Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 3 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Ricardo Yáñez, el nuevo General Director que carga la mochila de Carabineros

El sucesor de Mario Rozas deberá liderar la muy necesaria reforma a la institución luego de los negros episodios de represión y numerosas denuncias de violaciones a los derechos humanos por parte de los uniformados. ¿Quién es el nuevo oficial de mayor rango de la policía chilena?

Claudia Carvajal G.

  Jueves 19 de noviembre 2020 18:11 hrs. 
yañez-696x625


Lo ocurrido en el centro asociado del Sename Carlos Macera en Talcahuano fue la gota que rebasó el vaso de Mario Rozas al mando de la institución. Los cientos de mutilados de la revuelta social iniciada en octubre de 2019, el empujón al adolescente de 16 años en el puente Pío Nono el pasado 4 de octubre y las innumerables denuncias de abuso policial hicieron insostenible la permanencia del periodista y Magister en Comunicación Estratégica a cargo de Carabineros de Chile.

Su sucesor es justamente quien fue considerado su mano derecha durante todo el periodo que duró su mandato en la institución uniformada: Ricardo Yáñez Reveco.

Yáñez asumió el 6 de noviembre el cargo de subdirector cuando Carabineros informó de la conformación del nuevo Alto Mando para el 2021, previo a ello ocupaba la posición de Director Nacional de Orden y Seguridad. Nacido en San Fernando, egresó de la enseñanza media del Instituto San Fernando, perteneciente a la congregación marista; luego de ello ingresó a la Escuela de Oficiales de la que egresó en 1988 con el cargo de subteniente. Realizó la mayor parte de su carrera en comisarías y fue mientras realizaba su labor en la región de Tarapacá que alcanzó el ascenso a general.

Según consignaron fuentes cercanas al flamante mandamás de Carabineros a La Tercera, Yáñez es especialista en  labor operativa y estadística y mientras ejercía funciones como jefe de la prefectura Oriente implementó, junto al general Víctor Herrera, un sistema de análisis de datos georeferenciados de los puntos de mayor incidencia delictual de la zona.

unnamed (2)

Las reacciones al nombramiento

La asunción de Yáñez al puesto más alto de la institución uniformada provocó diversas reacciones en el mundo social y político. Desde Amnistía Internacional criticaron  la figura del nuevo general director dado el cargo que ostentaba antes de este nombramiento y “durante un periodo en el que se cometieron graves violaciones a los derechos humanos que deben ser investigadas por la Fiscalía”, según se lee en un comunicado difundido por la organización de derechos humanos.

“Para Amnistía Internacional no es suficiente el cambio de este cargo, pues es necesario persistir en la necesidad de que investiguen a todos los mandos y ex mandos, y se lleve a cabo una reforma estructural a la institución que permita desmoronar la tradición de impunidad en la que opera la policía chilena, dicha reestructuración debe garantizar que hechos tan dramáticos y generalizados no vuelvan a ocurrir más”, señaló Ana Piquer, Directora Ejecutiva de la organización.

“Es imprescindible que se investigue a cabalidad lo sucedido ayer en Talcahuano como también todas las otras violaciones a los derechos humanos que ocurrieron, con mayor intensidad, tras el 18 de octubre del año pasado. Es trascendental que se investiguen los protocolos utilizados y las órdenes recibidas, de forma expresa y tácita, desde los mandos superiores, tanto a nivel administrativo interno, como también por parte de los tribunales de justicia, y que se sancione a quienes resulten responsables de acuerdo a la gravedad de los hechos”, señalan en el documento difundido por Amnistía Internacional.

Desde el mundo político también hubo diversas declaraciones respecto del nombramiento del nuevo General Director. Así, el diputado Luis Rocafull criticó duramente que quien lleve el mando de una institución tan cuestionada sea, precisamente, un oficial que también está siendo objeto de una investigación por su presunta participación en los abusos y represión policial. El diputado expresó que este nombramiento “no tiene ningún aporte ni ninguna solución al problema que estamos viviendo”.

Luis rocafull

Diputado Luis Rocafull

En la sala de la Cámara de Diputados, también generó ruido el nombre del general Yáñez. Durante el debate de la glosa presupuestaria del Ministerio de Vivienda y Urbanismo se produjo un nuevo episodio de la ya larga historia de micrófonos abiertos, cuando el diputado UDI Patricio Melero olvidó apagar el suyo y se escuchó, tanto en la transmisión online como en la misma sala, como su correligionario Javier Macaya comentaba sobre las posibles simpatías políticas del  nuevo mandamás de Carabineros.

El director general de Carabineros es más zurdo que la chucha (sic). Yo le dije a Chadwick, pero nunca pescaron” expresó el diputado por la región de O’Higgins.

Posteriormente, el parlamentario debió salir a ofrecer disculpas por lo sucedido y aseguró que nunca había utilizado ese tipo de términos para hablar de un uniformado.

“Le pido disculpas (…) la ideología de los carabineros no pueden obstar para que nos pongamos detrás de ellos”, expresó.


La diputada por San Fernando, Alejandra Sepúlveda criticó a su colega Macaya, también parlamentario por esa zona y aseguró que las declaraciones del parlamentario representante de la UDI están fuera de lugar.

“Uno supone que para la selección del cargo no tiene ninguna importancia cuál es la tendencia que tenga la familia si no cuáles son las características de esa persona, el tipo de liderazgo que pueda ejercer al interior de la institución, pero además una hoja intachable que ilumine sea ejemplarizadora para los funcionarios de Carabineros. Creo que no corresponde ese tipo de comentarios”.

Según lo señalado por el propio Presidente Sebastián Piñera a la hora de designarlo como general director de Carabineros, Ricardo Yáñez será el encargado de llevar adelante el proceso de modernización de la institución fundada por Carlos Ibáñez del Campo en 1927. Un proceso largamente pospuesto y que tanto la ciudadanía como los expertos urgen a llevar adelante en el breve plazo dejando atrás el concepto militar que la inunda pasando a otro de carácter civil y con un enfoque en los derechos humanos de la ciudadanía.