Diario y Radio U Chile

Año XII, 22 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Jorge Ramírez: “Despertamos y entendimos que si no estás del lado de la gente, estás con el poderoso”

El nuevo presidente de Comunes abordó la contingencia política y fue crítico respecto del trabajo que se realizó en el Frente Amplio desde el estallido social. "No hemos estado a la altura de lo que la ciudadanía nos ha solicitado", recalcó.

Diario Uchile

  Jueves 13 de agosto 2020 12:36 hrs. 
Jorge-Ramírez-Presidente-de-Comunes





“Hay que ser franco, cuando uno construye un proyecto político tiene que tener la capacidad de saber qué hizo bien y qué hizo mal”, así parte la reflexión del nuevo presidente de Comunes, Jorge Ramírez, respecto del trabajo que su colectividad y el Frente Amplio en general han realizado desde el estallido social hasta la fecha.

Para Ramírez, “efectivamente hemos tenido un año complejo. Desde octubre la situación ha sido rara, hechos que no habíamos enfrentado nunca como el estallido social o una pandemia que no se registraba algo similar desde hace 100 años. Son situaciones complejas que han desnudado las profundas desigualdades sociales que se viven en este país”.

En ese sentido, agrega, “estas situaciones develaron esta realidad escondida y muchas veces disminuida por el poder, hoy hemos visto el rostro de Chile y te das cuenta que lo que nos habían vendido, ese país próspero que reflejaban las cifras no era tal”.

Respecto de cómo desde las oposiciones se enfrentó esta realidad, el nuevo presidente de Comunes declara su postura: “Yo soy muy autocrítico y crítico de la oposición y del Frente Amplio. Desde octubre en adelante creo que no hemos estado a la altura de lo que la ciudadanía nos ha solicitado, pese a que hemos logrado avances que nunca antes se habían registrado en la historia”.

A juicio de Jorge Ramírez, el Frente Amplio falló en explicar a la ciudadanía el trasfondo del acuerdo del 15 de noviembre.

A juicio de Jorge Ramírez, el Frente Amplio falló en explicar a la ciudadanía el trasfondo del acuerdo del 15 de noviembre.

Para Jorge Ramírez, “octubre nos pilló de sorpresa, teníamos claro que había una molestia y que tarde o temprano explotaría, de hecho el programa de Beatriz Sánchez canaliza muchos de esos malestares, pero nos pilló de sopresa porque no sabíamos las herramientas que la gente utilizaría para expresar su descontento“.

Sobre el rol que ha jugado el Frente Amplio desde entonces, Ramírez sostiene que “tuvimos una primera reacción coherente que fue servir de una especie de canal del descontento, pero luego no fuimos capaces de explicar el acuerdo del 15 de noviembre. Internamente nos hicimos mucho daño y nos enfocamos más en discutir hacia adentro y eso nos provocó mucho daño”.

Al respecto, el nuevo líder de Comunes reflexiona y sostiene que “hay una discusión legítima que se ha ido superando respecto de si te pones a discutir sobre correr los límites con la clase política o con la gente. Hacer eso desde la institucionalidad es difícil porque la clase política está en otra sintonía, si hubiésemos hecho eso lo del retiro del 10% de las AFP habría sido imposible. Teníamos que darnos cuenta que la presión la estaba haciendo la gente, la gente corrió los límites y cuando pasa eso nosotros tenemos que ser el vehículo para garantizar que esos cambios pasen”.

En ese sentido para Ramírez “uno siempre tiene que impugnar a la clase política y el modelo, pero también teniendo la capacidad de proponer y, sobre todo, estar en el territorio. Si no estás con la gente, con las juntas de vecinos, finalmente vives en un mundo de “Bilz y Pap” y eso nos golpeó en el Frente Amplio, nos centramos en el Parlamento donde no hay necesidad, donde te tratan como rey, pero despertamos y fuimos capaces de entender que la cuestión es, si no te pones del lado de la gente, terminas en el lado de los poderosos”.

"El estallido social y la pandemia revelaron que el Chile próspero que indicaban algunas cifras no era tal", sostuvo el nuevo presidente de Comunes.

“El estallido social y la pandemia revelaron que el Chile próspero que indicaban algunas cifras no era tal”, sostuvo el nuevo presidente de Comunes.

Acerca de las acusaciones de irresponsabilidad respecto del trabajo político que ha realizado el Frente Amplio, Jorge Ramírez respondió que “la responsabilidad y la gobernanza es un criterio que está en la cancha de la casta política y va desde sectores de la Nueva Mayoría, pasando por la Concertación hasta la Derecha, que, por cierto, nadie la elige. Nosotros creemos que esto del consenso le ha hecho mucho daño a Chile, la política es confrontar ideas y, cuando no te puedes poner de acuerdo, dejar que la gente decida. El problema es que esa casta política le tiene miedo a la gente y a la democracia y eso hace que se avance con más lentitud”.

Sobre la política de alianzas en las que trabajará el Frente Amplio de cara a los procesos electorales que se vienen a futuro, Ramírez señaló que “desde Comunes hemos planteado que hay que disputar las próximas elecciones para ganarlas y sabemos que con el Frente Amplio no alcanza, por eso hemos planteado la estrategia del desborde. Nosotros entendemos que la unidad se construye desde la relación con la ciudadanía, en política uno más uno no siempre da dos y sería un error creer que seríamos mayoría solo por aliarnos con la DC”.

Al respecto agrega que “hay que construir una mayoría popular. Hoy no hay ninguna posibilidad de establecer alianzas con gente que defiende las AFP como Jorge Burgos (…) Nosotros no haremos alianzas políticas de siglas, no hay posibilidad de llegar a un acuerdo hoy con la DC o el PPD. Distinto es avanzar en una mayoría popular donde algunos miembros de esos sectores sientan y definan que su casa no es esa sino que la de la mayoría popular, pero esa es una definición que tienen que hacer ellos”.

Finalmente, respecto del trabajo que harán las oposiciones de cara al plebiscito constituyente, el presidente de Comunes sostuvo que “ese es un ejemplo concreto de cómo se construyen los espacios comunes. En ese sentido definimos tres cosas: primero que haremos una campaña común sobre el plebiscito seguro y participativo, dado que ni el gobierno, ni el Servel han decidido hacerse cargo de ese tema; segundo, reconocemos que por sí solos no tenemos la capacidad de poner un apoderado en cada mesa de votación por lo que se trabajará en conjunto respecto de eso y tercero, tendremos una reunión semanal de coordinación donde se juntarán los comandos para ponerse de acuerdo en hítos comunes durante la campaña. Ese día necesitamos de una mayoría abrumadora y luego de eso pensaremos en la etapa que se viene y que tiene que ver con la disputa respecto de quiénes defenderán las posturas en la Convención Constituyente”.