Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Muestra Nacional de Dramaturgia comienza con histórica versión virtual

El encuentro organizado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio comienza este miércoles 18 de noviembre. En esta ocasión, cuenta con la dirección artística de Isidora Stevenson y Marco Antonio de la Parra.

Diario Uchile

  Martes 17 de noviembre 2020 9:57 hrs. 
MND 2020



El próximo miércoles 18 de noviembre a las 20:00 horas se dará inicio a una nueva edición de la Muestra Nacional de Dramaturgia. El encuentro más importante de la escritura teatral chilena tendrá una versión histórica, pues por primera vez se llevará a cabo de manera completamente virtual y con un fundamental aporte descentralizador, al tener un fuerte anclaje territorial en la Región de Coquimbo.

“Hoy se abre un telón virtual para una nueva edición de este encuentro que pone al centro la importancia de la dramaturgia. Es crucial en tanto memoria, identidad y como contenedora de reflexión social sobre los procesos históricos y sociales que nos cruzan. Este nuevo escenario virtual nos da la posibilidad de alcanzar nuevos públicos y nuevos lugares”, sostuvo la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés.

Isidora Stevenson, en tanto, destacó el aporte descentralizador. “Estamos muy orgullosas y orgullosos de poder cambiar ciertas maneras que tenía siempre la Muestra de realizarse, ampliar los márgenes, correr los cercos y hacerla con equipos de distintas regiones del país. De esa manera, democratizar y descentralizar tanto a las audiencias como a los equipos de trabajo”.

Si bien la crisis sanitaria no permitió que se realizara físicamente en Coquimbo, la edición se ha trabajado en enlace con el Teatro Municipal de Ovalle y el Centro Cultural Palace, además de equipos y elencos de la zona. Su carácter virtual permite una importante oportunidad para llegar efectivamente a todo el país.

Grilla

Las obras ganadoras The Tank Man de Marcia Césped; Tú no eres, hermana, un conejo corriendo desesperado por el campo chileno de Marcelo Leonart; Dame un minuto, esto va a ser breve de Macarena Araya, Nakamoto (Hiroshima/Santiago) de Marcelo Simonetti y Un caso aislado, de Catalina Cerda, serán interpretadas por elencos de la región de Coquimbo, trabajados en codirección con artistas de la zona, además de Valparaíso, RM y Biobío.

Serán once días con distintas actividades gratuitas transmitidas de manera abierta a través del canal de YouTube Muestra Nacional, entre las que se cuentan: una clase magistral de Andrea Jeftanovic, el lanzamiento de un catálogo en línea de contactos y difusión de editoriales de teatro, dramaturgia y teoría teatral, mesas de conversación en torno a la crítica, programación y edición en artes escénicas. Además, la presentación de la investigación del proyecto “Recuperación histórica y patrimonial de la dramaturgia de mujeres chilenas del siglo XX”, a cargo del Núcleo de Investigación y Creación Escénica, NICE y el estreno del documental “EVIDENCIAS, Las otras dramaturgias”, además del homenaje al destacado crítico nacional de artes escénicas Agustín Letelier.

“Coquimbo es el punto de despegue. Desde aquí partirán las obras para todo Chile y el extranjero. Durante dos semanas nos llenaremos de teatro, aprovechando todos los recursos digitales para transmitir por las más diversas plataformas. Así es esta extraña Muestra Nacional, la de 2020, la de la pandemia, la del estallido social… Más nacional y dramática que nunca”, concluyó Marco Antonio de la Parra.

La Muestra Nacional de Dramaturgia es un programa que nace en 1994, organizado por la Secretaría de Comunicación y Cultura (SECC) de Gobierno. Su objetivo fue proponer un espacio para la promoción de la escritura dramática. Actualmente, esta actividad la realiza el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través de la Secretaría Ejecutiva de Artes Escénicas. Es un programa bienal en el que se realiza un año el concurso y, el siguiente, la puesta en escena de las obras ganadoras. En más de dos décadas, la Muestra ha sido una actividad fundamental para el desarrollo del teatro chileno, un semillero de dramaturgos y un espacio de difusión y vigencia para autores con trayectoria.