Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 4 de marzo de 2024


Escritorio

Anamuri en el Día de la Mujer Rural: “Queremos los mismos derechos que los dirigentes campesinos”

En conversación con nuestro medio, la secretaria general de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas profundizó en temas como la crisis de los cuidados del hogar y la alimentación en medio de la pandemia. “Las cajas de alimentos que entrega el Gobierno no son lo que consume la mujer campesina”, criticó.

Eduardo Andrade

  Jueves 15 de octubre 2020 20:14 hrs. 
Mafalda Galdamez.

Compartir en

Con el reconocimiento de las Naciones Unidas, desde el año 2008 se conmemora a nivel internacional el Día de la Mujer Rural, una jornada que invita a la reflexión respecto del aporte económico y social realizado por un grupo que representa un cuarto de la población mundial, además de los desafíos pendientes que tienen los Gobiernos locales para satisfacer sus demandas.

Al respecto, nuestro medio conversó con la secretaria general de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Anamuri), Mafalda Galdames, quien partió explicando el motivo de su existencia como organización, relacionado directamente con las brechas de género que como mujeres encuentran en las propias agrupaciones del mundo campesino.

“Veíamos que en las organizaciones mixtas no iba a haber muchos cambios hacia la participación real de la mujer y hacia la toma de decisiones y la incidencia política. Nosotras queremos incidir políticamente porque también somos mujeres políticas y por lo tanto queremos estar en la misma igualdad de derechos que nuestros pares, los dirigentes campesinos, por lo tanto vamos a seguir luchando por derribar esas brechas”, precisó.

1

Problemas de este tipo, según Galdames, repercutieron directamente en la visibilidad que tiene la participación de la mujer principalmente en las actividades productivas del país, lo cual, en un contexto de pandemia, se ha visto aún más agravado.

Así, para la activista de Anamuri, una de las demandas que defienden como organización es la reflexión entorno a la llamada economía del cuidado, un aporte realizado en su mayoría por mujeres en la coyuntura actual y que, sin políticas estatales, ha menoscabado tanto en su desempeño laboral como en su salud física y mental.

El mundo de las mujeres campesinas también se ha visto afectado en cuando al cuidado dentro de la casa, las labores de educadoras las han tenido que hacer ellas en sus casas. Tal vez las mujeres campesinas puedan tener más espacios abiertos con el sistema de las huertas, de animales, pero el tener que asumir en tiempos de pandemia, el cuidado de adultos mayores y enfermos en sus casas ha sido una doble carga que no estaba contemplada”, explicó.

3

En este sentido, para Galdames, las respuestas del Gobierno han sido insuficientes y han dejado de lado a la mujer rural, afectada también por brechas digitales y comunicacionales para el acceso a la información durante este año. Asimismo, la secretaria general de Anamuri criticó que los planes de apoyo como la entrega de cajas de alimentos no hayan tenido una perspectiva que incluya la realidad rural.

Las famosas cajas que entrega el Gobierno no son el alimento que consume la campesina y la mujer indígena. Como organización este año solicitamos semillas para que se distribuyeran en las familias, para entregar a las huertas, y nos dijeron que no había semillas. Para nosotras ese era un apoyo fundamental, que desde las propias economías locales las mujeres pudieran intercambiar semillas, y esa fue una campaña que tuvimos que hacer desde las organizaciones”, explicó.

Además de los efectos inmediatos que habría tenido la implementación de un plan nacional de reparto de semillas, Galdames asegura que esto habría sido un puntapié inicial para repensar las lógicas de consumo y volver a mirar al campo como la principal fuente de alimentación. Este tipo de prácticas, según dijo, están siendo llevadas a cabo también por Anamuri incluso en juntas vecinales de comunas citadinas, con efectos favorables en medio de la crisis económica.

Síguenos en