Diario y Radio U Chile

Año XII, 31 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Javier Macaya y reforma a la Constitución: “Creo que el gran error que cometimos en 2005 fue no plebiscitar”.

Parlamentarios a favor del Rechazo para este 25 de octubre propusieron una reforma constitucional como alternativa a la redacción de una nueva Constitución.

Diario Uchile

  Viernes 9 de octubre 2020 18:34 hrs. 
macaya-26-mar





Catorce parlamentarios de Chile Vamos por el Rechazo ingresaron un proyecto de reforma constitucional que propone que, de ganar el Rechazo, se puede explorar una vía alternativa al proceso constituyente, disminuyendo a seis meses el plazo de redacción y un 70 por ciento de los costos.

En conversación con Radio Universidad de Chile, el diputado UDI Javier Macaya, quien es parte de quienes presentaron la moción, explicó que la intención es defender un Rechazo con contenido. “No nos cerramos a la idea de cambiar la Constitución, desde esa perspectiva creemos que poner sobre la mesa que el actual Congreso, considerando todas las propuestas de reforma a la Constitución que se han presentado, la que incluye la de la ex presidenta Bachelet, se cree una comisión bicameral compuesta por 12 diputados y 11 senadores que tengan la capacidad de proponerle al Parlamento, al Congreso Pleno una reforma a la constitución actual, propuesta que en caso de ser validada, sea plebiscitada ante la ciudadanía”.

Este punto, a ojos de Macaya, es central, sobre todo, por lo que considera el error más grave de la reforma constitucional elaborada durante la presidencia de Ricardo Lagos en 2005: “Creo que el gran error que cometimos en 2005 fue no plebiscitar”.

Así, enfatizó que entre quienes defienden la opción Rechazo está muy presente la idea de hacerlo, pero proponiendo un camino. “Decimos que no es carente de contenido, sino que buscamos recoger lo mejor de la historia republicana de Chile. Muchos piensan que la Constitución del 80 se inventó cuando no había democracia en Chile, pero hay un montón de cosas que emanan de la más rica tradición constitucional de Chile de los últimos 200 años”.

Entre las propuestas de modificación constitucional, el diputado mencionó la importancia de la modernización del Estado, esto porque “funciona en lógica siglo XX y no XXI. Tengo la impresión que no es un Estado al servicio de los ciudadanos sino de la política”.

Un segundo punto de cambios tiene que ver con la regionalización, así planteó “incorporar una mirada donde las regiones tengan la capacidad de descentralizarse con estructura tributaria que se separe de lo central”, esto porque “el centralismo es una bomba muy cerca de explotar. La política tiene que entregar poder a la ciudadanía, ojalá con transferencias directas”. 

Además, y entre otros ajustes, la reforma al Tribunal Constitucional y al Ministerio Público.

Para el grupo es fundamental entender que durante los últimos treinta años en Chile han pasado cosas positivas, entre ellas las que permitieron la reducción de la pobreza en el país, por eso, rechazan a la “izquierda acomplejada” de lo que fueron esos años, a quienes critica por la “presión” en la que han caído y que les ha hecho no reconocer el aporte que todos estos años tuvieron para el país. Así, aseguró que en los últimos años de la política chilena, lo que se ha visto es que tanto desde el Frente Amplio como del Partido Comunista “les corrieron el cerco en un país centrado, que no había recurrido a la violencia”.

“La Concertación lideró con las ideas que derrotaron la pobreza en el mundo, más que con las ideas de la derecha, pero ese solo hecho, hoy, para personas de la centro izquierda que se vieron acorraladas, se generó esta dicotomía y terminaron entregándoselo a las ideas de la centro derecha”, indicó expresando las razones del porqué sienten que pueden tener un tercer gobierno del sector.