Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

“Es una ley fascista”: Chile Vamos acude al TC buscando evitar avance del proyecto que sanciona el negacionismo

Fueron 57 los diputados y diputadas del oficialismo los que firmaron el requerimiento de inconstitucionalidad presentado ante el Tribunal Constitucional, acusando que la que tipifica el delito de negacionismo "es una ley fascista" y que significaría "coartar la libertad de expresión".

Diario UChile

  Martes 20 de octubre 2020 13:40 hrs. 
WhatsApp Image 2020-10-20 at 11.30.08



Cincuenta y siete firmas totalizaron los diputados de Chile Vamos para recurrir este martes al Tribunal Constitucional (TC) con el objetivo de que se pronuncie respecto del proyecto de ley que tipifica como delito el negacionismo, en relación con las violaciones a los derechos humanos cometidas en Chile durante la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet.

El bloque acudió a eso de las 11.30 horas hasta las dependencias del organismo, liderados por los diputados RN Camila Flores y Luis Pardo, además del diputado UDI Osvaldo Urrutia y el diputado Evópoli, Francisco Undurraga. Entre los principales argumentos que esgrimen en el requerimiento de más de 400 páginas, están el de que su aprobación en la Cámara no se apegó a las normativas de quórum y que, además, esta iniciativa coartaría la libertad de expresión.

Así lo manifestó la diputada RN Camila Flores, quien se refirió a este punto a las afueras del Tribunal Constitucional. “El día de hoy nos encontramos haciendo este requerimiento en el TC que busca restablecer un derecho que en toda democracia, democracia fuerte y con un cimiento importante, es fundamental; que es la libertad de expresión”, señaló al llegar al TC. “La libertad de expresión es fundamental, para poder desarrollarnos más allá de las legítimas diferencias de opiniones que podamos tener, pero debemos respetarnos. Y desgraciadamente, con esta norma que fue aprobada del negacionismo, se va contradictoriamente en absoluta oposición a lo que es la libertad de expresión“, agregó Flores.

El proyecto busca sancionar a quien justifique, apruebe o niegue las violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado durante la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet y que están consignadas en diversos informes avalados por organismos nacionales e internacionales de derechos humanos. Esto, con sanciones que incluyen la pena de presidio menor en su grado medio (es decir, de 541 días a 3 años), y multas desde 40 a 60 UTM.

A su vez, el diputado UDI Osvaldo Urrutia, fue más allá y calificó la iniciativa como “una ley fascista”, asegurando que con este requerimiento lo que buscan es también defender derechos como la libertad de prensa. “Hemos presentado este recurso para indicarle a los parlamentarios que votaron a favor de esta ley fascista, que son los mismos que han ido a besarle la mano a un Maduro, a un Chávez, a un Fidel Castro, hoy día pretenden silenciarnos cuando nosotros contextualizamos lo que ocurrió en Chile en nuestra historia reciente“, dijo Urrutia.

“Pretender acallarnos es antidemocrático y eso es lo que estamos haciendo, estamos defendiendo nuestro derecho a opinar, estamos defendiendo el derecho a la libertad de prensa, estamos defendiendo el derecho a la libertad de expresión de cualquier chileno”, manifestó el diputado UDI.

El requerimiento de inconstitucionalidad presentado por 57 parlamentarios de Chile Vamos busca impugnar el proyecto de ley que tipifica como delito el negacionismo. Foto: Radio Universidad de Chile.

El requerimiento de inconstitucionalidad presentado por 57 parlamentarios de Chile Vamos busca impugnar el proyecto de ley que tipifica como delito el negacionismo. Foto: Radio Universidad de Chile.

Y es que la situación, para los parlamentarios de Chile Vamos, vulneraría un derecho fundamental como lo es la libertad de expresión y pone en jaque la defensa de algunos al régimen de Augusto Pinochet. Pero no sólo adeptos a la dictadura firmaron el requerimiento. También lo hizo el diputado Evópoli, Francisco Undurraga, quien se manifestó contrario a la dictadura de Pinochet y comentó sus razones para participar de la presentación. “Para mí el régimen de Pinochet fue una dictadura y se atropellaron los derechos humanos. No voy a cesar nunca de señalarlo, pero precisamente porque hoy día tengo la posibilidad de expresarlo. Desde ese punto de vista, así como durante la dictadura yo fui un opositor a la misma, hoy día soy un opositor a esta ley“, indicó Undurraga.

“Creo que esta es una ley irracional, va contra la democracia, uno de los sustentos de la democracia es el ser capaz de disentir con el legítimo aprecio al debate de las ideas, y desde ese punto de vista no podemos permitir que éstas sean penalizadas porque alguien piensa distinto o una mayoría piensa distinto a la minoría”, argumentó el diputado Evópoli y vicepresidente de la Cámara.

Desde la vereda opositora, principalmente desde el Partido Comunista, quienes fueron férreos impulsores de la iniciativa, criticaron a los legisladores de Chile Vamos por esta arremetida ante el Tribunal Constitucional argumentando que así como otros derechos, la libertad de expresión también tiene sus límites y éstos están en la dignidad de la otra persona. Consultado por nuestro medio, el diputado comunista Hugo Gutiérrez, aseguró que desde la derecha chilena presentaron este requerimiento para poder defender sin tapujos la dictadura cívico-militar.

Ellos quieren seguir teniendo la libertad de opinar que ese fue un gran gobierno, según ellos, y no un gobierno exterminador, genocida y que cometió delitos de lesa humanidad“, sostuvo Gutiérrez. “En consecuencia, ellos lo que siguen haciendo o lo que quieren que el Tribunal Constitucional les ampare, detrás de la mentada libertad de expresión, es seguir teniendo o haciendo la defensa que han hecho de una dictadura cívico-militar que ellos mismos integraron“, agregó el parlamentario comunista.

La representación de los diputados la asumió el abogado Rodrigo Pinochet. En concreto, en el documento presentado ante el TC se señala que la iniciativa vulneraría artículos como el 19 de la Constitución Política, en sus numerales 2, 3, 12 y 26, como también el artículo 69, este último debido a que el proyecto, señalan desde Chile Vamos, se le habría ingresado modificaciones que no tenían relación directa con su idea matriz.

Cabe recordar que el proyecto fue despachado hace tres semanas desde la Cámara de Diputados al Senado, en donde deberá sortear su último trámite, a menos que el Tribunal Constitucional se pronuncie y decida declarar inconstitucional la iniciativa.