Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Victoria del MAS en Bolivia pone en entredicho “error” de la OEA sobre anulada elección de Evo Morales en 2019

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, acusó un fraude electoral por parte del ex presidente boliviano el año pasado, por lo que se anuló su reelección, sin embargo, el contundente triunfo de Luis Arce este domingo validaría el apoyo que en su momento también obtuvo Evo Morales.

Camilo Villa J.

  Lunes 19 de octubre 2020 22:04 hrs. 
Luis Almagro


“Nadie se lo esperaba”, recalcan los medios bolivianos, pero lo cierto es que las encuestas ya avizoraban un triunfo en primera vuelta de Luis Arce, el candidato del Movimiento al Socialismo que arrasó en la elección presidencial de este domingo y que devuelve el Palacio Quemado al partido de Evo Morales.

Con más de un 52 por ciento de los votos, el ex ministro de Economía disipó todos los cuestionamientos en torno al apoyo del pueblo boliviano al MAS, colectividad muy cuestionada por las actuales autoridades de Bolivia, pues le imputaban la elaboración de un fraude que llevó a Evo Morales a ganar la elección presidencial del 2019.

Si bien tanto el MAS como Evo Morales -hoy exiliado en Argentina- negaron siempre el supuesto fraude, autoridades internacionales no dudaron en condenar la “tramposa” victoria del primer presidente indígena de Bolivia.

Desde la Organización de Estado Americanos (OEA) elaboraron un informe en el que acusaron, efectivamente, un fraude, y su secretario general, Luis Almagro, comenzó a criticar, mediante la prensa y sus redes sociales, a ex presidente Evo Morales.

“En Bolivia hubo un golpe de Estado cuando Evo Morales cometió fraude electoral”, llegó a afirmar Almagro en una sesión de noviembre del 2019, justificando, además, la intervención militar en el país vecino. “El Ejército debe actuar conforme a su mandato. Nadie ha excedido el poder hasta ahora”, sostuvo en ese entonces.

Pero el contundente apoyo que recibió Luis Arce este domingo pone en tela de juicio las afirmaciones de Almagro y la OEA, pues, incluso, Arce sacó más votos de los que obtuvo Morales en el cuestionado momento, cuando alcanzó el 47,08 por ciento de los sufragios.

Esto, sin tomar en cuenta estudios académicos provenientes del propio Estados Unidos que descartan un fraude en la elección de Morales el 2019, como el elaborado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Los candidatos Luis Arce (i), como presidente y David Choquehuanca (d) como vicepresidente del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales. EFE/Mart’n Alipaz/Archivo

Los candidatos Luis Arce (i), como presidente y David Choquehuanca (d) como vicepresidente del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales. EFE/Mart’n Alipaz/Archivo

Ante esta constatación, el analista internacional y académico de la Universidad de Santiago Fernando Estenssoro, no dudó en afirmar que Evo Morales ganó legítimamente el año pasado, y la acusación de fraude fue una operación elaborada desde Estados Unidos, con el apoyo de la oligarquía boliviana y regional, siendo uno de los agentes más entusiastas el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

“Así como hoy se sabe, a través de la desclasificación de archivos de la CIA, que el golpe a Salvador Allende fue digitado desde Estados Unidos en alianza con algunos sectores políticos de Chile, en Bolivia pasó igual, y uno de los operadores del Golpe fue Luis Almagro”.

Pero el doctor en Estudios Americanos, advirtió que un nuevo intento por parte de EE.UU., la derecha boliviana y la OEA por sacar al MAS del poder sería extremadamente difícil, pues la contundente victoria de Arce vino a confirmar el apoyo mayoritario de los bolivianos hacia el partido de Morales.

“Las propias pruebas están demostrando de que Evo Morales, o sea el MAS, tiene un tremendo apoyo, y hoy ya no pueden ocultarlo, porque si quieren pasar a llevar esta elección, Bolivia cae en guerra civil. Si bien es cierto que generaron un clima adverso para poder justificar el golpe a Evo, hoy, con un candidato distinto, y con Morales afuera del escenario, el MAS vuelva a ganar. Por lo tanto, la ciudadanía de Bolivia está apoyando lo que son las transformaciones sociales, políticas y económicas profundas que hizo el MAS”.

Sobre las posibles razones que habrían motivado a Estados Unidos y la OEA a realizar una operación contra el MAS, Estenssoro sostuvo que sería la pérdida en influencia del país norteamericano en la vecina nación.

“El golpe a Evo Morales fue una excusa de un problema mayor, y el problema mayor es que Estados Unidos está perdiendo su influencia en Latinoamérica como la tuvo después de la Segunda Guerra Mundial”.

Más moderada fue a académica del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, Paz Milet, quien afirmó que no se debe llegar a conclusiones, respecto de cuestionamientos a Almagro, basados en resultados electorales de dos candidatos distintos.

De todas maneras, la analista internacional criticó las afirmaciones que el secretario general de la OEA hizo en su momento, pues, a juicio de Milet, una autoridad internacional no debe manifestarse sin tener información previa.

“Es cuestionable que, en ese momento, la OEA, a través de su secretario general, haya hecho este tipo de manifestaciones sin haber contado con la debida información, eso es lo que ha sido criticado y es el porqué, en este proceso electoral, a Almagro le toca enfrentar tantos comentarios y presiones. Pero sí es cuestionable, porque una autoridad internacional debe manifestarse cuando tiene toda la información del caso”.

De todas maneras, la académica expresó que, luego de conocerse la aplastante victoria de Arce, el MAS tendrá muchas más garantías respecto de eventuales campañas en su contra, ya que la oposición quedó totalmente debilitada.

“El MAS logró consolidarse como una fuerza política sin capacidad de enfrentamiento por parte de los otros actores, quienes no han logrado generar una fuerza de contraposición. Siguen siendo muy débiles”.

OEA

Quien también se refirió al rol de Almagro y la OEA respecto del proceso boliviano, fue el analista internacional Guillermo Holzmann. A su juicio, las afirmaciones del secretario general del organismo regional reafirman que la OEA no está aportando a la solución de problemas en la región.

“El rol de la OEA dentro del Hemisferio ha pasado por épocas de mayor o menor cuestionamiento, pero es evidente que la OEA no es el organismo multilateral que permite solucionar los problemas políticos de la región tanto por su conformación como por estar demasiada influenciada por Estados Unidos”.

Para el académico de la Universidad de Valparaíso, la OEA carece de instrumentos para cumplir su rol cohesionador en la región.

“Se disminuyen mucho más los proyectos comunes que puedan ayudar a cada uno de los países a salir adelante (…) No posee los instrumentos suficientes para avanzar hacia acuerdos entre los países y, a su vez, los países no la han fortalecido adecuadamente para poder neutralizar la influencia de los países que tienen mayor capacidad para generar presión”.

Pese a los cuestionamientos, las críticas, y sus afirmaciones del pasado, este lunes Luis Almagro debió reconocer el triunfo de Luis Arce, incluso lo felicitó vía Twitter.

“El pueblo de Bolivia se ha expresado en las urnas. Felicitamos a Luis Arce y David Choquehuanca. Estoy seguro que desde la democracia sabrán forjar un futuro brillante para su país. Un reconocimiento al pueblo boliviano”, posteó el ex canciller uruguayo.

Ante esto, el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, contestó:

“¡Qué eufemismo! La “tesis” de la OEA sólo costó la desestabilización de un Gobierno democrático, una brutal represión, y varias decenas de fallecidos, ante la indiferencia o abierta complicidad de la prensa mundial”.

La victoria de Arce fue aplastante, pero según muchos analistas dejó en evidencia un profundo error de la OEA, que dejó como saldo decenas de muertos. Almagro no se ha referido al respecto.