Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Surge Fuerza Cultural, partido que busca poner a la cultura en el centro de las políticas públicas

El 16 de septiembre, esta iniciativa se transformó en un partido en formación, dando paso a un proceso inédito en Chile y el mundo. Así, frente al debate sobre el presupuesto 2021 para cultura, el presidente provisorio del partido, Sebastián Milos, dijo que "se requiere que Chile se nivele de acuerdo a los estándares internacionales".

Abril Becerra

  Martes 6 de octubre 2020 20:06 hrs. 
milos


En el marco del estallido social, un grupo de gestores culturales decidió convocar a un cabildo con el objetivo de discutir los principales problemas del sector. Fue en ese contexto en el que se abordó la posibilidad de crear un partido capaz de representar las múltiples inquietudes del gremio que, posteriormente, se vio perjudicado producto del cierre de espacios culturales durante la pandemia. 

Ese fue el inicio de Fuerza Cultural, referente que, actualmente, figura como partido en formación y que pretende consolidarse de cara a una eventual reforma a la Constitución: “Queremos darle más presencia y protagonismo a los valores culturales en la toma de decisiones y en todo nivel”, asegura Sebastián Milos, presidente provisorio del partido.

“Normalmente, las decisiones se toman bajo criterios más bien económicos, jurídicos, administrativos, pero muy pocas veces son los criterios culturales los que priman”, comenta.    

¿Cuál ha sido la respuesta a la convocatoria para conformar Fuerza Cultural? 

Partimos bien, en el sentido de que mucha de la gente que estaba participando se ha afiliado. Ahora, esta es una pequeña parte de todo el desafío que tenemos por delante, que es armar una convocatoria masiva en cada región. Desde el 16 de septiembre, Fuerza Cultural es oficialmente un partido en formación y, por lo tanto, tenemos 210 días desde entonces para lograr la cantidad mínima de afiliados por región que pide la ley para poder constituirnos. Si lo logramos podremos inscribir Fuerza Cultural como el primer partido de la cultura en Chile y el mundo.  

¿Qué tan inédita es la experiencia de crear un partido, específicamente, cultural? 

No hemos descubierto ninguna iniciativa equivalente, aunque me encantaría que existieran, porque me encantaría conocer su experiencia. Hemos tenido entrevistas respecto de Fuerza Cultural, en las cuales nos plantean que es increíble que haya surgido este movimiento. 

Foto_Grupal

¿Con qué sectores de la política tradicional se ha vinculado Fuerza Cultural? 

Fuerza Cultural se ha hecho notar tanto en el medio cultural como en el medio político. Hemos sido invitados a participar en instancias más amplias como Dignidad Ahora, plataforma que también funciona como una especie de pacto. Actualmente, tiene once movimientos entre los cuales hay dos partidos políticos inscritos: el Partido  Humanista y el Partido Igualdad. Hemos participado de forma activa en todas las comisiones de esta alianza. Esa es nuestra casa más electoral, porque como todavía no somos un partido inscrito, no podemos tener un candidato propio. Entonces, estamos viendo la posibilidad de tener algunos candidatos o candidatas para las elecciones de abril como concejales, gobernadores regionales, alcaldes, a través de esta plataforma que permitirá que candidatos de Fuerza Cultural se presenten como independientes, apoyados por el pacto. 

Según Fuerza Cultural, ¿cómo la cultura debería estar inscrita en una eventual nueva Constitución? 

Las culturas no están consideradas en la Constitución, entonces, creemos que los derechos culturales deberían ser considerados como fundamentales y cuando hablamos de derechos culturales no nos referimos solamente al acceso a los espectáculos, sino que a la educación. Tenemos muchos focos como la libre expresión en la circulación de ideas, que la educación cultural en los colegios esté mucho más presente como la educación socioafectiva, artística, la educación cívica. 

A siete meses del cierre de los espacios culturales ¿cuál es la situación del sector? 

La situación es absolutamente desastrosa en términos laborales. Es realmente una catástrofe, porque se canceló absolutamente todo y los eventos en vivo son el motor de la economía cultural. Ahora, están todos con la esperanza de que saliendo de esta crisis va a venir una etapa un poco más positiva, aunque también han habido cosas buenas. Lo primero es que se ha  favorecido la asociatividad. Eso ha sido bien interesante.

fuerza cultural

¿Cómo evalúa el rol que ha tenido el Ministerio de las Culturas frente a la crisis? 

Ha tenido un rol muy secundario. Debiendo y pudiendo haber tenido un rol mucho más protagonista, significativo, aguerrido en esta situación tan desastrosa para el mundo de la cultura. De alguna manera el Ministerio no logró ponerse a la altura de la situación. Muchos ministerios tuvieron que renovarse para poder enfrentar esta crisis y estar presentes con la ciudadanía, romper los esquemas normales. En cambio, el Ministerio, está tan anclado a su traba administrativa que no logró romper ese marco limitante. Estamos hablando tanto en el proceso de la revolución social y la pandemia. En ambas instancias el Ministerio podría haber tenido un rol mucho más protagónico, relevante, pero no lo ha tenido. Claramente ha seguido siendo un Ministerio administrador de recursos, más que de generar nuevas iniciativas, de ser acogedor con toda la problemática que se ha generado. Ha estado bastante al debe. 

Frente al debate respecto de una eventual disminución del presupuesto para Cultura, ¿cuáles son las alertas que se encienden desde Fuerza Cultural? 

Estamos súper preocupados y no solamente desde Fuerza Cultural, sino que desde todas las instancias de participación cultural. Estamos muy expectantes respecto de qué decisión se va a tomar en ese sentido. Se requiere que Chile se nivele de acuerdo a los estándares internacionales respecto de los aportes a cultura según el PIB. Entonces, está naciendo un movimiento que exige que al menos se llegue al uno por ciento del presupuesto, que sería súper importante para poder abrir un poco las posibilidades de apoyo. Esperamos que el presupuesto aumente en los próximos años. Es necesario, urgente y es lo que todo el mundo esperaría.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.