Diario y Radio U Chile

Año XIII, 23 de julio de 2021

Escritorio MENÚ

Claudio Nash: “Se debe revisar la institucionalidad del INDH”

El académico de derechos humanos criticó el informe anual entregado por el Instituto de Derechos Humanos el cual, a su juicio, no entrega la visión global sobre las violaciones a los derechos fundamentales ocurridas en Chile en el último año. "Lo que se pierde cuando no tenemos un buen informe anual es mucho, no es sólo el INDH el que está en deuda, es el sistema de derechos humanos en Chile el que está en deuda", aseguró.

Diario Uchile

  Viernes 11 de diciembre 2020 9:54 hrs. 
En la imagen, Claudio Nash.


En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, Claudio Nash, académico y coordinador de la Cátedra de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho Universidad de Chile se refirió al informe anual del Instituto de Derechos Humanos (INDH) recientemente presentado por la institución.

El experto en derechos humanos relevó los dos niveles en los que se puede situar el análisis del informe, uno es el contenido del documento en términos de los aportes a la discusión sobre pandemia y derechos humanos, y la otra más macro, sobre el rol que está cumpliendo el informe, y ahí se mostró crítico, ya cuestionó si el INDH está cumpliendo o no el mandato legal que tiene respecto a este tema.

Sobre la primera dimensión, Claudio Nash señaló que siempre es importante el informe, por su seriedad y rigurosidad con la que enfrenta la situación, da buena cuenta de los desafíos planteados en derechos humanos y la pandemia del covid-19, ya que la crisis sanitaria ha sido crisis de derechos humanos y se revela la fragilidad del sistema de salud, laboral y la seguridad social, además de la educación, que son cubiertas de buena manera por el informe.

Sin embargo, el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile planteó que el informe pudo haber sido más crítico respecto de la situación de vulneración de los derechos fundamentales ocurridas desde el estallido social y que se han profundizado en el contexto de la pandemia.

“Uno no puede dejar de leer este informe en el contexto de un país que vive una crisis de derechos humanos desde octubre del año 2019 y de alguna manera, la pandemia ha sido un acelerante en esta tendencia o regresiva autoritaria en la que ha venido el Gobierno desde octubre del año pasado, y me parece que en eso el informe podría haber sido algo más crítico de lo que es, pero en definitiva en esa materia de salud, del covid, es un informe que hace un aporte desde un enfoque de derechos humanos”.

Respecto de las carencias del informe, Nash recordó que uno de los principales mandatos legales que tiene el INDH es elaborar un informe anual sobre sus actividades, la situación de derechos humanos en el país y las recomendaciones que debe hacer, a cada repartición pública sobre esto.

El académico recordó que el año pasado no se entregó el informe completo, lo que señaló que era entendible dado que los recursos del Instituto estaban volcados a enfrentar la crisis generada por el estallido, no obstante que el INDH prometió para marzo, pero eso nunca ocurrió, y este año también el informe se hizo de manera temática, lo que calificó como grave ya que, a su juicio, “no podemos reemplazar el informe anual con informes temáticos”.

Claudio Nash reiteró la necesidad que las instituciones que deben controlar lo que realiza el INDH hagan que el instituto cumpla con su mandato legal y entregue un informe con la visión global que se le exige en la ley, por eso hizo un llamado a que la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara cite a la directiva del INDH para que dé cuenta sobre las razones de por qué está incumpliendo con la ley.

Sobre la razones por las que, desde su perspectiva, estaría ocurriendo esto Nash cree que las pugnas al interior del consejo directivo del INDH, con visiones enfrentadas respecto de las recientes violaciones de derechos humanos desde el estallido social, sería una de las principales.

Es por esto que el coordinador de la Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad de Chile, plantea que se debe revisar la institucionalidad del INDH, especialmente a nivel de consejo directivo, para poder enfrentar de manera efectiva la realidad de las violaciones a los derechos humanos. “Sería bueno que si no tienen las capacidades para cumplir su labor se sinceren y así podemos abordar una reforma profunda”, acotó.

“Tenemos que, a diez u once años de la creación del Instituto, revisar su institucionalidad si es que está preparado para un momento de crisis que ya lleva más de un año, en materia de derechos humanos, y claramente parece ser que esa institucionalidad no es capaz de absorber adecuadamente el desafío que hoy día le presenta la realidad”. 

Claudio Nash recordó que la actual es la crisis más grave de violaciones de derechos humanos más grave desde el fin de la Dictadura, por ende esta situación no se resolverá por si sola. Se hace necesaria una mirada país sobre derechos humanos, y la única institución que la puede hacer es el INDH.

El académico de la Universidad de Chile destacó que nadie puede reemplazar la mirada integral que la ley determina que debe dar el Instituto, e hizo énfasis en la labor histórica que cumplen los informes del INDH ya que cuando los investigadores quieran reconstruir la historia de estos días, van a recurrir a estos informe: “Lo que se pierde cuando no tenemos un buen informe anual es mucho, no es sólo el INDH el que está en deuda, es el sistema de derechos humanos en Chile el que está en deuda en estos minutos en el país”.

Finalmente, sobre el sistema de protección derechos humanos en Chile y los lineamientos que se debieran incluir en la futura Convención Constitucional, Nash señaló que se debería consignar un sistema orgánico que permita la protección de derechos, como es una defensoría de derechos humanos, un ombudsperson que pueda tomar casos de violaciones a los derechos humanos y que les pueda otorgar la necesaria coordinación para su defensa, si bien existen instituciones que cumplen en parte esta función, pero no reemplaza la labor que el Estado puede hacer en esta materia, lo que califica como una deuda pendiente. 

“El estado tiene que -a través de su institucionalidad- tener una mirada integral de protección orgánica de derechos humanos, y eso debiera tener rango constitucional. Eso es lo que hace en la experiencia comparada que eso tiene un rango constitucional, es un organismo autónomo, con presupuesto, con capacidad de incidencia y eso es una deuda  pendiente en este país hace 30 años, y uno lo que esperaría es que la futura constituyente resuelva eso y que, efectivamente, tengamos una defensoría de derechos humanos en Chile tan necesaria, y lo hemos visto desde el 18 de octubre en adelante”.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.