortalecer acuerdos programáticos con quienes hemos tenido un horizonte común y transformador. Aquí, por ejemplo, Unidad por el Cambio (PC, FRVS, PRO) es clave, también algunos partidos y movimientos que abandonaron el Frente Amplio, porque compartimos muchas ideas con estos espacios políticos y estas ideas hay que impulsarlas”.

Sobre cuál será el objetivo de Convergencia Social bajo su gestión, Alondra Arellano afirmó que será la disputa de ideas, de ganar la calle, los barrios, las juntas de vecinos y los sindicatos, pues, a su juicio, quedó demostrado, con las demandas del estallido social, que han hecho un buen trabajo y pretenden seguir por la misma senda.

“Es ir disputando estas ideas, porque creo que la lucha más importante y la que más hemos ganado ha sido la de las ideas. La demanda por una nueva Constitución ya estaba en el programa del Frente Amplio, el cambio en el modelo de las AFP también lo estaba, entonces creo que es importante seguir en esta línea, una línea incidente que fortalezca este proyecto antineoliberal y que produzca cambios en la gente”.

De todas maneras, Alondra Arellano dirige a un partido político, y lo tiene claro, pues afirmó que, como objetivo final, Convergencia Social aspira a llegar a La Moneda.

Claro que tenemos aspiración de ser gobierno, por eso somos un partido político, de implementar nuestras ideas, pero, por sobre todo, que el pueblo de Chile tenga la posibilidad de tener un gobierno que concrete esta agenda de cambios y de derechos, y vamos a seguir trabajando para ello. Yo, de hecho, estoy convencida”, finalizó.