Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

CNTC paraliza sus camiones a lo largo del país exigiendo respuestas rápidas al Gobierno

Desde la madrugada, centenares de camiones se han apostado a las orillas de las principales rutas del país en protesta por lo que ellos consideran falta de respuestas potentes de parte del Gobierno y el Estado en el conflicto de La Araucanía.

Claudia Carvajal G.

  Jueves 27 de agosto 2020 14:37 hrs. 
Ruta 68





Este jueves comenzó la movilización nacional a la que convocó la Confederación Nacional de Transporte de Carga como medida de presión al Gobierno y al Congreso en orden a obtener mayores medidas de seguridad para el desarrollo de su labor, particularmente en la zona de La Araucanía.

Desde la madrugada, los camiones se apostaron en las bermas de las principales rutas de nuestro país y también pudo observarse el bloqueo de una de las pistas de la vía que une Santiago con Valparaíso.

El Gobierno, a través del subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, realizó una evaluación de la situación a primera hora de este jueves.

“No hay mayores alteraciones en el tránsito de las principales rutas de nuestro país y tampoco en las principales ciudades. Durante la noche hubo interrupciones esporádicas y parciales en la ruta 5 y en la ruta 68 y Carabineros procedió a  restablecer el normal funcionamiento de las carreteras“, aseguró la autoridad.

Esta mañana, en entrevista con Radio ADN, Sergio Pérez, Presidente de la CNTC, manifestó que  la asociación que él encabeza está a la espera de que las autoridades “entreguen una minuta con medidas  y tiempos concretos a nuestro comité de crisis para evaluar la solución a lo que está ocurriendo”.

Además puntualizó en que la medida de presión tiene carácter de indefinida y que los transportistas que se plegaron a ella actuarán con el debido respeto a los demás usuarios de las carreteras.

“Vamos a estrangular la carreteras en todos los puntos con prudencia y el respeto máximo para los automovilistas, los vehículos de emergencia, camiones con medicamentos no solo van a pasar, los vamos a escoltar para que lleguen a destino”.

En tanto, desde el mundo político han habido diversas reacciones a esta paralización. El senador Felipe Harboe pidió directamente el Presidente de la República tomar las medidas necesarias para restablecer el Estado de Derecho en el país y criticó duramente el accionar de la CNTC.

“Uno puede entender la molestia y el reclamo respecto de los temas de seguridad, pero eso se hace sobre la vía del diálogo. Forzar al Estado a tomar decisiones sobre la base de la amenaza, el chantaje, el corte de ruta, me parece que no es el camino para una democracia sólida”, expresó el senador por la región del Maule.

Además en su cuenta de Twitter  requirió al presidente Piñera a invocar la ley de Seguridad Interior del Estado en contra de los camioneros que amenazan la conectividad y la cadena de abastecimiento en medio de una crisis sanitaria.

También desde el Frente Amplio se hicieron presentes críticas al accionar de los camioneros, pero en especial a las respuestas que el Gobierno ha entregado ante la movilización.

Gonzalo Winter, diputado de convergencia Social, apuntó sus reproches al Ejecutivo dada la presencia, entre los dirigentes de los camioneros, de personas que trabajaron en la campaña presidencial de Sebastián Piñera o fueron candidatos por Chile Vamos.

“Diez de los trece proyectos que ellos proponen impulsar son proyectos del Gobierno, es una agenda que le acomoda al Gobierno, un cambio de foco de la discusión pública que le acomoda al Gobierno. Además varios de esos dirigentes fueron o candidatos por Chile Vamos o participaron de la campaña presidencial del Presidente Piñera, entonces yo llamaría al Gobierno a que convoque a sus propios dirigentes que están proponiendo sus propias leyes a que discutan como hacer para que los chilenos no evitemos un desabastecimiento”.

En ese mismo sentido se pronunció Jorge Ramírez, de Comunes, quien aseguró que esta huelga reviste las características de un acto terrorista.

“Hoy ha quedado demostrado que no todos somos iguales en Chile. Si la gente protesta por sus necesidades básicas insatisfechas, la represión es inmediata. Los dueños de los camiones, en cambio, pueden paralizar y amenazar con desabastecer a un país completo, promoviendo una agenda represiva igual a la que impulsa el Gobierno, y nada les va a pasar”.

Por su parte, la diputada Claudia Mix  también observó diferencias en el tratamiento a los distintos huelguistas. En el  Chile actual si pateas un torniquete puedes pasar 50 días encarcelado y arriesgar una pena de hasta 10 años, pero si paralizas y amenazas con desabastecer a un país completo, en medio de un estado de catástrofe producto de la peor pandemia de los últimos 100 años, no te pasa absolutamente nada”.

“Lo que están haciendo hoy algunos dirigentes dueños de camiones es un acto de miseria por donde se le mire. Y lo más lamentable es que lo hacen amparados por una complicidad total por parte de un Gobierno que impulsa una agenda represiva igual a la que demandan hoy los camioneros. El ministro del Interior hoy está haciendo notable abandono de deberes. Le exigimos que aplique la Ley de Seguridad Interior del Estado”, concluyó la parlamentaria.

Gobierno y Estado de Derecho

Desde el Ejecutivo, en tanto, también ha habido varias reacciones ante la huelga protagonizada por algunas de las asociaciones de camioneros.

Durante la mañana de este jueves, el ministro  vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, manifestó que existe una contradicción entre el discurso de los huelguistas y sus solicitudes. “Entiendo la frustración, entiendo la molestia (…) sin embargo no pueden solicitar restitución de Estado de Derecho y al mismo tiempo intervienen el Estado de Derecho”.

Luego de anunciar que el Gobierno hará uso de todas las herramientas que le otorgue la ley, el secretario de Estado señaló que la manifestación de voluntad para el diálogo de parte del Gobierno ha sido patente, pero que los procesos legislativos deben seguir su curso.

“El Gobierno ya hizo su parte, pero tampoco podemos comprometernos a que la legislación salga así no más”.

En tanto, desde el Ministerio de Defensa, el ministro Desbordes aseguró entender las solicitudes del gremio, pero los conminó a entender que el conflicto requiere de la intervención de los distintos poderes del Estado.

“Yo entiendo que eso tiene a los camioneros en alerta y movilizados. Uno tiene que ponerse en los zapatos de ellos y no puede menos que comprender y solidarizar con lo que está pasando. Son el Estado, el Gobierno, el Ministerio Público y el Poder Judicial los llamados a solucionar el problema”, afirmó Desbordes.

El paro de los transportistas no tiene respaldo unánime de las asociaciones y tampoco ha sido apoyado por el Sindicato de Choferes de Camiones que, en la voz de su presidente, José Sandoval, aseguran encontrarse entre la espada y la pared y que esta movilización podría llegar a causar una agudización del conflicto en La Araucanía.