Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Más de 60 artistas lanzan proyecto audiovisual que expone las demandas detrás del estallido social

La iniciativa, dirigida por la actriz y cineasta Chamila Rodríguez, aborda, por medio de ocho piezas audiovisuales, temas como el extractivismo, las violaciones a los derechos humanos y las desigualdades en términos de salud y educación, entre otros.

Diario Uchile

  Viernes 21 de agosto 2020 19:58 hrs. 
no era depresión


Luego del movimiento social que irrumpió en las calles el pasado 18 de octubre, los muros de Santiago comenzaron a llenarse de frases que, de una u otra manera, denunciaron los alcances de la crisis que llegaba a su punto máximo: “No más abusos”, “No más Isapres”, “Hasta que vivir valga la pena”.       

Esas consignas fueron recogidas por la actriz, dramaturga y escritora Nona Fernández, quien publicaría un texto bajo el título de “No era depresión era capitalismo”. Ese sería el punto de inicio de un proyecto audiovisual que terminaría por convocar, bajo ese mismo nombre, a más de 60 artistas entre actores, diseñadores y realizadores audiovisuales.

La iniciativa, dirigida por la actriz y cineasta Chamila Rodríguez y co–dirigida por el realizador y montajista Galut Alarcón, fue lanzada este viernes y comprende ocho artefactos audiovisuales que, inspirados en el texto de Fernández, abordan las demandas que quedaron al descubierto tras el estallido social de octubre, pasando por temas como el extractivismo, las violaciones a los derechos humanos y las desigualdades en términos de salud y educación, entre otros. 

Entre los participantes figuran personalidades como Claudia Di Girólamo, Óscar Hernández, Shenda Román, Néstor Cantillana, Mariana Loyola, Daniel Muñoz, Amparo Noguera, Julio Milostich, Daniela Ramírez, Ignacio Achurra, María Paz Grandjean, Gastón Salgado, Gabriela Arancibia, Claudia Pérez y Paola Lattus, entre otros.

“El texto de Nona Fernández fue un impulso. Me resonó y me hizo sentido la frase ‘No era depresión era capitalismo’. En ese minuto me dieron ganas de llevarlo, inmediatamente, al teatro, como una puesta en escena en vivo y en directo. Sin embargo, era peligroso, porque había mucha represión”, comentó Chamila Rodríguez sobre el origen del proyecto. 

“Entonces, empecé a meterme más en el texto y se empezó a armar un colectivo súper interesante. Sumamos a actrices, colegas, estudiantes, ya que ellos habían sido los protagonistas de todo este despertar. Elegimos a cuatro estudiantes de enseñanza media, estudiantes universitarios, una mujer mapuche, un compañero actor bailarín quechua, inmigrantes, una mujer sorda, porque para mí también era importante la inclusión”, relató. 

Afiche_NoEraDepresionEracapitalismo_baja

La acción, que comenzó a realizarse en octubre pasado, corresponde a un ejercicio coral que recoge los textos plasmados en las calles durante los días de revuelta. De esa manera, los elencos transitan por locaciones tan variadas como la Plaza Baquedano, el Río Mapocho, Londres 38 y el Patio 29 en el Cementerio General. 

“En este periodo de confinamiento, nos damos cuenta que la precarización de todo el sistema de derechos sociales, o sea, todo lo que ha sucedido con la salud, el desempleo, los derechos humanos, la represión que existe, en las calles, no se puede tolerar más. Somos un colectivo que dijimos basta y estamos utilizando el arte como una herramienta potente para expresar el nuevo Chile que queremos”, dijo Chamila Rodríguez. 

“Es el deber de nosotros como artistas, tratar de cambiar a un Chile mejor, más justo, más amoroso, más culto (…). Todo esto fue hecho a pulso y fue un movimiento de producción importante en equipos de filmación, traslado de actores, estudiantes. Nos tomamos las calles en un momento en que estaban frases y rayados que hoy están todos borrados. Entonces también tiene algo de documental”, sostuvo. 

Chamila Rodríguez dirigiendo

En la imagen, Chamila Rodríguez dirigiendo.

La actriz Mariana Loyola, quien también se sumó a la iniciativa, comentó que para ella fue significativo participar en el proyecto, sobre todo por las sensaciones de “angustia” y “efervescencia” que se dieron en ese momento. “Teníamos miedo también. Tenía pena, rabia. Tenía una mezcla de emociones que ahora se me revuelven de nuevo”, recordó.

“Fue súper emocionante y fuerte, porque la locación que me tocó fue en el cementerio y creo que a toda la gente de 40, como yo, nos pasaron muchas cosas porque se revivieron épocas muy violentas y fuertes de la dictadura. Creo que todavía no le tomamos el peso a lo que pasó, a lo que está pasando, a lo que vino interrumpir la pandemia, pero fue muy emocionante”, dijo.  

Del mismo modo, señaló que el proyecto permite profundizar en temas que, de cara al momento constituyente resultan fundamentales: “Lo que hace el arte es evidenciar y dejar huella. Hace visible lo que está invisible, resonar, remecer”.

“Si uno empieza a investigar o a meterse un poco en el tema de los documentales que han habido en Chile durante los últimos 20, 30 años, es casi ridículo que la gente, que se supone que conduce políticamente el país, no se haya dado cuenta de que esta era una olla a presión que iba a explotar en algún momento. Entonces, da la impresión de que el arte se adelanta a lo que hace incluso la política. Ese es el sentido que tiene el arte, la cultura”, comentó. 

El proyecto presentará todos los viernes una nueva cápsula. Esto, como forma de recordar aquellas manifestaciones que se daban durante el estallido. En ese contexto, también se difundirán imágenes y afiches sobre cada artefacto. La iniciativa concluirá con la presentación del cortometraje NO ERA DEPRESIÓN ERA CAPITALISMO que ya fue en elegido por el Festival Internacional de Cine de Valdivia (FICValdivia 2020) en la nueva sección Resistencias y en el Festival de Derechos Humanos en Berlín.

 Revisa aquí primer artefacto de NO ERA DEPRESIÓN ERA CAPITALISMO:

Más información aquí.