Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Miryam Singer: “Soy una trabajadora que honra la labor de todas esas personas que crearon la ópera”

El Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio reconoció a la soprano y académica con el Premio Nacional de Artes Musicales 2020. Con este galardón, la cantante se transformó en la cuarta mujer en recibir el premio que, desde su creación en 1992, ha celebrado la obra de once músicos y compositores.

Abril Becerra

  Lunes 7 de septiembre 2020 17:39 hrs. 
Miryam Singer. Crédito Comunicaciones UC


Este año, el debate sobre el Premio Nacional de Artes Musicales estuvo marcado por un llamado especial: que el reconocimiento homenajeara la trayectoria de una mujer, sobre todo, porque en la historia del galardón, sólo se habían destacado a cuatro exponentes femeninas, entre ellas, Margot Loyola Palacios (1994), Elvira Savi Federici (1998) y Carmen Luisa Letelier (2010). 

En ese contexto, el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio resolvió, por mayoría, distinguir a la cantante y académica Miryam Singer. La determinación se desarrolló, al igual que en el caso de Literatura, por medio de una reunión virtual.

En esta instancia participó Consuelo Valdés, ministra de las Culturas; Ennio Vivaldi, rector de la Universidad de Chile; Juan Allende Blin, compositor y último galardonado con el Premio Nacional de Artes Musicales; Andrés Maupoint Álvarez, profesor asociado de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile; Aliro Bórquez, rector de la Universidad Católica de Temuco; y Carmen Luisa Letelier, académica y Premio Nacional de Artes Musicales.

“El jurado ha decidido otorgar el Premio Nacional de Artes Musicales 2020 a Miryam Singer por su extraordinaria trayectoria nacional e internacional como cantante soprano y como académica”, anunció la ministra y presidenta del jurado, Consuelo Valdés.

“El jurado destaca además su capacidad como gestora y directora, productora y diseñadora, responsable de proyectos notables en torno a la escena operática nacional, fomentando desde este ámbito, el desarrollo de las artes y la cultura en nuestro país”, agregó la secretaria de Estado.

Por su parte, Carmen Luisa Letelier, recordó una presentación junto a la galardonada en el Teatro Municipal. “Fue un descubrimiento como cantante. En ese momento empezaste a mejorar y a crecer en tu repertorio”, comentó. 

Entre música y educación 

Miryam Singer inició su carrera musical en los años 80 cuando, paralelo a sus estudios de arquitectura, se inscribió en la Universidad de Chile para tomar un curso de canto con la soprano argentina Clara Oyuela. Más tarde, fue alumna de Betty Boone en Atlanta, Aila Ernst en Zurich y Sara Corti en Milán.  

En ese sentido, la cantante señaló que el premio devela la influencia que estas maestras ejercieron en su carrera: “Uno siempre está parado sobre hombros de gigantes y, como se dice, en este momento sólo puedo pensar en las ‘gigantas’ que me precedieron”. 

“Me lo tomo con mucha humildad. (…) Soy una trabajadora que honra la labor de todas esas personas que crearon este género maravilloso que es la ópera y que representa la emoción pura en la música”, apuntó la soprano. 

Durante su trayectoria, la artista también cantó bajo la batuta de maestros como Juan Pablo Izquierdo, Irwin Hoffman y Maximiano Valdés, entre otros. Sin embargo, en su carrera también ha existido espacio para la educación, asumiendo labores en instituciones como el Taller de Ópera del Instituto de Música UC.

A ello se suma un trabajo destinado a llevar la ópera a espacios públicos, entre ellos, el metro Quinta Normal, el Teatro de la Oficina Salitrera Humberstone, la Quinta Vergara de Viña del Mar, el Parque Araucano de Las Condes y la Plaza de Armas de Santiago.

De acuerdo a ello, sostuvo: “Necesitamos un mapa, una guía que nos vaya llevando por las callecitas y nos vaya mostrando nuevos intersticios de esa otra lectura o esa otra forma de ver el mundo. Lo mismo con la ópera y no sólo con la ópera, sino que los diversos aspectos del conocimiento humano”.

“Para poder disfrutar de las ostras hay que aprender a conocer las ostras, porque son gustos un poco más sofisticados, refinados, pero todo el mundo tiene derecho a disfrutarlo y es nuestra misión: abrir esa pequeña puerta”, reflexionó la cantante. 

El Premio Nacional es el máximo reconocimiento que otorga el Estado a los artistas chilenos. El galardón reconoce la excelencia, creatividad y aporte de los postulantes. Consiste en la entrega de un diploma, un monto cercano a los $22.000.000 y una pensión vitalicia mensual equivalente a 20 UTM.