Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

¿Policía paralela?: Municipalidad de Santiago busca equipar a sus funcionarios con gas pimienta, esposas y bastones retráctiles

La administración del alcalde RN Felipe Alessandri abrió una licitación por $40 millones para adquirir elementos disuasivos, pese a no contar con protocolos que regulen su uso por parte de los funcionarios municipales.

Tomás González F.

  Miércoles 28 de octubre 2020 20:11 hrs. 
Captura de pantalla 2020-10-28 a la(s) 19.48.49



La sesión de este miércoles en el Concejo Municipal de la Municipalidad de Santiago estuvo marcada por una acalorada discusión en torno a la aprobación de un gasto de $40 millones para equipar a los funcionarios de la seguridad municipal con bastones retráctiles, aerosoles de gas pimienta, esposas y chalecos antibalas. 

El debate tuvo su inicio este martes, cuando la licitación a través de la cual se pensaba adquirir estos elementos fue revisada por las comisiones del Municipio, generando una alerta inmediata en los concejales opositores a la gestión del alcalde RN Felipe Alessandri. El edil fue acusado de querer crear una “policía paralela” en la comuna de Santiago, en momentos en que las manifestaciones han seguido su curso y pese a que el mandato legal de la seguridad municipal no le entrega facultades para el control del delito. Y es que la Municipalidad pretendía comprar 100 chalecos antibalas, 100 esposas de seguridad de acero inoxidable, 100 bastones retráctiles de alma metálica cubiertos en policarbonato y 100 dispositivos de gas pimienta con distancia de disparo de hasta tres metros.

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandr

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri (RN), abrió una licitación para adquirir 100 chalecos antibalas, 100 esposas de seguridad, 100 bastones retráctiles y 100 dispositivos de gas pimienta. Foto: Archivo.

“Preocupada”, se manifestó la concejala independiente Rosario Carvajal, quien sostuvo que su preocupación no pasa sólo por quienes puedan verse afectados ante un uso indiscriminado de estos elementos; sino que también por los propios funcionarios, a quienes no se les habría entregado preparación alguna para utilizarlos.  Parece que el alcalde va en el camino de una policía paralela, hay que recordar que las facultades legales de los municipios es de coayudante en materia de seguridad”, recalcó la edil.

La utilización de estos elementos, gas pimienta que en definitiva es una especie de arma química, con funcionarios que no tienen la preparación ni la capacitación para estos temas, es grave”, manifestó Carvajal.

En el Municipio no hay aún protocolos que regulen el uso de estos elementos, lo que preocupó a los miembros del Concejo. En conversación con nuestro medio, el concejal PPD Alejandro Morgado sostuvo que desde la administración de Alessandri aseguraron que éstos serían elaborados después de que se llevase a cabo la licitación. “Consultamos por los protocolos, se nos señaló que no los tenían materialmente y que los iban a poner a nuestra disposición a la brevedad posible. No sabemos su naturaleza, ni las características del mismo, ni su redacción”, criticó Morgado.

Me extraña de verdad y me parece de una extrema liviandad que se haga todo un proceso licitatorio, en la cual se incluye gas pimienta, siendo que este tema no está aún regulado y no existen protocolos”, lamentó el concejal PPD.

La carencia de una regulación del uso de este tipo de elementos fue la principal piedra de tope para las pretensiones de Alessandri, pese a que contaba con la venia de gran parte del Concejo. Incluso opositores a su gestión se habían abierto a aprobar el financiamiento de implementos de seguridad para los funcionarios, entendiendo el contexto agitado al que muchas veces se ven enfrentados.

Miles de chilenas y chilenos salieron a las calles de Santiago a celebrar los resultados del Plebiscito Nacional 2020, en donde la opción Apruebo se impuso con un 78 y la Convención Constitucional con un 79. Foto: Tomás González F.

Miles de chilenas y chilenos han salido a las calles de Santiago a celebrar los resultados del Plebiscito Nacional 2020, y a manifestarse por las condiciones socioeconómicas del país. Foto: Tomás González F.

“Logro comprender las razones, más allá de la posición política que yo pudiese tener. La comuna de Santiago es una comuna muy contingente, el estallido social nos revolvió mucho, por otra parte los comerciantes ambulantes están no regulados y está desatado el conflicto. Sin embargo, el escenario social y político en el que nos encontramos puede generar que esta adquisición de estos materiales violente aún más los conflictos dentro de la comuna”, sostuvo la concejala PRO Natalia Contreras.

Por una parte, comprendemos que ellos están en la calle y que desde el estallido social se han más vulnerados y sobreexplotados en sus funciones, por lo que un chaleco antibalas se comprende perfectamente. Pero el uso de gas pimienta, en el escenario en el que nos encontramos, puede afectar aún más”, agregó a nuestro medio.

Finalmente, a eso de las 17 horas fue abordado como el último punto en la tabla del Concejo Municipal. Fueron tantos los resquemores que causó el eventual uso de gas pimienta por parte de los funcionarios municipales, que el alcalde Felipe Alessandri echó pie atrás respecto de aquel ítem de la licitación y pidió a la instancia aprobar el resto. Esto le valió duras críticas de algunos de los presentes que apoyaban el uso del gas pimienta, las que sólo pudo apaciguar con una reunión en privado.

Sin embargo, el resto de los concejales le hicieron ver al jefe comunal que, según dictan las normas de la administración municipal, la licitación no podía ser votada de inmediato y tendría que ser nuevamente revisada por las comisiones. Fue así como el Concejo Municipal terminó quitando el punto de la tabla y la licitación no siguió su curso; por ahora.