Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Federalist Society: La estrategia republicana para nombrar jueces ultracatólicos en la Corte Suprema estadounidense

Las dos candidatas de Donald Trump para suceder a la jueza progresista Ginsburg en el Supremo adhieren a la « Federalist Society », influyente organización republicana de ideología ultraconservadora que lleva treinta años alineando hacia la derecha al poder judicial. La Sociedad Federalista ha jugado un papel clave al sugerir nombres al presidente Trump y vigilar sus listas de candidatos para la Corte Suprema de Estados Unidos.

Angélica Pérez - RFI

  Domingo 27 de septiembre 2020 9:56 hrs. 
Suprema EEUU



En entrevista con Radio Francia Internacional, el profesor de derecho de la Universidad Internacional de la Florida, José Gabilondo, afirma que “no es una casualidad que Trump haya nominado a las católicas y ultraconservadoras Amy Coney Barrett, y Bárbara Lagoa como posibles sucesoras  de la jueza Ginsburg”. Según el experto, el presidente está siguiendo la estrategia de los republicanos puesta en marcha desde el gobierno de Ronald Reagan: cambiar deliberada y diligentemente el Poder Judicial del país hacia las posiciones más de derecha.

Para ello fue creada durante la época Regan la Federalist Society, sociedad federalista en español, explica Gabilondo. El propósito de esa organización era “re estructurar el Poder Judicial sembrando jueces muy conservadores y cambiar la doctrina judicial haciéndola más conservadora. Su acción consiste en promover en altos cargos y funciones a los alumnos de derecho y abogados que comparten el pensamiento y los valores de la Sociedad Federalista. Y es el partido Republicano el que ha fomentado y coopera con este proyecto”.

El éxito de la sociedad federalista en su propósito de cambiar la doctrina constitucional hacia un perfil más conservador es incuestionable, admite el profesor de leyes. Y en el marco de la Sociedad Federalista se inscriben las dos candidatas que Trump se ha apresurado a presentar para ocupar el sitio de la recién fallecida, icono progresista, Ruth Bader Ginsburg.

Tanto Barret como Lagoa son católicas de la extrema derecha. Y hasta ahora 6 de los 9 juristas del Supremo tribunal eran católicos, cinco de la ultraderecha y una liberal.  Con el nombramiento de cualquiera de estas dos candidatas, serán 7 los jueces ultra católicos, dos judíos y ningún protestante, pues no ha habido ninguno en más de una década”.

Durante la actual administración, la Sociedad Federalista ha jugado un papel clave en la conformación del alto Poder Judicial al sugerir candidatos judiciales al presidente Donald Trump. La Sociedad examinó la lista del presidente de posibles candidatos a la Corte Suprema de Estados Unidos y, en marzo de 2020, 43 de los 51 candidatos a la Corte de Apelaciones del presidente Trump eran miembros actuales o anteriores de la Sociedad.

Además, la Sociedad Federalista cuenta con una división de estudiantes, una división de abogados y una división de profesores. Actualmente, tiene presencia en más de 200 facultades de derecho de los Estados Unidos y más de 70.000 abogados en ejercicio en noventa ciudades.