Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de septiembre de 2022

Escritorio

Eclipse 2020: un evento único e histórico en medio del caos por COVID-19

El evento de este lunes 14 tiene expectante a gran parte de la ciudadanía, pero está lejos de asemejarse a lo vivido en 2019 en el norte del país, pues la pandemia impedirá vivir en masa y con normalidad el momento en que se oculte el sol.

Andrea Bustos C.

  Sábado 12 de diciembre 2020 14:56 hrs. 
Eclipse

Compartir en

“La gente tiene una avidez frente a lo inusual”. Así se expresó el astrónomo y profesor de la Universidad de Chile José Maza, sobre el evento astronómico más importante de este año: el eclipse total de sol en La Araucanía.

Este ocurrirá el próximo 14 de diciembre a eso de las 13 horas, y tendrá una visión total en zonas de La Araucanía, hecho que ha convocado la atención de miles de turistas nacionales e internacionales.

Y es que en medio de un año caótico como este 2020 en que la pandemia de COVID-19 ha azotado con fuerza al mundo y nuestro país, un evento histórico como este es un atractivo respiro en medio del encierro.

Luego de meses de cuarentenas en diversos lugares del país, más de 566 mil contagios por coronavirus y más de 15 mil fallecidos a causa de la enfermedad, a estas alturas del año chilenos y chilenas anhelan un descanso y han visto en este fenómeno astronómico una oportunidad de disfrute por algo que será prácticamente único.

Se proyecta que el siguiente eclipse en la zona pueda ocurrir en 23 años más.

“Uno se pone estos lentes especiales para eclipse y uno empieza a ver cómo al sol le falta un mordisco cada vez más grande, una hora y cuarto, después dos minutos de oscuridad total y ahí uno ya se saca los lentes y puede ver la corona solar, puede ver estrellas, creo que se van a ver cuatro planetas: Júpiter, Saturno, Marte y Mercurio, los cuatro planetas se van a ver durante el eclipse, se van a ver algunas estrellas brillantes”, explicó el astrónomo José Maza.

Sin embargo, la vivencia al 100 por ciento de este evento ha quedado descartada para las comunas en fase 1 y 2, dado que los viajes interregionales solo pueden ocurrir desde la fase 3 en adelante.

Así, por ejemplo, los habitantes de la Región Metropolitana están impedidos de viajar, situación que generó frustración en aquellas personas que llevaban semanas planeando un viaje para disfrutar el evento astronómico.

Gabriela llevaba semanas planeando sus vacaciones, las que incluían un par de días junto a amigos en una cabaña en Lican Ray, lugar desde donde vería el eclipse. Sin embargo, su panorama ya no podrá concretarse.

“Entiendo la medida, pero es algo que se pudo prevenir con una mejor trazabilidad, que es algo que ya aplican otros países para así no tomar medidas extremas como estas. El Colegio Médico ha insistido innumerables veces en esto. Y también se requiere una mejor campaña para incentivar el autocuidado, andar retando a la gente durante los balances obviamente no está funcionando como estrategia comunicacional”, señaló.

Eclipse 2

“En lo personal, ir a ver el eclipse e ir al sur y a la naturaleza significaba un descanso de la ciudad y lo estresante que ha sido este año. Quería hacer este viaje principalmente para ayudar mi salud mental, que es un tema que el Minsal obviamente no se ha tomado en serio, las consecuencias que trae el encierro a la salud mental. Entiendo que esta es la medida necesaria para el contexto en que estamos, pero es claro que el Minsal debe hacer más en la trazabilidad”, añadió.

Sin embargo, la frustración de los y las turistas contrasta con la de los habitantes del sur del país, desde donde los anuncios de protección y cordones sanitarios han sido valorados, dado que aquello aliviana el flujo de personas y disminuye el riesgo de propagación del virus.

“Con lo que está pasando en el área metropolitana inmediatamente bajó la movilidad de la capital acá a la región y a Pucón especialmente, ahí hay una merma sustancial y no hemos tenido inconvenientes acá. La gente ha ido ingresando paulatinamente a su segunda vivienda, a las parcelas de agrado, a las reservas que tenían, y muchas reservas se han postergado para después del eclipse o marzo del próximo año”, explicó el alcalde de Pucón, Carlos Barra.

Así, las imágenes de explanadas del norte de Chile llenas de gente disfrutando el eclipse, aplaudiendo, cantando y celebrando el momento no se podrán repetir este 2020 en la zona lacustre de La Araucanía.

Si bien, a pesar de las restricciones Pucón está preparado – según explicó el alcalde – para recibir una cantidad similar a la que se tiene en el peak de verano, cuando existen las condiciones de resistir una demanda de alrededor de 100 mil personas, el llamado es a evitar paseos durante esa jornada, no motivar aglomeraciones y, por el contrario, quedarse en casa y cumplir las medidas sanitarias establecidas.

“El llamado es a que la gente cumpla con los requisitos de un ingreso a una comuna en fase 3, donde no pueden venir de una comuna en fase inferior y que traigan su pasaporte sanitario, que vengan y acaten lo que la ordenanza o recomendación del municipio hace en el sentido del autocuidado permanente, mascarillas y lo que eso significa. Y, además, ver el eclipse desde su domicilio, en eso es lo que estamos insistiendo, que no haya aglomeraciones en ningún sector de la comuna, sino que la gente vea el eclipse desde el domicilio”, explicó el alcalde Barra.

Alcalde Carlos Barra

Junto a ello el jefe comunal mantuvo su llamado respecto de que quienes pueden abstenerse de ir a la zona lo hagan, dado que hay una opinión consensuada de que lo más importante es proteger la temporada estival.

“Había una expectativa grande sin pandemia y después cuando llega la pandemia se desarma el plan A que teníamos nosotros y nos estamos reduciendo a lo que hay hoy (…) Nosotros estamos dispuestos, y así se ha dicho, que preferimos sacrificar bastante el eclipse con el fin de resguardar el verano, porque el fuerte de nosotros es el verano y en eso estamos trabajado”, dijo el alcalde.

Carlos Barra destacó que, si bien las expectativas iniciales ante este evento se vieron dañadas, el orgullo de ser el centro de un evento tan importante como este sigue intacto, no solo por el significado de aquello, sino también porque contribuye a fortalecer el rol turístico de la región.

“Nos llena de satisfacción que somos el centro de la transmisión de la señal internacional a todo el mundo, que lo hará una comisión de la NASA en coordinación con la Universidad Católica que será en la falda del volcán, eso y la señal nacional de televisión van estar instaladas en Pucón. Y todos los medios de comunicación van a estar instalados en Pucón, eso ha hecho que las comunicaciones de la imagen corporativa de la comuna, como oferta turística, se haya fortalecido enormemente de eso”, afirmó Barra.

El COVID-19 no se eclipsa

A pesar de la expectación y la amplia movilidad que ya ha generado el eclipse, el COVID-19 sigue presente en todo el país, con una compleja situación en La Araucanía, hecho que alerta a las autoridades y a quienes trabajan en el ámbito de la salud sobre el posible rebrote que se podría dar tras el evento astronómico.

Un alto número de contagios, gran ocupación de las camas y pacientes derivados a otras regiones son parte del panorama de la región que prevé que una despreocupación en el eclipse podría ser muy perjudicial, puesto que a todo se debe sumar que la capacidad de reacción del sistema de salud es más lenta por la sobrecarga y también el agotamiento del personal, quien a pesar de aquello se encuentra preparado y consciente de lo que podría venir.

Según comentó el vicepresidente del Colegio Médico, Patricio Meza, efectivamente la situación es preocupante, por eso las autoridades tienen el desafío no solo de aplicar las normas como los cordones sanitarios con severidad, sino también de informar a la ciudadanía respecto a no descuidarse ante la pandemia.

“El ejercicio que tenemos que hacer en este momento es tratar de tomar todas las medidas para que no aumente de forma considerable el número de contagiados con motivo del eclipse. Por lo tanto, insistimos en el llamado a la comunidad a la responsabilidad que tiene cada uno de los que van a asistir a ver el eclipse, mantener la distancia social, por ningún motivo sacarse la mascarillas, en ningún momento. Siempre mantener la distancia física al menos de un metro y medio, lo ideal es que además en el momento de la observación no estén en lugares donde se aglomere gente”, indicó el médico.

A eso el dirigente del Colmed añadió que tampoco deben realizarse celebraciones antes, durante o después del evento en las que existan contactos estrechos, o intercambio de vasos y comida. El llamado es a siempre cuidarse.

“Estamos en un momento muy delicado de la pandemia en nuestro país y eso, sin duda, que podría ser empeorado por la vulneración de las medidas de precaución que se podrían producir con motivo del avistamiento del eclipse”, dijo Patricio Meza.

Junto a ello el médico destacó otra precaución que no debe ser olvidada durante este evento, y es la protección visual. “Si yo miro durante un minuto seguido el eclipse sin el lente de protección adecuado, lo que en el fondo estoy haciendo es que la luz del sol queme mi retina, las células que permiten ver y eso produce ceguera y es irreversible”, expresó.

En esa línea aconsejó que el eclipse solo se debe mirar con lentes que cuenten con la certificación ISO correspondiente, por poco tiempo, y no usar jamás otros elementos como lentes de sol o radiografías para ver el sol. A lo que agregó siempre mantener bajo supervisión a los niños y niñas mientras dure el evento astronómico.

Así, en un contexto sanitario tan o incluso más histórico que este eclipse, el médico concluyó: “La comunidad no debe olvidar que eclipses puede haber muchos más en la vida, pero si nos infectamos puede ser el último al que asistamos, por lo tanto el llamado es a cuidarnos”.

 

Créditos fotografía referencial: REUTERS/Rodrigo Garrido
Síguenos en