Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

De reapertura y transformación: Museo Nacional de Historia Natural alista su retorno

El emblemático edificio, que recientemente celebró 190 años, será uno de los primeros museos de Santiago en abrir sus puertas. Este retorno se realizará de acuerdo a un estricto protocolo y marcará el inicio de una nueva etapa de la entidad.

Abril Becerra

  Miércoles 16 de septiembre 2020 17:02 hrs. 
Fachada MNHN





El Museo Nacional de Historia Natural (MNHN) es una de las instituciones museísticas más antiguas del país. Fundado hace 190 años gracias a los esfuerzos del naturalista francés Claudio Gay, ha logrado reunir, durante su trayectoria, una colección compuesta por más de 300 mil objetos relacionados con la botánica, la antropología y la paleontología, entre otros temas. 

Durante ese recorrido también ha sorteado diferentes etapas. Uno de esos momentos se dio en marzo de este año cuando la institución debió cerrar sus puertas producto de la crisis sanitaria y con el objetivo de reforzar las actividades virtuales que, por ese momento, ya manejaban.   

“No tuvimos que adaptarnos tanto, porque llevábamos bastante tiempo trabajando ese tema. Empezamos muy rápido a realizar actividades a través de las plataformas digitales. También, fue una oportunidad para generar mucho material nuevo”, reconoció María Isabel Orellana, directora (s) del espacio. 

Hoy, sin embargo, el panorama del edificio es otro. Esto, ya que la institución será uno de los primeros museos de la Región Metropolitana que abrirá sus puertas. La reapertura se dará de acuerdo a un estricto protocolo y cuando la comuna de Santiago pase a la fase cuatro del plan “Paso a Paso” del Ministerio de Salud.  

“Estamos generando todas las condiciones para asegurar la distancia según los protocolos y para que no exista esa sensación de que hay una persona que está invadiendo mi espacio vital”, dijo Orellana. 

articles-92860_imagen_portada

En la imagen, María Isabel Orellana, directora (s) del MNHN.

El protocolo elaborado, especialmente, para el MNHN considera un aforo de 50 personas. Los interesados deberán inscribirse de manera previa para luego participar en uno de los cuatro horarios permitidos.  

“Vamos a tener dos horarios de 50 personas en la mañana y 50 personas en la tarde. Los tramos serán de 11:00 a 12:00, de 12:00 a 13:00 y después de 13:00 a 14:00 el Museo va a estar cerrado por sanitización. Después se abrirá de 14:00 a 15:00 horas y de 15:00 a 16:00 horas”, puntualizó la directora del espacio. 

“Va a haber que reservar a través de la página que se va a implementar. No se va a atender a las persona que lleguen a la puerta para evitar las aglomeraciones y evitar que la gente se ponga en riesgo”, enfatizó. 

¿En qué consiste el protocolo de reapertura? 

El Museo está reacondicionado completamente. Vamos a tener una entrada y una salida diferenciada. Se pintó el piso con una pintura especial que desprende una cantidad significativamente menor de partículas. Adecuamos el Museo para hacer dos recorrido en la mañana y dos recorridos en la tarde con un sistema de sanitización que se va a hacer entre los  recorridos. Tenemos todos los implementos para que las personas se tomen la temperatura y puedan utilizar alcohol gel sin tener que manipular ningún botón. También eliminamos todos los elementos interactivos de la exhibición para que no haya que estar manipulando nada que implique una contaminación mayor o riesgo de contagio. Además, desmontamos la exposición temporal y dejamos el hall de entrada como un gran espacio libre donde la gente va a poder circular en un espacio abierto sin tener que aglomerarse frente a ningún elemento. 

Selknam MNHN

¿Cómo harán confluir el trabajo virtual con el presencial? 

La virtualidad quedó para quedarse, pero el público presencial está ahí y va a seguir estando, porque hay mucho público que no se maneja con redes sociales. Tenemos públicos de la infancia, la tercera edad, los profesores, que siempre van a necesitar del Museo y el Museo de ellos y de sus talentos. Entonces, nuestro desafío es poder combinar las dos cosas con un balance armónico que permita que todos los espacios podamos llegar a nuestro públicos.

Pensando en la conmemoración de los 190 años del Museo, ¿cuál es el mayor reto de la institución? 

Estos 190 años marcan el inicio de la década del bicentenario. La idea es que durante estos diez años el Museo transite con sus comunidades para que este caminar sea compartido con sus públicos. La pandemia quizás retrasó nuestra relación colaborativa con un público más presencial y tuvimos que irnos más hacia lo virtual, pero la idea es estar cada vez más de cara a las comunidades. Ese es un desafío importante: abrirse a las comunidades y compartir el conocimiento con ellos y construir ese conocimiento en conjunto. 

En este contexto de transformaciones vinculadas a la pandemia y a los movimientos sociales se ha planteado que los museos deberían adecuar sus curatorías. ¿Qué opinión tienes sobre este tema? 

El Museo de Historia Natural está muy en la primera línea de la investigación, entonces, creo que en momentos de pandemia, de crisis sanitaria tan grande, la ciencia y el conocimiento que está en los museos tiene que estar a disposición de las personas, porque necesitan acercarse a ese conocimiento científico que empieza a aparecer cada vez más. Hay una responsabilidad, una función importante de los museos de hacer difundir ese conocimiento, pero de poner ese lenguaje a disposición de la gente común y corriente. Por ahí va una parte de su función social que se hace cada vez más necesaria en contextos de crisis.