Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Jorge Sharp: “Estamos más cercanos a noviembre 15 que a octubre 18 en la política chilena”

El alcalde de Valparaíso asegura que es momento de poner el foco en la discusión programática de un Apruebo con contenido, sin dejar pasar esta histórica oportunidad.

Paula Campos

  Martes 22 de septiembre 2020 11:39 hrs. 
jorgesharp



Se acercan fechas como la del 18 de octubre o la del próximo 25, donde el país deberá votar para redactar o no una nueva Constitución, en ese contexto, múltiples son las discusiones políticas que se han dado, una de ellas, la adelantada carrera presidencial, instalada desde hace semanas en todo el espectro político nacional.

En conversación con Radio Universidad de Chile, el jefe comunal de Valparaíso, Jorge Sharp, se refirió a la “ansiedad” presidencial en medio de un proceso plebiscitario. Al respecto, y sobre las declaraciones del senador José Miguel Insulza, quien aseguró que en una eventual segunda vuelta votaría por Joaquín Lavín y no por Daniel Jadue, pues este último no aseguraba un resguardo a la democracia como sí hacía el primero, el alcalde respondió:

“Me parecen declaraciones súper honestas. Él expresa con nitidez y honestidad lo que en algún momento se llamó la política de los grandes acuerdos por arriba, en los años noventa. No es extraño que lo haya planteado. Yo ayer recordaba que el Senador más la derecha fueron parte de una cruzada para traer de regreso a Pinochet para ser juzgado en Chile. Sin embargo, con sus palabras, al final, lo que hace, es abrir un debate en la oposición, un debate interesante. Ayer pasó colado un dato que tendríamos que observar con más interés: la encuesta CADEM, que es encargada por el Gobierno, demuestra la profunda desafección que tienen en Chile con el modelo neoliberal, que tiene menos apoyo que el Presidente”.

En ese sentido, dijo, la pregunta es “cuál es el debate que se va a dar en la oposición para presentar un nuevo modelo de desarrollo. Ahí, es probable que el senador Insulza esté más cerca de Lavín que de las otras posiciones”, pero – más allá de eso- de no tomar ese debate, “estamos perdiendo la posibilidad de superar el modelo, de responder preguntas como si se van a a garantizar o no los derechos sociales, si se va a garantizar el derecho al agua, se va a entregar o no poder a las regiones, vamos a avanzar o no en plurinacionalidad del Estado, esas cosas concretas que nos impactan a todos, y, para esas preguntas, Joaquín Lavín no es una alternativa de superación, él le pone un rostro amable al sistema actual”.

Más allá de las declaraciones y los nombres, para Jorge Sharp es fundamental poder discutir sobre proyectos, sobre cómo tomar las oportunidades para, efectivamente, hacer ese cambio de sistema. “El Apruebo de la oposición tiene que ser con contenido, porque nuestro apruebo es por transformación democrática, un apruebo que vaya dibujando un conjunto de demandas, pero que vaya uniendo todas estar demandas a partir de un modelo de desarrollo”.

En esa conversación, reconoce, es probable que exista en la oposición “gente mucho más cercana a ideas más conservadoras”, pese a ello, si no dan la discusión de los contenidos del apruebo “es difícil saber quién es quien”.  Por eso, plantea que lo que se necesita es “una alianza democrática amplia, que involucre a todos los sectores progresistas, movimientos, sociales, territoriales… el campo político que tiene que empujar un modelo que va más allá del neoliberalismo, hay que reproducir una alianza democrática amplia en la oposición, donde es probable que no todos se sientan cómodos porque hay neoliberales en el mundo concertacionista, pero si esa discusión no se da, perdemos una oportunidad”.

Con esa expectativa bajo el brazo, reconoce que hoy, “estamos más cercanos a noviembre 15 que a octubre 18 en el política chilena”, esto producto de la situación, justificada, que nos ha traído la pandemia. “Sin duda, el hecho que no tengamos una situación de movilización activa, hace que la política vuelva a los cauces que conocemos y que la gente rechaza, pero el movimiento social está expectante, observa, se indigna, opina, a través de las redes, de las ollas comunes, ese movimiento está expectante de lo que pueda suceder y si eso, de alguna manera, las fuerzas políticas no lo entienden, lo que va a terminar pasando de esa fuerza creativa del 18 de octubre, de esa fuerza constituyente que demanda un país distinto, va a volver a pasar la cuenta, con más fuerza”.

La critica es que “Chile es un país profundamente oligárquico y la gente se reveló contra ese país. Ese Chile el que se ha ido construyendo en los últimos treinta años. Si no se piensa en los próximos 30 años y no se encamina para allá, perdemos oportunidades de cambiarlo”.